Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11- -9- -2007 El caso Madeleine INTERNACIONAL 35 Los McCann negocian con el abogado que salvó a Pinochet Michael Caplan evitó que el dictador chileno fuera extraditado EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. A su vuelta a Inglaterra, Kate y Gerry McCann han comenzado a preparse para hacer frente a la Justicia portuguesa en el caso de que finalmente sean procesados por la desaparición de su hija Madeleine. Los McCann han contactado con el abogado Michael Caplan, famoso por haber defendido al general Augusto Pinochet frente a la petición de extradición a España en 1999, y miembros de la familia aseguran que podrían encargarse análisis independientes de los restos de ADN de Maddie encontrados. Nada más llegar a su casa de Rothley, en Leicestershire, los McCann se pusieron en contacto con dos abogados del depacho Kingsley Napley, Michael Caplan y Angus McBride, ambos expertos en derecho internacional y en asuntos de extradición. Caplan lideró el equipo de abogados que asistió al general Pinochet en su lucha por evitar ser llevado a España, a requerimiento del juez Baltasar Garzón, para ser juzgado por crímenes contra los derechos humanos durante su etapa de presidente de Chile. Caplan ingresó en la abogacía en 1977, y es uno de los pocos abogados capacitados para actuar como defensores ante los más altos tribunales del país. Desde hace casi 25 años es socio del despacho Kingsley Napley y goza de gran prestigio. En la web del bufete se destaca que más de un cliente le ha descrito como el mejor abogado con el que nunca he trabajado como destacaba ayer The Times de cuyo suplemento sobre leyes es colaborador, en un perfil que le dedicaba el rotativo. Además actúa de juez a tiempo parcial en el Tribunal de la Corona (la corte más alta para primera instancia en casos criminales) y es persidente del tribunal de apelación de política disciplinaria de la Magistratura. Fue presidente de la Asociación de Abogados Defensores hasta 2003. En otro conocido caso del Reino Unido, actuó en la defensa del capitán del Bowbelle una embarcación dedicada al dragado que 1989 embistió al barco de placer Marchioness causando la muerte de 51 personas. En su labor profesional no REUTERS Temor a una condena que les retire la custodia sobre los gemelos E. J. B. LONDRES. Continúan insistiendo en su inocencia, pero a la vez preparan cómo afrontar todos los escenarios posibles. Así como los servicios requeridos del despacho de abogados Kingsley Napley podrían sugerir la disposición del matrimonio a resistirse a ser entregado a la Justicia portuguesa, luchando contra una presunta solicitud de extradición por parte de Lisboa, el asesoramiento de diversos servicios sociales apuntaban también ayer al temor de Kate y Gerry a perder la custodia sobre sus gemelos en el caso de un encarcelamiento y condena. Representantes de la Policía y de diversos servicios sociales del Reino Unido acudieron ayer al domicilio de los McCann con el fin de atender las preguntas planteadas por el matrimonio. Lo único que éste pretende, según Philomena McCann, tía de Madeleine, es recibir el asesoramiento legal necesario ante la posibilidad de que finalmente se presenten cargos contra Kate y Gerry Lo único que queremos- -indicó- -es que la investigación cambie de rumbo para buscar a Madeleine, que creemos que está viva La intención alegada por los McCann para regresar a Inglaterra era el deseo de recuperar la normalidad en su vida diaria, algo especialmente necesario para los hermanos más pequeños de Maddie. Sin embargo, de momento la normalidad no ha vuelto a la casa de Rothley que la familia estrenó hace un año. Aunque los carteles y pancartas de apoyo han sido retirados de la fachada de la vivienda- -algunos se exponen en un pub cercano- la presencia de periodistas y también la excitación de los vecinos no han ayudado aún a recuperar la normalidad deseada. Por su parte, el arzobispo católico de Birmingham ha solicitado oraciones para la familia. Están muy presentes en la mente y en la oración de todos, cuando tienen que encarar no sólo la tragedia de la pérdida de su hija, sino también el proceso policial que parece lejos de arrojar claridad Uno de los mejores en el gremio El ex abogado de Augusto Pinochet, Michael Caplan EPA El matrimonio podría recurrir a expertos forenses para revisar los análisis de la Policía portuguesa Un proceso lejos de aclararse Representantes de la Policía y los servicios sociales acudieron ayer a su domicilio para asesorarles ha dudado en enfrentarse a situaciones polémicas, asumiendo la carga que contra él efectuaron numerosas organizaciones de derechos civiles por defender a Pinochet. Durante ese caso, Caplan se enfrentó con Tony Blair porque el entonces primer ministro expresó su opinión sobre el ex presidente chileno durante un congreso del Partido Laborista en 1999. El abogado escribió a Blair para exigirle que le explicara porqué se había entrometido en el asunto cuando éste estaba en proceso de vista en los tribunales. Por otra parte, los McCann podrían recurrir a expertos en ciencia forense para que éstos conduzcan una revisión de los análisis que se están realizan- do por encargo de la Policía portuguesa. Aunque esos análisis se están desarrollando en un laboratorio británico, el Servicio de Ciencia Forense de Birmingham, los padres de Madeleine consideran necesarias nuevas pruebas desarrolladas de forma independiente, sin servirse de las que manejan las autoridades lusas y que les acaban de incriminar. En ello cuentan con el apoyo de gran parte de la Prensa británica, que ha venido cuestionando el modo en que la Policía portuguesa se ha ocupado de la recogida de posibles rastros, sin haber precintado la casa de la urbanización Ocean Club en la que se alojaba la familia McCann, ni haber inmovilizado para mayores investigaciones el coche alquilado en el que, al parecer, se han encontrado restos del ADN de Madeleine. A pesar de que hubieran deseado otra situación, los McCann creen que les va a corresponder a ellos tener que demostrar su inocencia y que no han matado a su hija.