Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Jueves 13 de Septiembre de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.510. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Irene Lozano ONCE DE SEPTIEMBRE no sabe que se ha hecho adulto porque el final del verano irrumpe con toda su prosa ininteligible. En septiembre ya no sucede algo tan sencillo como un comienzo de curso y el estreno de un preciado cuaderno, sino que te percatas de que ha acabado el verano porque otra vez vuelven a derrumbarse las Torres Gemelas en la pantalla. Aquel día en que perdimos la inocencia quedó adjudicada al solsticio de otoño la fecha del once de septiembre. Hace sólo una década vivíamos felices en nuestro próspero islote, bajo el espejismo de que la guerra y el dolor les corresponderían siempre a otros. Que no falte de nada, era la consigna, como en los buenos banquetes, donde las conversaciones fluyen alborotadas. El caso es que sigue sin faltar de nada, y las charlas resultan animadas, pero ha caído sobre ellas una sombra extraña. La gente sigue diciendo las mismas cosas y, sin embargo, el murmullo de la conversación ya no es el de entonces, como si hubiera languidecido el tarareo jovial de fondo que las acompañaba, o desfalleciera la serenata. No es el contenido, sino el runruneo dejado por la conversación en el aire lo que parece llevar otro compás. Seguimos usando las mismas palabras, pero ya no suenan igual. Cuando teníamos el cuaderno nuevo de septiembre por escribir, decíamos libertad y resonaba un timbre alegre, de futuro y liviandad. Ahora en cambio, trae una densidad desconocida, una pesadumbre ajena, como si la prosa ininteligible de un burócrata se le hubiera colado por las rendijas y estuviera carcomiendo su alma despreocupada. Ahora, al nombrar la libertad, hace falta antes que nada explicar quién es, su linaje, y esa larga enemistad que mantiene con el miedo. U Fidel Castro, en agosto de 2006, convalece en un hospital de La Habana de una de las varias operaciones quirúrgicas REUTERS El delirante 11- S de Castro La última reflexión de Fidel Castro prueba su alejamiento de la realidad. El dictador cubano acusó a Estados Unidos de engañar a todo el planeta y de ocultar información sobre los atentados del 11- S CARMEN MUÑOZ l convaleciente gobernante hizo ayer su particular homenaje en el sexto aniversario del peor atentado terrorista sufrido en Estados Unidos, con un saldo de casi tres mil muertos, sobre el que considera que el Gobierno de George W. Bush desinformó deliberadamente Lo más dramático apunta Castro, es que posiblemente nunca se conozca lo que ocurrió Entre las más de cuatro mil palabras de la enésima reflexión de su convalecencia, no aparecen ni Osama bin Laden ni su red terrorista Al Qaida. Y por supuesto ninguna mención a su enfermedad. En El imperio y la mentira artículo leído anteanoche por la televisión oficial y publicado ayer en Granma Fidel Castro asegura que fuimos engañados al igual que los habitantes del resto del planeta y cuestiona las circunstancias de la caída de las Torres Gemelas: Los cálculos sobre estructuras de acero, impactos de avión, cajas negras encontradas y lo que éstas revelaban, no se ajustan a los criterios de matemáticos, sismólogos, especialistas en información y especialistas en demolición El octogenario dictador ahonda más en el disparate y concluye también que ningún aparato se estrelló contra el Pentágono: Sólo un proyectil pudo generar el orificio geométricamente redondo que en dicha instalación creara el supuesto avión Para avivar su desconfianza en la versión oficial, Castro ofrece la suya, que es que el infausto 11 de septiembre de 2001 había alrededor de doscientas toneladas de barras de oro en los sótanos del World Trade Center y orden de disparar a muerte contra todo el que intentara penetrar hasta el oro Recuerda que entonces Cuba se ofreció a donar sangre y que los servicios de seguridad de su país alertaron en el pasado a Estados Unidos de planes de atentados, como el del ex presidente Ronald Reagan. Esta última afirmación la utiliza para subrayar la enorme diferencia entre la conducta de Cuba y la de Estados Unidos porque la revolución se basa en la verdad y el imperio en la mentira Desde que cedió el poder de forma temporal a su hermano Raúl a finales de julio de 2006, el gobernante no ha aparecido en público y desde junio ni en vídeo. Pero esta primavera comenzó a escribir artículos sobre cuestiones internacionales. En uno de ellos, descartaba las recetas neoliberales y la inversión extranjera, mientras su hermano y presidente interino ha reconocido la necesidad de cambios estructurales y busca el modo de superar el periodo especial en el que se sumió la isla tras la caída de la URSS. Una prueba más del alejamiento de la realidad, no sólo de su país sino del resto del mundo, de Fidel Castro. E TELEVISIÓN C I N E I N T E R N E T PASATIEMPOS, DVD S, MÚSICA, VIDEOJUEGOS, T E C N O L O G Í A PORQUE ES MÁS. TODO EL OCIO TECNOLÓGICO EN EL QUE TE MIRAS M AÑ A N A C O N