Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 VIERNES deESTRENO VIERNES 14 s 9 s 2007 ABC Nunca pensé que sexo y patriotismo pudieran mezclarse Ang Lee s Director de cine, ganador del León de Oro en la Mostra de Venecia Para superar la censura del Gobierno chino, el realizador se ha visto obligado a recortar parte del metraje de Lust, Caution filme en el que revisa un controvertido periodo en la historia del país asiático T. G. VENECIA. Después del éxito crítico y comercial de Brokeback mountain el director de Taiwán podía haber optado por cualquiera de los jugosos proyectos que le llovían desde Hollywood. Sin embargo, optó por volver a su país y rodar Lust, Caution una historia de alto voltaje político y sexual que- -cómo no- -está generando una gran polémica incluso antes de su estreno. ABC entrevistó al realizador en la Mostra de Venecia, donde ha vuelto a llevarse (ya lo hizo con la mencionada Brokeback mountain hace dos años) el León de Oro a la mejor película. -Había pensado en hacer esa historia durante años... Siempre me había fascinado. Me chocó cuando la leí, ya que nunca había pensado que conceptos como sexo, especialmente esa visión de la sexualidad femenina surgida de la pluma de una mujer, y patriotismo pudieran mezclarse de esa manera hasta que leí ese libro. Aun rodando otros proyectos la cosa volvía y volvía a mi cabeza La otra cosa que realmente me interesó es el proceso de transformación que sufre la protagonista con el que fácilmente podría identificarme como espectador, en el que ella finge estar interpretando un papel todo el tiempo aun sabiendo que aquello va a transformarla totalmente de un modo altamente destructivo. -El sexo es una de las partes más básicas de esta película, y, sin duda, esas escenas van a dar mucho que hablar, ¿cuál fue su experiencia en ese sentido? ¿Cuándo decidió involucrarse en este proyecto? ¿Qué fue lo más difícil a la hora de rodar esas escenas? -Bueno, cuando me preguntaban como pensaba hacer las escenas de sexo siempre respondía que iba a llenar la película de cosas que no puedo hacer en la vida real (risas) La verdad es que para mí esas escenas tenían que tener una entidad dramática y estaban vinculadas a la narrativa de la película. Soy incapaz de hacer un porno, sé que no lo disfrutaría y en este caso los actores se han puesto en mis manos porque confían en mí. Todo esto gira alrededor del drama, y del lenguaje del cuerpo adecuado a este drama. Por eso la ejecución es tan importante. -Se puede decir que el proceso en sí era muy difícil, ya, que como decía antes, exige a los actores una confianza total en lo que estoy haciendo, es la forma última de expresión ya que, y siento repetirme, todo se expresa a través del lenguaje corporal. Si me preguntas a un nivel puramente formal, vaciábamos todo el set, el director de fotografía iluminaba la escena y desde ese momento nos quedábamos solos el cámara y yo. Tratábamos de mantener la privacidad, focalizarnos en lo que estábamos haciendo a través de ese reducidísimo equipo. Esto era imprescindible, porque básicamente la película transcurre a través de todas esas escenas. El director Ang Lee, momentos antes de recibir el León de Oro en Venecia misma copia que en el resto del mundo. Sin cortes. -Bueno, James (Schamus, guionista y productor) y yo estuvimos de acuerdo en que con esta película era necesario ser fiel a lo que estábamos contando y atenernos a las consecuencias, que en este caso era una calificación R Y en cuanto al dinero, creo que los dos sabíamos que esta no era una película que fuera a dar mucho dinero (risas) Estamos mentalmente preparados para ello, tenemos el apoyo de los productores y seguimos muy orgullosos de lo que hemos hecho. REUTERS ¿Como cree que van a reaccionar en China ante su película? El hecho de revisar un concepto como el patriotismo en China es aún más grave que lo que hicimos con los cowboys en Estados Unidos Creo que al espectador asiático le va a suponer una experiencia dolorosa ¿Van ustedes a utilizar el mismo metraje en Asia que en Europa o Estados Unidos? -En Europa y Estados Unidos se va a estrenar con el mismo metraje que en Venecia. En Asia aún no está decidido: por el momento sabemos que seguro que en China vamos a tener que cortar diversas escenas y que en Taiwán se va a ver la -Creo que va a ser un gran shock no sólo por las escenas de sexo, sino porque se trata un periodo de la historia de China que siempre se ha pasado por alto. Estoy seguro de que va a ser un gran impacto, no solo en China sino en todo Asia. El hecho de revisar un concepto como el patriotismo en China es aún más grave que lo que hicimos con los cowboys en Estados Unidos. Creo que si los espectadores asiáticos entran en la película les va a parecer una experiencia dolorosa... cionadas de alguna u otra manera conmigo, porque soy director de cine y ese es mi trabajo. Así que supongo que es inevitable no contar cosas sobre mí a través de sus películas, cosas que no puedo expresar en mi vida diaria (sonríe) ¿Le preocupa la calificación que le puedan dar a la película en Estados Unidos, y el hecho de que eso influya en su recaudación? -Pues ahí va otro tópico: sí, supongo que es así. Supongo que todos esos sentimientos: el sentimiento de culpa, la sensación de peligro, la sexualidad, todos ellos son cosas que están rela- -Ésta es una pregunta tópica, pero ¿hay algo de usted en sus películas? -Pues no puedo negar que lo pensé muy en serio. Es decir, me lo pasé de fábula rodando Hulk fue muy divertido y aprendí un millón de cosas sobre las superproducciones, pero cuando tuve que negociar con los estudios debo reconocer que no lo llevé muy bien y perdí los papeles. Fue una época muy difícil, probablemente la más complicada de mi vida, pero puedo decir que sigo aquí lo cual ya es mucho (risas) -Parecía que después de todos los problemas que tuvo con Hulk iba usted a retirarse...