Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 12 s 9 s 2007 ESPAÑA 29 Ingresa en prisión tras matar a su padre de 93 años de una brutal paliza El parricida, de 57 años, cuidaba hace años a su progenitor, en silla de ruedas s Sin motivo aparente, el agresor empezó a asestar puñetazos en la cabeza al anciano AINHOA DE LAS HERAS BILBAO. ¿Qué le pasa por la cabeza a un hombre que, según algunos conocidos, adoraba a su padre, para que termine causándole la muerte de una paliza? Es lo que se preguntan los vecinos del barrio Elubarri de Sodupe (Güeñes) después de ver cómo la Ertzaintza se llevaba esposado a Manuel C. D. conocido como Cavano de 57 años, acusado de parricidio. Ocurrió el pasado sábado día 1 de septiembre por la tarde. Alrededor de las seis y media de la tarde un vecino avisó a la Ertzaintza de que se escuchaban ruidos procedentes de una casa contigua que apuntaban a una posible agresión, confirmaron ayer fuentes de Interior. Al parecer, sin motivo aparente y sin que mediara discusión alguna, el agresor empezó a asestar puñetazos en la cabeza y otros golpes al anciano, que se encontraba postrado en una silla de ruedas. Los allegados creen que la situación llegó a superar al hombre, que se encargaba del cuidado de su padre desde hacía años. El nonagenario, que había sido sometido a una traqueotomía y tenía una sonda, había sido un tiarrón según los conocidos. La vejez, sin embargo, le había ido deteriorando físicamente. Estaba muy delgado y débil y no podía salir de casa, a la que se accede por unas escaleras. por la mente de Manuel para que terminara propinando a su padre una brutal paliza? Algunos creen que el hombre estaba desequilibrado Solitario y hasta huraño, Manuel protagonizó un altercado el viernes, víspera del homicidio, en un bar del barrio. Vino a por tabaco, pidió un zurito y le dio el arrebato. Repetía: Estoy loco y Soy un desgraciado recuerda la camarera que le atendió, una de las pocas vecinas con las que aún mantenía alguna conversación. Después, pegó un manotazo a la barra y tiró platos y vasos al suelo. Pese a que la dueña del local le invitó a que se marchara, él se mantuvo acodado a la barra durante más de dos horas, hasta que pasadas las tres de la tarde se marchó a casa. Según el primer examen médico, algunos de los golpes que presentaba la víctima habían sido inferidos días antes. Una ambulancia de la DYA de Sodupe se desplazó hasta el domicilio, pero finalmente fue una UVI móvil la que trasladó al anciano hasta el hospital de Cruces. Los facultativos intentaron reanimarle. Presentaba graves heridas, de las que no pudo recuperarse. Falleció en la madrugada del domingo. El detenido aduce que no controlaba sus actos En la declaración que prestó ante la Ertzaintza tras la detención, el presunto parricida admitió que había pegado al anciano, aunque sin control sobre sus actos, según aseguraron algunas fuentes. Tras ser puesto a disposición judicial, el juez de guardia ordenó el pasado día 3 de septiembre su ingreso en la prisión de la Basauri acusado de un delito de homicidio. Hasta este momento, el acusado no tenía ningún tipo de antecedente penal No pudo recuperarse Volcado con su padre Junto al padre y al hijo vivían también unos veinte gatos, motivo por el cual una asistenta se había negado a acudir al domicilio. En la actualidad, una auxiliar ayudaba a los dos hombres en las tareas domésticas de la casa. Ambos eran pensionistas. Manuel C. D. sufrió un accidente laboral- -le cayó una uralita sobre la cabeza por un golpe de viento- -y le dieron la incapacidad. Desde entonces se había volcado en el cuidado de su padre. Le daba la cena y le acostaba. Hasta el punto de negarse a recibir ayuda de otros familiares, según cuentan algunos vecinos. ¿Qué ocurrió aquellos días Un grupo de sanitarios traslada el cuerpo de la mujer agredida al Hospital de San Agustín RAFA GONZÁLEZ Una joven herida en Avilés al ser apuñalada por su novio, que luego se autolesionó SUSANA NEIRA AVILÉS. Una joven de 26 años, Vanesa J. resultó ayer herida grave en Avilés al ser apuñalada por su compañero sentimental, que posteriormente se autolesionó. El presunto agresor, José Antonio R. H. de 48 años, hirió a su novia en cuello, abdomen y cara en casa de un vecino, donde la víctima intentó refugiarse tras una fuerte discusión. La riña comenzó pasadas las nueve de la mañana cerca del domicilio en el que ambos convivían desde hacía tres años. Posteriomente, la pareja trasladó la pelea a su portal, en la calle Francisco Orellana, en el barrio de La Luz. Un vecino oyó el alboroto y abrió la puerta de su casa, momento que aprovechó Vanesa J. para intentar escapar pero fue perseguida por su agresor. Tras apuñalarla, el hombre se dirigió a su vivienda y se atrincheró en una habitación, donde además se clavó el arma con la que había agredido a su novia en el abdomen. Agentes de las Policías Nacional y Local lograron entrar en el domicilio y con ayuda de varios familiares le convencieron para que saliera. Tras su detención, José Antonio R. H. fue trasladado al Hospital Central de Asturias, en Oviedo. Según la familia de Vanesa, que permanece en el Hospital San Agustín, donde será sometida a una intervención quirúrgica, la víctima avisó a su novio de que iba a dejar la relación y éste contestó que si se iba, lo haría muerta En Salamanca, un joven marroquí de 32 años, I. B, fue detenido tras herirse con un arma blanca y culpar a su mujer de lo ocurrido para evitar que ésta regresara a Alemania, donde reside. Denuncia falsa