Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 14- -9- -2007 DEPORTES www. abc. es deportes 87 Los mecánicos de McLaren tapaban ayer sus bólidos en Spa, quizá para evitar que nadie los espíe REUTERS La FIA culpa a McLaren de espionaje con una multa histórica y libera a sus pilotos El equipo de Alonso pierde todos los puntos del Mundial de constructores y recibe una penalización de 72 millones de euros JOSÉ CARLOS CARABIAS ENVIADO ESPECIAL SPA (BÉLGICA) La resolución se hizo tanto de rogar que a las cinco y media de la tarde, probablemente cansados de la espera, presos del ardor de una profesión que no admite retrasos, las webs de medio mundo comenzaron a bombardear con supuestas exclusivas mundiales, filtraciones sólo para tus ojos y demás zarandajas. Tensa vigilia en la Fórmula 1 en el mundo de internet. Ahora sí, ahora no, cinco minutos de noticia bomba y cinco más de noble desmentido camuflado. La única realidad desembarcó a eso de las siete de la tarde en Spa Francorchamps. McLaren, culpable de espionaje. Sus pilotos, no. Después del rumboso día en París, de una cita que arrancó a las diez de la mañana y que decretó una sentencia nueve horas más tarde, la Federación Internacional de Automovilismo aplicó un severo castigo a McLaren, directo al bolsillo, a su economía de supervivencia. Cien millones de dólares (unos 72 millones de euros) más la pérdida de todos los puntos conseguidos en el Mundial de constructores (166) La cantidad económica se descontará de los derechos de televisión que le corresponden a McLaren. De esos 72 millones hay que restar el dinero que el equipo pierde por no poder ser campeón del mundo de constructores, con lo cual se trata de una cantidad que McLaren no ingresará. La sanción contante y sonante podría ascender a 25 o 30 millones. Aunque inmersos en el mundo del secretismo, en diversos puntos informativos se ha valorado esta pérdida entre 50 y 60 millones. No hubo sanción para los tres pilotos de McLaren, Alonso, Hamilton y De la Rosa, a los que la Federación Internacional requirió colaboración mediante una carta a finales de agosto. Esto quiere decir que los 26 componentes del jurado- -el Consejo Mundial integrado por federativos de diferentes países- -consideran culpable a McLaren de espionaje a Ferrari, pero no a sus pilotos, receptores al fin y a la cabo de un monoplaza diseñado por las mentes pensantes de la escudería británica. Hasta aquí ha llegado la ambición personal de Nigel Stepney- -ex jefe de mecánicos de Ferrari- -y Mike Coughlan- -ex jefe de diseño de McLaren- los ya considerados oficialmente espías por la FIA. Con esta resolución, el máximo organismo mundial entiende que McLaren se benefició de la documentación secreta que Stepney suministró a Coughlan, y que no eran sólo estas McLaren estará bajo observación en 2008 por si se beneficia de los informes que posee de Ferrari. En ese caso, puede imponerse una nueva sanción La multa se descontará de los derechos de televisión y la escudería pagará en efectivo entre 25 y 30 millones dos personas las que conocían el fraude. Además, el sanedrín mundial advierte a McLaren para el futuro. En 2008 estará bajo observación permanente por si se beneficia de los informes que posee de Ferrari. En ese caso, puede imponerse una nueva sanción Dennis acudió a París junto a un ejército de abogados y el apoyo testimonial de Hamil- ton y De la Rosa. Por parte de Ferrari reapareció un gurú retirado de la circulación, Ross Brawn, el alma mater de los éxitos de la escudería roja junto a Schumacher. La reunión tuvo un intervalo de una hora para el almuerzo y siguió su curso mientras los rumores se disparaban en la sala de Prensa de Spa. Numerosas webs publicaron que McLaren había sido sancionada con la exclusión de dos años, que Alonso y Hamilton perdían 20 puntos. Y mientras los desmentidos y la falta de noticias llegaban vía sms. El carrusel de nervios se propagó por Spa hasta que a las ocho de la noche, la FIA conectó los altavoces de la sala de Prensa y confirmó las primeras impresiones emitidas por Collin Kolles, director de Spyker, presente en la vista. McLaren emitió su opinión vía comunicado. En síntesis, vino a decir que la sanción económica es el mal menor a tenor de cómo estaba la situación y que se demuestra que la dirección del equipo no conocía la existencia de informaciones secretas entre Coughlan y Stepney