Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 14- -9- -2007 TOROS www. abc. es toros 83 Paso a un imponente Perera SALAMANCA Plaza de toros de La Glorieta. Jueves, 13 de septiembre de 2007. Quinta corrida. Toros de Valdefresno, serios, incluido el sobrero, 5 bis, extraordinario: nobles, mansotes y con finales rajados. El Cid, de tabaco y oro. Pinchazo y estocada (saludos) En el cuarto, pinchazo, estocada y descabello (silencio) El Fandi, de rioja y oro. Estocada corta (división) En el quinto, estocada. Aviso (oreja y petición) Miguel Ángel Perera, de verde oliva y oro. Pinchazo y estocada levemente desprendida. Aviso (oreja) En el sexto, pinchazo, estocada y dos descabellos. Aviso (vuelta al ruedo) ZABALA DE LA SERNA SALAMANCA. Venía sonando su nombre con fuerza desde Las Colombinas onubenses, allá por principios de agosto. Miguel Ángel Perera suele ser un tío que de agosto en adelante reaparece como el Guadiana, especialmente en septiembre y octubre. Ya el año pasado en Madrid y Sevilla golpeó las campanas para hacerse escuchar en las últimas ferias. Pero con la imponencia de ayer en Salamanca no lo recuerdo. Imponente por el sitio que pisa con acongojante firmeza, por la aplastante seguridad en el gobierno de las embestidas, por la ligazón sin fisuras de tonalidades ojedistas, por la apuesta sin miramientos de dejarse los toros enteros. Ya su primero miró a las tablas de salida y apretó en banderillas con riñones hacia los adentros. Perera se clavó en los medios y el toro galopó con atronadora batería de cascos. Ni se movió en el pase pendular y en otro que hilvanó y en tres series de muleta por delante, mando Pase cambiado por la espalda de Perera, que cortó una oreja por abajo y viaje larguísimo y embraguetado. Toreo de peso y poder. Cuando presentó la izquierda, el toro había dicho basta. Entonces el joven extremeño ejerció de domador: en cada circular invertido se la dejaba puesta en las espinillas para empalmarlo con un redondo. Así varias veces. Y todo con frescura. Apuró hasta unas manoleti- EFE nas que le sobraron y se aupó con una oreja de ley. Otra vez ni sangró al sexto, un tío. Un quite por chicuelinas se retrasó porque quería traerse el toro desde amplia distancia y no lo conseguía fijar. Al fin surgió. Y de nuevo la ligazón con las zapatillas atornilladas en un prólogo por alto y el engaño muerto en la cara para que el manso sólo viese muleta. Bien de veras. Y otro toro de Valdefresno que de mitad de faena en adelante cantaba la gallina. Fue corrida noble de flecos mansos y medias faenas, sin finales. De no marrar con el acero y el verduguillo, descerraja la puerta grande por derecho. Una vuelta al ruedo reconoció su impresionante actuación. Este mes de septiembre en el que si los empresarios no echan el cierre por falta de mano de obra (Ponce, Castella, Manzanares) va a ser de milagro, le debería de venir que ni pintado por méritos propios. Salvo que decidan las empresas seguir la táctica de los mano a mano a los que se han agarrado durante toda la temporada ante las bajas. Hasta uno hubo en Almería entre Hermoso y Castella... Entre sangrar un toro y desangrarlo hay un abismo, el que se perpetró con el segundo con un puyazo canalla en el pico de la paleta. El Fandi lo banderilleó con potencia y ya fue el acabóse para el animal, que no dio un paso más. Por el derrengado quinto entró un sobrero que fue el toro de la tarde por duración y profundidad. Gran toro. Fandi lo corrió hacia atrás en una vuelta completa al ruedo con tres pares en los lomos, y luego hizo lo que supo, con una serie de derechazos en medio, que, por armónica, no parecía ni de El Fandi. Abundante trasteo bajo el sol el resto. La estocada en todo lo alto aseguró una oreja. El Cid interpretó tres saludos con el capote en uno solo: cinco o seis lances genuflexo, tres o cuatro verónicas de medio compás y unos cuantos delantales con su aquél. Buen toro lo que duró, que fue un trío de tandas de redondos abrochadas con estupendos pases de pecho. El cuarto puntuó a la baja por bruto, andarín y mirón. Nadie se confió en las filas de El Cid. Manzanares corta la temporada por la enfermedad del dengue ABC MADRID. José María Manzanares se ha visto obligado a cortar la temporada al padecer la enfermedad del dengue, también conocida como fiebre quebrantahuesos o hemorrágica. Así lo han determinado las pruebas que se ha realizado durante los últimos diez días en la Clínica Universitaria de Navarra, donde ingresó para estudiar el porqué de sus frecuentes mareos. Todo apunta a que el torero pudo contraer el dengue por la picadura de un mosquito en su anterior campaña americana. También ha sido diagnosticado de hipoglucemia reactiva y se ha descartado un insulinoma (tumor benigno del páncreas) Todo el proceso médico ha estado dirigido por el doctor José Calabuig, que explicó que el cuadro se caracteriza por malestar general, fiebre, gran astenia, alteraciones hepáticas y un sistema inmune muy deprimido Además, al no ser consciente de su enfermedad y no cortar antes la temporada, ha sido infectado por un citomegalovirus, que se ha empezado a tratar con antivirales Según un informe de la Clínica Universitaria, determinados tipos de dengue pueden llegar incluso a producir la muerte por hemorragias y shock. Esta enfermedad no tiene tratamiento médico y requiere un reposo prolongado para la recuperación Los doctores han recomendado a Manzanares que no viaje este invierno a Sudamérica, porque una segunda infección podría ser mucho más grave Murcia Destaca Romero Toros de Parladé, encastados y justos de fuerza. Francisco Rivera, sin centrarse, silencio y bronca. Alfonso Romero, que hizo lo mejor, ovación y oreja con petición y dos vueltas al ruedo. Cayetano, esforzado en el sexto, silencio tras aviso y ovación tras aviso. Informa Blas de Peñas. VALLADOLID Plaza de toros de Valladolid. Jueves, 13 de septiembre de 2007. Sexta corrida. Casi tres cuartos de entrada. Toros de Núñez del Cuvillo, desiguales de presentación; de buen juego, salvo 2 y 4 El Juli, de azul pavo y oro. Estocada corta caída y descabello (silencio) En el cuarto, estocada desprendida (oreja) Alejandro Talavante, de malva y oro. Pinchazo y media tendida (leve petición y saludos) En el quinto, estocada (oreja) Raúl Alonso, de azul cobalto y oro. Dos pinchazos y estocada (saludos) En el sexto, pinchazo y estocada caída (oreja) A oreja por coleta en digna alternativa de Raúl Alonso J. L. HERNANZ VALLADOLID. Los tres matadores cortaron una oreja cada uno. El Juli pechó con el peor lote de un colaborador encierro de Núñez del Cuvillo y se mostró por encima. Talavante estuvo entonado en dos labores discontinuas y el toricantano Raúl Alonso dejó de detalles de buen toreo en una alternativa digna. El vallisoletano atesora gusto y torería, rezuma sabor añejo y, aunque no cuajó del todo al buen primero- -está muy poco placeado- dejó muletazos sueltos de mucha enjundia. En el último recibió dos fuertes volteretas sin consecuencias y, de nuevo, pasajes de buen toreo al ralentí sobre la diestra. Aunque pinchó, recibió un trofeo que recompensó el esfuerzo. El Juli tapó a su deslucido segundo, que nunca rompió y punteó de continuo. Estuvo profesional y lo mató con eficacia. En el cuarto puso la casta que le faltó al de Cuvillo. Levantó una faena de la nada a base de valor y técnica, metiéndose entre los pitones. Se le premió con la oreja. Talavante comenzó la faena al tercero con emotivos estatuarios; luego prosiguió a derechas con un toreo despacioso y templado. También con la zurda brilló a gran altura, pero el conjunto resultó algo deslavazado. En el quinto, del que se llevó la oreja, pecó de lo mismo, junto a muletazos espléndidos hubo otro deslucidos. Lo mató de una espléndida estocada. Hoy, López Chaves y Tejela sustituyen a Ponce y Castella. Albacete Marín logra un trofeo Toros de Marqués de Domecq, con transmisión, según burladero. Bautista, leves pitos en ambos. César Jiménez, leves pitos y palmas tras aviso. Serafín Marín, oreja y silencio.