Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos JUEVES 13- -9- -2007 ABC El museo de la memoria de la Shoah, Príncipe de Asturias de la Concordia El Yad Vashem, el lugar de los nombres reúne las historias de las víctimas POR MERCEDES MONTMANY Muchas veces se ha dicho que la memoria es el sexto sentido de los judíos. Una especie de sentido extra o acto de supervivencia más allá de las desgracias y de los avatares vitales concretos que ha hecho trabajar silenciosamente y sin reposo, durante siglos, a individuos, familias, comunidades, medios intelectuales y artísticos, que aún luchan sin cesar por la dignidad de las víctimas y en contra de cualquier infame intento negacionista que evite educar debidamente, en la convivencia y el respeto mutuos, a las generaciones venideras. Ellos han sostenido ese deber de la memoria que tradicionalmente alberga en lo más íntimo de sí todo judío (el Pueblo del Libro) del pasado y del presente, respecto a los que le precedieron en el tiempo. Por eso es una magnífica noticia el merecidísimo Premio Príncipe de Asturias a la Concordia que se acaba de conceder a una institución ejemplar como es el Yad Vashem de Jerusalén. Si uno, hoy, sea cual sea su procedencia, nacionalidad, confesión religiosa, convicciones íntimas o credo político, recorre emocionado el impresionante Museo del Yad Vashem, con su Escuela y Centro Internacional para la Memoria y Estudio del Holocausto, no puede evitar no ya sólo solidarizarse con el dolor de las víctimas del genocidio más atroz y cruento que ha conocido la Humanidad, sino el tener la sensación (verdaderamente conseguida, de forma única en el mundo) de entrar en el más grande y sobrecogedor templo dedicado al Recuerdo en nuestra época. Un templo o casa común que, desde Israel y para toda la Humanidad, rinde homenaje a la necesidad ineludible, al deber y justicia de recordar para que el sacrificio de aquellos seis millones de seres humanos bárbaramente asesinados, niños y adolescentes incluidos, personas sin ningún tipo de defensa ni de culpa particular, salvo la de pertenecer a un pueblo que se deseaba aniquilar por completo, no haya sido en vano. Establecida en 1953 por el Estado de Israel, la Autoridad para el Recuerdo de los Mártires y los Héroes del Holocausto quiso erigir no sólo un homenaje a la memoria de los que perecieron en aquella inmensa tragedia producida muchas veces en medio de una atroz indiferencia en el corazón mismo de la más civilizada, culta y avanzada Europa del siglo de nuestra modernidad por excelencia, sino una advertencia de cara al futuro: nada, bajo ninguna excusa ni circunstancia, debe repetirse. Un mandato prioritario a los poderes públicos de ca- Museo Yad Vashem de Jerusalén Un tajo en la montaña El templo del recuerdo Angela Merkel propuso la candidatura El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, felicitó ayer al presidente israelí, Simon Peres, y a su homóloga, Tzipi Livni, por la concesión del premio, y afirmó que el Yad Vashem dota de una gran fuerza moral sobre la que sustentar la inalienable dignidad del ser humano Tanto la Embajada hebrea en Madrid como la Casa de Sefarad mostraron su alegría y destacaron el valor del galardón ante el resurgir del negacionismo La candidatura fue propuesta por la canciller alemana Angela Merkel, quien considera el Museo como lugar contra el olvido que devuelve a las víctimas del crimen contra la humanidad, sus nombres y fue apoyada por mandatarios de otros países. El nuevo museo Yad Vashem es una estructura triangular que atraviesa el interior de una montaña. En la imagen, la pasarela de acceso al museo que recorre toda la historia del Holocausto o Shoah