Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 14- -9- -2007 MADRID 51 Urbanismo permitirá instalar ascensores en las fachadas El Ayuntamiento de Madrid cambia la normativa urbanística para que los edificios antiguos puedan contar con la instalación SARA MEDIALDEA MADRID. Miles de madrileños, de edad avanzada y residentes en pisos con más de 50 años de antigüedad, podrán instalar ascensores adosados a las fachadas de sus viviendas, algo que en muchos casos es la única solución técnica posible. Una modificación urbanística que podrá aplicarse a comienzos de año lo permitirá. Distritos como San Blas, Villaverde, Carabanchel, Usera o Moncloa- Aravaca cuentan con miles de edificios de viviendas- -en algunos casos colonias enteras- -que, por el tipo de inmueble y sus dimensiones, no pueden albergar un ascensor en el hueco de la escalera o en el patio interior. En la mayoría de los casos, estas viviendas fueron construidas en los años 50 y 60. Dada la acuciante demanda de estas instalaciones, y habida cuenta de que, aplicando la normativa actual, estos bloques no podrían instalar un ascensor, el área municipal de Urbanismo ha optado por modificar las normas. La fórmula ha sido una modificación del Plan de Urbanismo, aprobada inicialmente ayer, que permitirá instalar los elevadores adosados a la fachada, ocupando incluso espacio público siempre que no perjudique la accesibilidad, el tránsito y que no afecte a las redes de infraestructuras y servicios urbanos El vicealcalde Manuel Cobo explicó ayer que se redactará una ordenanza específica que regule en qué condiciones pueden instalarse estos ascensores adosados. No obstante, y dada la urgencia del problema, mientras este texto se elabora y aprueba, la modificación del Plan de Urbanismo se tramitará en unos tres meses. De este modo, explicó la coordinadora general de Urbanismo, Beatriz Lobón, la aplicación será inmediata, para que se puedan comenzar a dar licencias En los últimos años, se ha producido una auténtica eclosión de la instalación de ascensores, sin duda animada por las cuantiosas ayudas que concede la Comunidad de Madrid, que llegan hasta el 70 por ciento del coste de la instalación. Sin embargo, la imposibilidad de instalarlos en algunos edificios estaba produciendo auténticos quebraderos de cabeza a sus vecinos. Hay gente desesperada confirma Lobón. Un caso concreto es el de la calle San Pol de Mar, donde existe una demanda tremenda y no podemos dar licencia En algunos casos, la causa es el tipo de edificio- -con poco espacio- en otras, el problema estriba en que tiene elementos protegidos y, por tanto, intocables ñecas y del antiguo Hogarín Gerardo pedía- -como lo hace el Consejo de la Juventud de Madrid- -una política de vivienda que fomente y potencie el alquiler, con garantías y sub- venciones al arrendador y al arrendatario así como estratificar los niveles de renta para poder acceder a viviendas de protección oficial en condiciones de igualdad Ordenanza