Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Precampaña electoral s El PSOE se lanza en tromba contra Solbes JUEVES 13 s 9 s 2007 ABC (Viene de la página anterior) propinó De la Vega. La vicepresidenta acudía por la mañana a Antena 3 y se mostraba contundente al hablar de la propuesta bucodental: Es un compromiso adquirido que se va a llevar a efecto Aseguró que Economía y Sanidad tenían que encontrar fórmulas adecuadas Esta es la segunda ocasión en pocos días en la que la vicepresidenta primera desautoriza al vicepresidente segundo. La semana pasada también medió De la Vega en una disputa entre la ministra de Vivienda, Carme Chacón, y el de Economía a cuenta de la futura ley andaluza de derecho a la vivienda para todos los que ganen menos de 3.000 euros al mes. Chacón se mostró exultante con la oferta; Solbes, cauto, pues le parecía un coste excesivo Entonces como ahora, De la Vega apoyó a la recién llegada al Gobierno, otra de las apuestas de Zapatero, como el propio Soria, en la batalla social y electoralista diseñada por los estrategas del partido. De la Vega justificó lo que tiene todos los visos de desorganización en el seno del Gobier- De la Vega justifica la desorganización del Gobierno con el argumento de la transparencia Segunda regañina no y del partido porque este es un Gobierno muy transparente. Al final, lo que vale es que los ciudadanos tengan las mejores prestaciones y pueden estar seguros de que vamos a facilitar el acceso a la vivienda, al igual que el dentista gratis para los niños Tomó el relevo en el asalto a Solbes Bernat Soria. El titular de Sanidad, que ya conocía el apoyo de De la Vega, llegó reforzado al Congreso, donde protagonizaba su primera comparecencia ante la Comisión de Sanidad. Antes de entrar repitió el mensaje de Gobierno transparente habló de opiniones diversas entre él y Solbes; trasladó su certeza de que el plan irá adelante y hasta realizó un vaticinio: Esto es lo que va a ocurrir: habrá prestación bucodental gratuita, será para todos los niños y el Gobierno la va a potenciar Eso sí, confirmó que no había hablado con Solbes, pero que lo hará pronto porque es algo que va en el salario de un ministro No desaprovechó la oportunidad de sumarse a la tromba que le caía encima a Solbes Manuel Chaves. El presidente andaluz, con cuentas pendientes por la polémica de la vivienda, restó importancia a las palabras del vicepresidente y le tachó casi de maniático: Los ministros de Economía son así, se ponen un poco a la defensiva Rodríguez Zapatero tampoco quiso apoyar a Solbes y aseguró en una entrevista en la SER que se incorporará presupuestariamente la propuesta bucodental y, aunque calificó a su ministro de Economía como gran vicepresidente no quiso confirmar si le ofrecerá seguir en el cargo. Solbes ya ha dicho a su círculo que no quiere seguir. Ni siquiera quiere ser diputado. A la veda abierta por De la Vega se unieron José Blanco y Diego López Garrido. El primero, según informa Mario Díaz, destacó que la iniciativa de Soria se pondrá en marcha en esta misma legislatura porque si no se trataría de un anuncio en clave electoral y el Gobierno no hace anuncios electorales Y el segundo suscribió todo lo anterior. Solbes, Salgado: nada que perder Ambos ministros, que no repetirán en el Gabinete en la próxima legislatura si Zapatero vuelve a gobernar, son los que realizan un análisis más crítico y riguroso de las promesas socialistas. Tampoco irán en las listas Y. G. D. P. MADRID. No es una casualidad que Pedro Solbes y Elena Salgado hablen con una libertad inusitada en el Gobierno. Pedro Solbes todavía no ha dicho claramente si continuará en un posible nuevo Gobierno de Zapatero. En su círculo se da por hecho que no. Ni siquiera irá en las listas electorales, como tampoco lo hará la ministra de Administraciones Públicas. Se trata precisamente de los dos miembros del Ejecutivo que el martes por la noche cuestionaron el plan Soria Ambos tienen más que amortizada su presencia en el Gobierno, no necesitan medrar para seguir y se sienten liberados para decir lo que otros callan. En el caso de Elena Salgado, su salida del Gobierno estuvo a punto de producirse en un par de ocasiones. El cargo de ministra de Sanidad nunca fue de su agrado. Primero pretendió una salida digna intentando lograr el puesto de directora de la Organización Mundial de la Salud, pero su formación, ella no es médico, supuso un obstáculo excesivo. Luego presentó su dimisión cuando Zapatero retiró la Ley del Alcohol, pero el presidente no podía aceptar el peso excesivo de una crisis gubernamental. Aquella negativa hipotecó a Zapatero cuando decidió realizar los últimos retoques. Lo normal es que Salgado hubiera saltado del Ejecutivo, como Trujillo o Sevilla. Sin embargo, se limitó a trasladarla a otra cartera. En marzo, por fin, saldrá de un Gobierno que le ha dado más quebraderos de cabeza que alegrías. También Solbes respirará tranquilo cuando termine su mandato. Desde el primer año de legislatura, el ministro más veterano del equipo de Zapatero tuvo que parar los goles que desde unas y otras áreas del Gobierno le intentaron colar. Primero fue Trujillo, que quiso eliminar la deducción por compra de vivienda. Después, Carmen Calvo, que planteó bajar el IVA de los libros, y qué decir del tipo único del IRPF que quiso implantar el entonces asesor económico del presidente, Miguel Sebastián. En todas estas ocasiones, Solbes logró imponer su criterio, lo que parece que no va a ocurrir en este momento. Una y otra vez, ante las constantes preguntas de los periodistas sobre si aguantaría toda la legislatura, el vicepresidente aseguraba que tenía ese compromiso con Zapatero y que lo cumpliría. Pero los cuatro años se acaban y Solbes se irá. Y si en los primeros años de legislatura no se mordió la lengua para detener iniciativas que consideraba negativas para la economía española, mucho menos lo va a hacer ahora, dicen en su entorno, poniendo así en peligro el prestigio que ha acumulado durante toda su carrera profesional. ALGUNAS DE LAS TARASCADAS MÁS SONADAS REVISIÓN SALARIAL VIVIENDA Zapatero aceptó en diciembre de 2005 introducir una cláusula en el Estatuto de los Trabajadores de revisión del Salario Mínimo en contra de la opinión de Solbes TARIFA ELÉCTRICA Solbes se enfrenta con Chacón por la propuesta de Chaves de dar viviendas a todos los andaluces y De la Vega sale a apoyar a la nueva ministra de Vivienda SANIDAD Solbes dio el visto bueno a un aumento del 10 para 2007 en la tarifa eléctrica, pero Zapatero decidió frenarlo sin consultarle Soria improvisa un plan bucodental; Solbes recuerda que no está presupuestado y todo el Gobierno arremete contra él