Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 INTERNACIONAL El caso Madeleine VIERNES 14 s 9 s 2007 ABC Maddie es hiperactiva y consume mis fuerzas dice Kate en su diario BELÉN RODRIGO CORRESPONSAL LISBOA. El contenido del diario de Kate McCann acaparó ayer la actualidad informativa del caso McCann. Si ya era conocido que se trataba de un objeto que la Policía Judicial (PJ) quiere utilizar como prueba en la investigación (espera para ello la autorización del juez de instrucción) la prensa lusa ha ido desvelando parte del contenido de las páginas. El diario más sensacionalista, y a la vez líder de ventas en Portugal, el Correio da Manha (CM) asegura que en el diario Kate McCann clasifica a sus hijos de histéricos y se refiere a Madeleine como una niña hiperactiva que le consume las fuerzas. Cuenta también que la madre de Maddie se queja de llevar sola el peso de la casa y de la familia porque su marido Gerry no le ayuda en dichas tareas. El Correo da Manha cuenta incluso que en el diario Kate revela pormenores sobre el día 3 de mayo, describiendo las horas anteriores a la desaparición de Madeleine. Este manuscrito ha servido, según explica el Diario de Noticias para trazar un perfil psicológico de Kate McCann y conocer además la relación que mantiene con su marido y con sus hijos. El diario fue encontrado abierto en la casa alquilada por los padres de Madeleine después de desaparecer la niña y la PJ sacó copias de sus páginas. Sin embargo, al tratarse de un documento referido a la vida privada de una persona, su utilización deber ser autorizada por un juez. Mientras tanto, se sigue esperando la llegada de los últimos resultados de los análisis a los restos de sangre hallados en el apartamento de los McCann en Praia da Luz, así como nuevas búsquedas y rastreos en el vehículo utilizado por los padres de Madeleine. El Diario de Noticias insiste en que el vehículo va a ser desmantelado para poder encontrar más vestigios que puedan ser sometidos a nuevos análisis, pero la orden para llevarlos a cabo será emitida únicamente después de la llegada de los referidos resultados. También los amigos de Gerry y Kate McCann que acompañaban a la pareja la noche de la desaparición podrán ser nuevamente llamados a declarar como testigos, una audición que puede ser llevada a cabo en Inglaterra. Kate McCann conduce su vehículo al abandonar ayer su domicilio en la localidad inglesa de Rothley REUTERS Las autoridades británicas barajan retirar a los McCann la custodia de los gemelos Funcionarios de Servicios Sociales visitaron ayer a los padres de Madeleine por su condición de sospechosos de la muerte accidental de la pequeña E. J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Representantes de los Servicios Sociales británicos se reunieron ayer con los McCann en su domicilio inglés, según confirmaron varios medios de comunicación británicos, en el marco de la praxis que suele llevar a cabo ese organismo oficial. El pasado viernes, la Policía portuguesa declaró a ambos cónyuges sospechosos formales de la desaparición de su hija pequeña Madeleine, de quien temen que se encuentre muerta. Cuando un padre británico es declarado sospechoso de algún delito en el extranjero, los Servicios Sociales suelen poner en marcha un procedimiento para estudiar el caso, y asegurarse de que otros menores no se ven afectados. Según las circunstancias, ese organismo de protección de la infancia puede llegar incluso a decidir la retirada de la custodia de los hijos a los padres sospechosos, o simplemente inscribirlos como necesitados de ayuda En el caso Madeleine los padres de la niña desaparecida, Kate y Gerry McCann, se encuentran ya en su domicilio inglés de Rothley desde el pasado domingo acompañados de sus dos gemelos, Sean y Amelie, de dos años de edad. La visita de los Servicios Sociales era algo previsible, pero no por ello agradable para los McCann, que de cara a los medios de comunicación no dejan de insistir en su disposición a colaborar con todos los que trabajen en favor de su familia, y de la solución sobre el paradero de Madeleine Ya el lunes, un día después del regreso de los McCann, la Policía británica y los Servicios Sociales se reunieron para discutir el caso Madeleine La situación de complica, por tanto, de día en día para la afamada pareja británica, que ve cómo se abren nuevos frentes- -también internos- -contra ellos. Los McCann se concentraron ayer en lograr un par de mecenas que aporten dinero para sus gastos legales y de imagen y en buscar un nuevo relaciones públicas que consiga volver a restituir la buena imagen del matrimonio. Gerry y Kate McCann no reparan en gastos y andan buscando a alguno de los mejores asesores de imagen del Reino Unido, como ya han contratado a dos de los mejores abogados ingleses: Michael Caplan, experto en extradiciones, y Angus McBride, especialista en defensa del honor. Para pagar la cuenta de todo ese equipo, los McCann necesitan algún nuevo donante millonario que esté dispuesto a ayudarles, toda vez que para ese fin no sería bien recibido abrir una nueva cuestación popular y no pueden tocar el fondo recogido para ayudar en la búsqueda de Madeleine. Según la prensa británica, varios de los principales donantes que en su día aportaron dinero para encontrar a Madeleine ya han advertido que no piensan realizar más aportaciones. Una vía de financiación podría ser la venta de los derechos para la publicación del diario que está escribiendo la madre de Madeleine y que la Policía portuguesa parece interesada en poder leer por si ofrece alguna pista decisiva sobre el caso. De momento, en el sector editorial británico no se ha producido ningún movimiento al respecto, aunque varios periódicos ingleses podrían estar interesados en publicar algún extracto. Nuevos interrogatorios Derechos de autor Suspendido el estreno en Inglaterra de una película por su parecido con el caso A. GRAU WASHINGTON. El caso McCann llega a Hollywood. El actor Ben Affleck ha anunciado la paralización del estreno en el Reino Unido de la película en que debuta como director, porque su argumento recuerda demasiado al caso Madeleine. La protagonista del filme se llama Madeline O Brien y guarda un gran parecido físico con la niña británica perdida en Portugal. La película se titula Gone Baby Gone Narra cómo dos detectives de Boston ayudan a la Policía a encontrar a una pequeña de cuatro años, desaparecida después de que su madre la dejara sola en casa. El estreno inglés estaba previsto para el 28 de diciembre. Pero en el festival de cine de Deauville, Ben Affleck ya advirtió de que no vamos a mezclar un asunto comercial con un asunto de vida o muerte Aseguró que prefería retrasar el estreno antes de inflamar la sensibilidad de la gente