Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 11- -9- -2007 Los padres de Madeleine contactan con el abogado que trabajó para Pinochet 31 Primer debate demócrata para los hispanos, pero sin hablar español La organización impidió que hablasen en español los dos candidatos bilingües P. RODRÍGUEZ WASHINGTON. Dentro del intenso cortejo electoral en torno a los 17 millones de hispanos con derecho a voto en las presidenciales del 2008, los aspirantes demócratas a la Casa Blanca participaron durante la noche del domingo en un primer debate en español organizado desde Miami por la cadena Univision. Todo un alarde de traducción simultánea, ya que incluso los dos candidatos bilingües (el gobernador Bill Richardson y el senador Christopher Dodd) fueron obligados a hablar sólo en inglés para evitar favoritismos. Durante el foro- -en el que Univision interrumpió durante hora y media su generalmente deleznable oferta de culebrones, cotilleo morboso y presentadoras escotadas- los candidatos demócratas coincidieron en la necesidad de legalizar a los estimados doce millones de sin papeles acumulados por Estados Unidos desde la última gran amnistía, aprobada durante la Administración Reagan. Con la promesa de volver a plantear una reforma de inmigración en profundidad, que no se limite a medidas de seguridad en la frontera sur. En un exagerado tono de corrección política y victimismo- -fomentado por los propios moderadores, Jorge Ramos y María Elena Salinas, presentadores del principal telediario de Univision- los candidatos demócratas, con Hillary Clinton a la cabeza, también aprovecharon para denunciar los esfuerzos conservadores no carentes de racismo por demonizar a los inmigrantes ilegales y motivar con miedos apocalípticos a su base de votantes. Bill Richardson, tras protestar en antena por verse obligado a hablar en inglés, se apuntó la intervención más memorable de la noche al comentar que la respuesta a los esfuerzos en curso para construir un muro de 12 pies (3,6 metros) va a ser un montón de escaleras de 13 pies (3,9 metros) Aunque las mayores ovaciones de la audiencia congregada en el salón de actos de la Universidad de Miami estuvieron reservadas para los candidatos que insistieron en la prioridad de acabar con la guerra de Irak. En la actualidad, los hispanos constituyen la mayor minoría de Estados Unidos y la de mayor crecimiento; representando un quince por ciento del total de la población. Aunque el presidente Bush logró un 40 por ciento del voto hispano en el 2004, los demócratas en esta campaña esperan avanzar posiciones por la línea dura que mantiene una parte del Partido Republicano en materia de inmigración. Según recientes encuestas, casi tres cuartas partes de los votantes hispanos en Estados Unidos se identifican con el Partido Demócrata, con especial predilección hacia la candidatura presidencial de Hillary Clinton. El debate de Univision, que recientemente ha tenido que pagar una multa récord de 24 millones de dólares por intentar contabilizar culebrones como programación infantil educativa, ha contado con la participación de siete de los ocho candidatos demócratas. Registrándose tan sólo la ausencia del Joseph Biden, recién llegado de Irak. La cadena esperaba realizar otro foro similar con republicanos el próximo 16 de septiembre, pero al confirmar solamente la participación del senador John McCain, estos planes han quedado pospuestos sine die Las llaves de la Casa Blanca El general Petraeus, segundos antes de presentar su testimonio ante la Cámara de Representantes por el Congreso federal como condición para aprobar otros 95.000 millones de dólares adicionales para gastos bélicos. El Congreso también estableció 18 objetivos que el Gobierno de Irak debería cumplir en aras de la reconciliación nacional, de los cuales solamente se habrían satisfecho tres. Estas dudas fueron reiteradas por miembros demócratas durante la sesión de ayer. Para el diputado Ike Skelton, presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara Baja, nadie puede argumentar que el Gobierno de Irak ha logrado grandes avances Insistiendo en que los testigos enviados por la Administración Bush deben decirnos por qué debemos continuar enviando a nuestros jóvenes a luchar y morir si los iraquíes no están dispuestos a realizar los duros sacrificios necesarios para su reconciliación nacional Para Tom Lantos, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Repre- AP Es posible sacar 30.000 soldados sin poner en peligro los avances por los que hemos luchado tan duramente Mi testimonio, ni ha sido aprobado ni compartido con el Pentágono, la Casa Blanca o el Congreso El general reconoce que el progreso no es parejo y que la cifra de víctimas civiles es demasiado alta Más allá de julio del 2008, Petraeus ha caracterizado como prematuro especular sobre reducciones adicionales de tropas Aluvión de encuestas sentantes, a estas alturas los estadounidenses han perdido la confianza en la Administración Bush por sus políticas miopes en Irak Según este demócrata de California, necesitamos salir de Irak por el bien de ese país y el nuestro Mientras que los congresistas republicanos se han dedicado sobre todo a defender la credibilidad del general Petraeus. Entre el aluvión de encuestas publicadas al calor de este debate, un sondeo Gallup apuntaba ayer la existencia de un 60 por ciento de estadounidenses partidarios de establecer un calendario de retirada. En otro sondeo publicado por el New York Times la opinión pública de EE. UU. confía mucho más en el Pentágono y el Congreso que en la Casa Blanca a la hora de encontrar un final aceptable a la guerra de Irak. ABC. es Informe sobre la situación del conflicto iraquí en abc. es internacional La cadena Univision interrumpió durante hora y media su oferta habitual de culebrones, cotilleo y escotes