Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos VIERNES 14- -9- -2007 ABC Cecilia Bartoli, en el nombre de María La mezzosoprano italiana Cecilia Bartoli acaba de cumplir un sueño: dedicarle un disco a María Malibrán, una cantante por la que siente pasión. La grabación, sin embargo, no es más que parte de un proyecto cultural que incluye una exposición itinerante JULIO BRAVO LUCCA (ITALIA) Cecilia Bartoli conoció a María Malibrán hace veinte años. Fue gracias a su primer productor discográfico, Christopher Raeburn. Con motivo de mi debut como Rosina en El barbero de Sevilla -cuenta la propia mezzosoprano- me regaló un retrato de La Malibrán, y me explicó quién era, su historia... Me encontré que mi vida tenía algunas similitudes con la suya; las dos procedemos de una familia de músicos, somos mezzosopranos, debutamos con Rossini... Allí nació la pasión de Cecilia Bartoli, una de las más grandes voces de nuestros días, por María Malibrán, de quien dice que fue la primera pop- star, una diva como las grandes estrellas de Hollywood... Desde entonces, ha estudiado a fondo la vida de la cantante, ha estudiado sus partituras, la música que cantó y la que escribió; empezó a buscar y a coleccionar objetos y documentos relacionados con María Malibrán. Fue el origen de su nuevo proyecto discográfico, que acaba de poner de largo en la localidad italiana de Lucca María mantuvo una relación muy estrecha con su teatro y era muy amiga del duque de Lucca explica) En España, el disco (Decca) saldrá a la venta el próximo martes. En él, la mezzo vuelve al repertorio belcantista con el que comenzó su carrera, y canta, acompañada por una orquesta de instrumentos de época, La Scintilla, piezas escritas por la propia Malibrán y por su padre, el tenor Manuel García, y otras que le dieron popularidad o que fueron compuestas para ella. Ocho de las arias no se habían grabado nunca explica Cecilia Bartoli. No ha sido fácil encontrar y elegir el repertorio, porque aunque hay piezas muy conocidas, como la Casta Diva de Norma o Ah, non giunge de La sonnambula otras han requerido de un trabajo de investigación muy exhaustivo tas a la manera de ir más allá de los conciertos; un día, vi un camión con una unidad móvil de televisión en la puerta de un teatro de ópera y se me ocurrió la idea de llevar todos los objetos que he reunido a lo largo de los últimos quince años en una exposición itinerante a bordo de un camión Ya saben en qué invierto mi caché- -ríe desenvuelta Cecilia Bartoli- Muchos de los objetos los ha conseguido en mercadillos o subastas, a los que ha enviado a amigos o colaboradores suyos. El problema es que si yo voy, me los cobran más caros También busca a través de internet, pero el mejor medio para descubrir nuevos objetos es el boca a oreja. Muchos coleccionistas, sin embargo, no quieren vender, sino intercambiar algo, y alguna vez he tenido que comprar algo que a mí no me interesaba nada para poder canjearlo por una partitura o una carta de La Malibrán Cecilia habla de María Malibrán en el interior del propio camión, que se ha estacionado en la Piazza Napoleone de Lucca. La conversación se desarrolla alrededor de una mesa que perteneció a la propia María Un descubrimiento Pero el proyecto no se limita al disco y a la subsiguiente gira de conciertos, que le traerá en noviembre a España. Cecilia quería ir un poco más allá. María Malibrán fue para mí un auténtico descubrimiento, y yo quiero compartirlo con el público, quiero descubrirles a ellos a María. Quienes me conocen saben que mi cabeza es un volcán, y yo andaba dando vuel- Una exposición itinerante Un camión- -el último modelo de la empresa Man- -alberga la exposición itinerante que la artista romana ha puesto en marcha a través de la fundación que lleva su nombre. Entre los patrocinadores de este proyecto figura el Gobierno español. El espectacular trailer, donde aparecen los retratos de Cecilia Bartoli y María Malibrán, viajará junto a la cantante por las ciudades donde ofrezca sus recitales, y se estacionará en un lugar cercano al teatro. A Madrid llegará el 2 de noviembre, y un día después viajará a Barcelona. La mezzo volverá a España en febrero, y cantará en Las Palmas, Tenerife, Sevilla, Valladolid, Valencia, Zaragoza y San Sebastián. La exposición estará abierta al público general, y en ella se pueden ver partituras, retratos, cartas, carteles... Y el objeto por el que Cecilia Bartoli siente más cariño; un brazalete que La Malibrán usaba en La cenerentola una ópera que yo he cantado muchas veces, y por la que siento una especial emoción