Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 CIENCIAyFUTURO MIÉRCOLES 12 s 9 s 2007 ABC LIBRAS, PINTAS Y MILLAS La Unión Europea ha decidido permitir que el Reino Unido e Irlanda sigan empleando las llamadas medidas imperiales POR EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. La cerveza va a poder seguir bebiéndose en pintas; el jamón de York pensándose en libras y las distancias calculándose en millas. No sólo se mantiene al margen del euro, sino que el Reino Unido finalmente podrá conservar las llamadas medidas imperiales sin incorporarse del todo al sistema métrico, tal como le venía exigiendo la UE. La decisión adoptada por la Comisión también afecta a Irlanda, aunque este país está más avanzado en la homologación. De acuerdo con normativas anteriores, Londres y Dublín debían concluir en 2009 el proceso de transición hacia el sistema métrico, para acabar utilizando las mismas medidas que los otros 21 países de la UE. La fuerte campaña en contra de esa asimilación librada desde diversas entidades tradicionalistas, como la de Mártires del Sistema Métrico y con el apoyo del Partido Conservador, ha llevado a la Comisión a no forzar el paso. Según el comisario de Industria, el alemán Günter Verheugen, la excepción aplicada a ambas islas busca no generar más antieuropeísmo del que ya existe en el Reino Unido y provocar en la medida de lo posible simpatía de los británicos hacia las instituciones comunitarias. También constituye un signo hacia EE. UU. que también aplica las medidas imperiales En realidad, se trata de una victoria relativa de quienes se oponen al sistema métrico. La pinta se podrá seguir utilizando en la venta de leche, cerveza y sidra, casos en los que el uso de esa medida es habitual entre británicos e irlandeses; también persistirá como legal la venta de condimentos y algún otro producto en libras y onzas. No obstante, todos los alimentos envasados tendrán que llevar indicaciones suplementarias en kilos y litros, como ya está ocurriendo ahora. De hecho, en los supermercados de ambos países la mayor parte de los productos están sólo etiquetados en las mismas unidades que en el continente. También éstas al menos han de figurar en los bienes destinados a la exportación al resto de Europa. Los carteles de las carreteras continuarán marcando las distancias en millas, pero sólo en el Reino Unido, donde, por otra parte, todos los automóviles suelen llevar un doble marcador en el velocímetro. En Irlanda, la medición en kilómetros se ha convertido en la norma desde 2005. La UE alega que la experiencia ha demostrado que el uso de estas unidades de medida es local, no tiene ningún impacto en el mercado único y no obstaculiza el comercio transfronterizo. Esta decisión, que tiene que ser refrendada por el Parlamento Europeo y los países miembros, contempla en cambio la supresión definitiva de la medida de superficie en acres, dado que ya no se usa en el registro de tierras de ninguno de los dos países afectados. Al fin una onza de sentido común proclamó Neil Herron, dirigente de Mártires del Sistema Métrico No obstante, este grupo reconoció que si bien se ha logrado la pervivencia de las medidas propias para determinados casos, la obligación en la mayoría de los productos de que al menos figuren también indicaciones en sistema métrico supondrá que a la larga éste se acaba imponiendo. Así lo consideró también Robin Paice, presidente de la Asociación Métrica del Reino Unido, que hubiera deseado que se superara la actual situación de dualidad de medidas, pero que es consciente del avance del sistema métrico en un mundo cada vez más globalizado. La pérdida de unidades caloríficas propias y el paso a la medición en grados centígrados (la escala Fahrenheit se abandonó oficialmente en el Reino Unido en 1980) así como la abolición en 1963 de otro tipo de antiguas escalas ha marcado la paulatina confluencia con los sistemas de medida del resto de Europa. En 1965, Londres decidió avanzar hacia la conversión métrica, y desde los años setenta el sistema métrico se enseña en las escuelas. Con el tiempo, sólo han pervivido las medidas más extendidas entre la población: ya nadie habla de grados Fahrenheit, pero casi únicamente se calcula en millas. Y, por supuesto, para la cerveza el volumen por excelencia es la pinta. Gracias a la UE, no parece que eso vaya a cambiar. El aumento de las pulgadas en las pantallas facilita la visión de la tele en el teléfono ABC TECNOLOGÍA Una onza de sentido común Telefónica lanza una tarifa plana para ver TV por el móvil La suscripción al nuevo servicio a través de móviles 3 G es gratuita hasta final de año s El usuario elige 26 de los 42 canales M. VILLALBA MADRID. Si su hijo se apropia de su móvil frecuentemente para jugar una partidita, ahora se lo robará para ver la TV Mo. vistar lanzó ayer, en un movimiento con el que se adelanta a sus competidores, una irresistible oferta para sus clientes activos 3 G, es decir, para más de dos millones y medio de usuarios (y todos los que posean un terminal 3 G) Se trata de una tarifa plana de cinco euros al mes con la que pueden verse en el móvil 26 canales elegidos de una oferta de 42. Esto supone ver TV en cualquier lugar (con cobertura 3 G) y tanto tiempo como lo permita la batería del teléfono. Para que nadie se quede con las ganas de probarlo, la suscripción a ese paquete de canales con tarifa plana será gratuita hasta final de año. Pasados esos primeros tres meses, el cliente que quiera continuar disfrutando del servicio comenzará a abonar los cinco euros. Si no le interesa, pues se desactiva. Además de los cinco euros, cada vez que se conecta a emoción son 50 céntimos (como es su precio habitual en cada acceso independientemente del servicio utilizado) El catálogo de 42 canales abarca desde noticias, documentales, deportes y cine hasta contenidos de entretenimiento tanto para niños (cinco) como para adultos (dos, que pueden eliminarse de la oferta) El 40 por ciento son emisiones en directo, según apuntó ayer la directora de Canales On Line de la operadora, Pilar Serrano. MTV Music, CNN Internacional, Intereconomía o el Canal Historia son algunos de ellos. El elenco de canales se consulta a través de emoción Próximamente, esta información estará disponible en la web. El servicio de TV por móvil a través de 3 G no incluye, de momento, publicidad. Ni la TV ni el ordenador hacen sombra al teléfono móvil como soporte publicitario, según los expertos: Cuando enciendes la TV en casa puedes no estar viendo la pantalla. Sin embargo, cuando ves la tele en el móvil la atención es permanente aseguró Serrano. El tiempo medio que el usuario ve la TV en el terminal es de veinte minutos dato que está basado en los usos de los clientes de la operadora. Pero el futuro de la publicidad en el móvil pasa irremediablemente por introducir anuncios, aunque segmentados y con la posibilidad de que el cliente elija verlos o no, dijo Serrano. Sin dar números, el servicio de TV por móvil a través de 3 G es según la operadora el segundo de más éxito entre sus clientes. El primero son las descargas completas de música. La mayoría de los telespectadores móviles se conectan con su programa favorito en la franja de las 20.00 y las 24.00. Y predominan los mayores de 35 años. A la pregunta de por cuál tecnología apostará la operadora, si por la TV a través de la tecnología DVB- H o por 3 G, Serrano señaló que dependerá del marco regulatorio. Ahora estamos en un momento de cierta indefinición. El Gobierno no tomará una decisión sobre el modelo de negocio que permitirá hasta finales de diciembre En cualquier caso, para Serrano ambas tecnologías son complementarias. El futuro de ambas pasa por la convergencia. Una victoria relativa Sin publicidad Un complemento al DVB- H El 40 son emisiones en directo. Entre ellas, MTV Music, CNN Internacional o Intereconomía Los telespectadores de móviles pasan una media de veinte minutos al día frente a la minipantalla Más información: http: www. metric. org. uk Más información en: www. movistar. es