Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11 s 9 s 2007 INTERNACIONAL 37 Treinta muertos al estallar un camión con explosivos tras un choque en México El estallido atrapó a personal de rescate y periodistas que acudieron en auxilio EUGENIO RIVERA SERVICIO ESPECIAL CIUDAD DE MÉXICO. Al menos 29 personas murieron el pasado domingo en México en un trágico choque ocurrido en el Estado de Coahuila, al norte del país, entre un tráiler cargado con explosivos y una camioneta. El siniestro es el más grave ocurrido en este Estado fronterizo con Estados Unidos desde febrero de 2006, cuando 65 mineros fallecieron atrapados en una mina cercana a la localidad de Nueva Rosita. Los hechos ocurrieron poco antes de la medianoche, cuando un tráiler que transportaba 22 toneladas de material explosivo chocó en la carretera que comunica Monclova y Cuatro Ciénagas con una camioneta que se cruzó en su camino. Equipos de rescate, curiosos y periodistas se desplazaron al lugar del accidente, donde el fuego se había adueñado de los dos vehículos, y fue entonces, media hora después del choque, cuando se desencadenó la tragedia. Personal de auxilio y la gente se había congregado en la zona sufrió entonces el embate de una explosión inesperada de la carga del tráiler, que dejó el saldo fatal de decenas de muertos, entre ellos cuatro reporteros de tres diarios de la zona, indicaron fuentes de Protección Civil. La carretera donde ocurrieron los hechos quedó destruida, el tráfico interrumpido y más de trescientos agentes federales, estatales y de los equipos de Protección Civil trabajaron durante horas en la zona para identificar a las víctimas. Fuentes de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) estimaron en 34 las víctimas mortales, mientras que Protección Civil del Estado las rebajaba hasta 29 y cifraba en 144 los heridos. El presidente de México, Felipe Calderón, de visita a India, lamentó los hechos que volvieron a teñir de sufrimiento a Coahuila, Estado en el que abundan las minas. En febrero de 2006, decenas de mineros de una explotación del Grupo México en Pasta de Conchos murieron en el interior de una mina donde quedaron atrapados tras producirse una explosión. Más de cien heridos Soldados mexicanos inspeccionan los vehículos destruidos por la explosión de un tráiler en Coahuila EFE Pérez Molina y Colom lucharán por la Presidencia guatemalteca en la segunda vuelta M. M. CASCANTE ENVIADO ESPECIAL CIUDAD DE GUATEMALA. Como estaba previsto, los guatemaltecos tendrán que pasar de nuevo por las urnas el 4 de noviembre para elegir al futuro presidente entre los dos vencedores en las elecciones del domingo: Álvaro Colom, de la Unidad Nacional de la Esperanza, y Otto Pérez Molina, del Partido Patriota. Con el 96 por ciento de urnas escrutadas, Colom había sumado el 28 por ciento de los sufragios, mientras que Pérez Molina agavillaba el 24 por ciento de las papeletas. Detrás queda el candidato oficialista, Alejandro Giammatei, con el 17 por ciento de los votos. El conservador Pérez Molina ha hecho de la lucha contra la inseguridad el eje de su campaña. El socialdemócrata Colom enfocará la segunda vuelta en impedir un retorno al pasado militarista encarnado por el ex general. Las encuestas otorgan una mínima ventaja a Pérez Molina. Rigoberta Menchú recibió sólo el 3 por ciento de los votos. Colombia captura a Diego Montoya, uno de los capos más buscados del mundo ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. Su cara regordeta y desconfiada aparecía junto a la de Bin Laden, uno de los diez asesinos más buscados en el mundo. Por la captura de Diego Montoya, el capo colombiano que llegó a ocupar la silla de Pablo Escobar, asesinado en 1993, se ofrecían cinco millones de dólares (3.622.593 euros) de recompensa. Pero encontrarlo era casi imposible: Diego León Montoya Sánchez, mejor conocido como el Señor de la Guerra había logrado corromperlo e infiltrarlo todo en Colombia, país que produce el 80 por ciento de la coca que se consume en el mundo. Hace un par de semanas, sin ir muy lejos, explotó un gran escándalo en las Fuerzas Militares colombianas depués de que se descubriera que este hombre de 49 años había pagado millonarios sobornos a oficiales, suboficiales y técnicos para que desactivaran temporalmente radares de la Armada. De esta forma, logró sacar decenas de toneladas de coca sin que sus embarcaciones fueran detectadas. Montoya, que ayer fue capturado en la provincia del Norte del Valle, centro de Colombia, con sólo dos guardaespaldas y su madre, era el jefe del llamado Cartel del Norte del Valle.