Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 GENTE 25 años sin Grace Kelly VIERNES 14 s 9 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) tro histórico de Mónaco- Montecarlo. Hasta ahí, el negocio inmobiliario y la fiscalidad no eran suficientes para convertir a Mónaco en un reino encantado. Hay incontables urbanizaciones de lujo en todo el Mediterráneo. Y la fiscalidad no asegura por sí sola el futuro de ningún reino digno de ese nombre. La historia del encuentro y mutua revelación entre Rainiero y Grace es una leyenda indisociable de Olivia de Havilland y el semanario Paris- Match que hicieron un sofisticado trabajo celestinesco Sin embargo, tampoco es suficiente la orquestación publicitaria de un noviazgo y matrimonio feliz para conseguir la dudosa resurrección de ningún reino. Queda la pista de una célebre carta íntima de Grace a Olivia, refiriéndose a Rainiero: Es encantador, encantador... El amor incluso pasional entre un hombre y una mujer tampoco asegura ningún triunfo material. Las pasiones pasan. Y queda el desencanto. Grace Kelly enterró su vida pasada. Dijo adiós a Hollywood para consagrarse a la reconstrucción de un diminuto reino encantado, con el rigor y la determinación de los conquistadores y constructores de imperios. Reconstruyó una diminuta corte familiar, con su rango, su protocolo, sus dogmas, sus creencias, su historia. Hizo suya la magna tradición de las grandes fiestas cosmopolitas, embarcando en el proyecto a sus viejos amigos de su arturiana corte cinematográfica, de Cary Grant a sir Alfred Hitchcock. Devolvió a su nueva familia el orgullo del magisterio en cuestiones como las artes del lujo. Al mismo tiempo que hacía el elogio de la elegancia patricia (enraizada en su pertenencia a la aristocracia del dinero nuevo y viejo de la Costa este; sin olvidar su formación de modelo y deportista de alto nivel) y se comprometía en las tareas de la beneficencia internacional y la ayuda humanitaria. La Reina de Inglaterra, que algo sabe de reinos bien reales, terminó por dejarse seducir por la nueva reina de un reino de nuevo cuño. La imaginería popular consagró a la princesa Grace como un icono de su tiempo, entre la leyenda y la seducción. La invención y construcción en curso del Mónaco del siglo XXI echa sus cimientos en esa trama de sueños, ilusiones, leyendas y una determinación de hierro. La celestina: Olivia de Havilland Más información sobre Grace Kelly: http: www. gracekellyonline. com www. imdb. com name nm 0000038 Grace Kelly, en un bello retrato ABC