Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 ECONOMÍA Síntomas de agotamiento en la economía JUEVES 13 s 9 s 2007 ABC Fernando Fernández El euro se sitúa en máximos por la posibilidad de que la Fed baje los tipos La caída de los stocks estadounidenses de petróleo y derivados en 7,1 millones de barriles durante la semana pasada es muy superior a la previsión de los analistas y hace prever que la demanda experimentará un tirón para dejar los inventarios a punto para afrontar el invierno en el hemisferio norte. La reacción inmediata del mercado fue una fuerte subida, con el West Texas rozando la barrera de los 80 dólares por barril para entregas a un mes. Los analistas estiman que se trata de una reacción de corto plazo en los precios, ya que la decisión de la OPEP de aumentar la producción en 500.000 barriles no entrará en vigor oficialmente hasta el 1 de noviembre, mientras que los precios que se barajan en este momento son para entregas a un mes, es decir, en el mes de octubre. En este contexto, ni la posibilidad de un menor crecimiento económico como consecuencia de la crisis financiera actual inmuta al mercado petrolero, que valora mucho más la necesidad que Estados Unidos va a tener en el corto plazo de rellenar sus reservas para afrontar el invierno. Algunos analistas señalaron que la subida de ayer en el precio del petróleo tiene un fuerte componente especulativo propiciado por la caída de los stocks norteamericanos y consideran que el mercado sufrirá tensiones durante algunos días que pueden llevar a más subidas, pero que en el tramo final del ejercicio el crudo debe rebajar algo su actual cotización. sa seria, las elecciones también. Pero mezcladas ambas parecen tener tendencia natural al sainete. Cierto que el espectáculo lo empezó el presidente del Gobierno aprovechando un mitin a los mineros para anunciar una subida fuera de programa de las pensiones mínimas, y no es que sean precisamente estos trabajadores los más afectados por las dificultades para llegar a fin de mes con sus pensiones. Abierta la carrera, nadie se quiere quedar atrás. Algunos de los nuevos ministros, necesitados de ideas para hacerse notar en sus escasos seis meses útiles de mandato y poder así repetir, se han aplicado con diligencia a los fuegos de artificio. Solbes intenta poner orden, pero la vicepresidenta se ha puesto al frente de la manifestación. Y desde el PP no suenan voces más sensatas, llegando a coincidir con IU para que los españoles no sufran el aumento de coste de las hipotecas. Como si en cabeza liberal cupiera que es responsabilidad del Estado aislar a los ciudadanos de la suerte de los tipos de interés. Se equivocan todos. Parecen no haberse enterado que el tema económico de la próxima legislatura será cómo enfrentarse a la desaceleración y posible crisis evitando que el cambio de ciclo eche por tierra la estabilidad fiscal que tanto esfuerzo nos ha costado y tantos éxitos ha deparado. Se equivocan también en términos electorales. Los ciudadanos no son tan simples como para decidir su voto en una subasta. Y mucho menos el millón largo de votos móviles que deciden unas elecciones generales. Todos los estudios sociológicos que conozco coinciden en señalar que tienen una cultura general y un nivel de información superior a la media. Cambian su decisión en función de la credibilidad de una trayectoria y si acaso un programa. Estos votantes, como los inversores, tienen memoria, analizan rentabilidades y actuaciones pasadas y eligen sus valores en función de sus expectativas. La sensación de cambio de ciclo ya se ha instalado en la opinión pública. El partido que sintonice mejor con esta percepción tendrá una renta que le permita llegar a Moncloa. La caída de los stocks estadounidenses TESIS CONTRA dispara el precio del crudo a 80 dólares a LAS OCURRENCIAS pesar del acuerdo de la OPEP para subir la producción en 500.000 barriles diarios a política económica es co- L M. L. MADRID. La perspectiva de que la Reserva Federal proceda el próximo día 18 a una rebaja de los tipos de interés en Estados Unidos espoleó ayer al euro, que marcó máximos históricos en su cotización intradía y en su cotización oficial. Poco después de las tres de la tarde, el euro llegó a cotizarse a 1,3904 dólares, nivel al que llegó después de que el BCE hubiera marcado un cambio oficial también récord de 1,3885 dólares por euro. Fuentes del mercado explicaron que los últimos datos de empleo en Estados Unidos, que reflejan que el mercado laboral ha perdido gran parte de su vigor, pueden acabar con la última resistencia aducida por Ben Bernanke para rebajar los tipos, ya que el presidente de la Fed ha sugerido en los últimos tiempos que el vigor del empleo puede producir inflación. También señalaron estas fuentes que las declaraciones de Bernanke sobre el déficit estadounidense, en las que llegó a sugerir que a este ritmo los bonos estadounidenses no los va a querer nadie, han ayudado a la revalorización del euro. Los niveles que ha alcanzado el euro tiene dos vertientes para la economía de la Eurozona. Por un lado, perjudicial, di- ficulta sobremanera las exportaciones de productos desde la Eurozona en un momento en el que Alemania y Francia necesitan de su comercio exterior para apuntalar la incipiente recuperación de sus economías. Por otro lado, la vertiente beneficiosa, amortigua el efecto de la subida del petróleo, con lo que aminora presiones inflacionistas, lo que no es desdeñable en un momento en el que el petróleo amenaza sus máximos históricos. CAMBIO DEL EURO FRENTE AL DÓLAR 1,4 1,3 1,2 1,1 1 0,9 0,8 ABC Máximo histórico 1,3885 12 09 07 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 El Ibex salva la sesión en el último momento en un mercado volátil M. L. MADRID. Los mercados están más pendientes de lo que ocurra la próxima semana con los tipos de interés en Estados Unidos que de su propia dinámica, lo que produce sesiones con una acusada volatilidad. En estas circunstancias, los índices evolucionaron ayer desde las pérdidas de mediada la sesión a unos cierres positivos que maquillaron que el fondo de mercado es errático. En el caso del Ibex, las constantes fueron las mismas que en días anteriores, con los inversores ensañándose con las constructoras- -especialmente con Sacyr- Vallehermoso- -y los bancos, con especial incidencia ayer en el Popular. En el lado positivo, destacó Telefónica, convertida en refugio para los inversores, e Inditex, con buenas valoraciones de los analistas. Tras una sesión a la baja, el tirón del último momento logró que el Ibex cerrara con una ganancia del 0,11 pero la tendencia del mercado es claramente negativa de momento. Fuentes consultadas por ABC insisten en que muchos analistas están descontando ya el posible traslado de la tormenta financiera a las empresas con fuertes endeudamientos y las constructoras españolas son un objetivo claro de este temor. Entre todas deben casi 90.000 millones de euros y con la caída bursátil que experimentan desde el pasado mes de marzo su valor en Bolsa se sitúa en el entorno de los 47.000 millones. Estas fuentes subrayan que si ya se están supendiendo emisiones de entidades financieras para refinanciar hipotecas en el mercado, el siguiente paso es que la deuda empresarial se vea afectada. En el caso de las constructoras españolas, están previstas una emisión de bonos de la gestora aeroportuaria británica BAA- -filial de Ferrovial- -por 12.000 millones y, aunque con algunos interrogantes más por la situación judicial en que se encuentra, una opa de Sacyr sobre la francesa Eiffage que aunque hasta ahora se ha planteado por intercambio de acciones no es descartable que finalmente tenga que hacerse en efectivo, para lo que necesitará financiación. También sigue precisando financiación adicional el sistema financiero. El BCE inyectó 75.000 millones de euros en una operación extraordinaria de refinanciación a 91 días. Por su parte, la Fed realizó una nueva inyección de liquidez por importe de 13.500 millones de dólares (9.730 millones de euros) y vencimiento a un día.