Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN MARTES 11 s 9 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Juan Pedro Quiñonero RAJOY Y Contradicciones de la pseudo- democracia Se está volviendo a hablar en Euskadi del famoso derecho a decidir de los vascos. Pero decidir ¿el qué? Esta expresión equivale para los partidos a favor de la autodeterminación al derecho a decidir la forma de relación entre Euskadi y España. Lo curioso del caso es que se defienda con contundencia este derecho por parte de dichos partidos, mientras que se omite o directamente se niega el derecho a decidir cualquier otro aspecto de la política. Si los vascos tenemos derecho a decidir independencia sí, independencia no, ¿por qué no tenemos derecho a decidir qué Ley del Suelo queremos, por ejemplo, o si queremos instalar incineradoras, o si necesitamos el Tren de Alta Velocidad, o elegir el tipo impositivo del Impuesto de Sociedades? Hablemos pues del derecho a decidir, pero con todas las consecuencias, llevando el debate a todos los ámbitos, no sólo al que interesa al lendakari y su partido. Esto pondrá en evidencia las contradicciones de esta pseudo- democracia, donde sólo somos soberanos cuando les interesa a las elites que supuestamente nos representan. Ya es hora de devolver la decisión a los ciudadanos, pero sobre todos los asuntos públicos, a todos los niveles. Es hora de la democracia directa. Manuel Casal Lodeiro Vizcaya Un insulto para la inteligencia de los ciudadanos Entra dentro de lo normal, desgraciadamente, que en este país cualquier dirigente nacionalista pueda decir cualquier barbaridad y no pase nada. Ahora bien, el que un juez, miembro del CGPJ, al que se le supone un cierto prestigio y un mínimo nivel cultural, hable del genocidio catalán y que siga conservando su puesto en una elevada institución del Estado al que acusa de genocida, es un insulto para la inteligencia de los ciudadanos y, lo que es peor, es un grave menosprecio para todas aquellas víctimas de genocidios. Me gustaría que el Gobierno de España ejerciera como tal, defendiera aquello que dice gobernar y, aunque en teoría exista una separación de poderes, aconsejara al juez López Tena una tila y un permiso para viajar a Camboya, a Sudán, a la antigua Yugoslavia, a Alemania o a Rusia para aprender algo sobre genocidios. Sólo nos faltaría ya que al grupo de jueces conservadores, al de progresistas y al de no afiliados tuviéramos que añadir el de los que se equivocaron de profesión. Teresa González Rodríguez. Madrid LAS CRISIS adie sabe hacia adónde vamos. Pero está claro que nos preparamos mal... En París, International Herald Tribune presenta la candidatura oficial de Mariano Rajoy a la presidencia del Gobierno como el lanzamiento de la campaña electoral, destacando la necesidad de un trabajo enérgico y unido En Ginebra, Le Temps consagra bastante espacio a la candidatura de Rajoy, insistiendo en la importancia que pudiera tener una participación activa e importante de Alberto Ruiz- Gallardón, el muy popular alcalde centrista de Madrid En Londres, Financial Times destaca unas declaraciones muy matizadas de Rodrigo Rato, todavía en funciones al frente del Fondo Monetario Internacional, afirmando que, a su modo de ver, la actual crisis financiera internacional pudiera tener efectos saludables a medio plazo, si se consiguen imponer políticas creíbles para salir de la incertidumbre actual. Sobre la coyuntura económica, en París, Le Monde continúa deshojando el goteo negro de las crisis paralelas, resumiendo la situación con esa advertencia de fondo: La deterioración de la competitividad, el endeudamiento de las familias y las incertidumbres que pesan sobre los precios inmobiliarios corren el riesgo de poner fin a un ciclo económico español Sobre ETA, las turbulencias sólo ahondan la incertidumbre. En Luxemburgo, Tageblatt avanza una hipótesis optimista la banda terrorista pudiera estar perdiendo eficacia criminal En Burdeos, Sud Ouest insiste en algo más que una hipótesis negra: la delincuencia terrorista está proliferando en territorio francés. Al aire las incertidumbres, la preparación del futuro colectivo se percibe tirando a negro. Le Monde publica un estudio comparativo sobre las universidades y la enseñanza superior en EE. UU. y Europa. Las universidades europeas están muy detrás de las universidades norteamericanas en el ranking mundial de la enseñanza. Por su parte, las universidades españolas están a la cola de Europa. EE. UU. consagra a la enseñanza superior el doble de dinero que España, por estudiante y año. N Peor que las mentiras Las verdades a medias suelen ser peor que las mentiras. El mayor inconveniente de varios manuales editados sobre Educación para la Ciudadanía que he tenido oportunidad de revisar no es tanto lo que dicen como lo que callan. Y no sólo en las unidades de contenido más ideológico; también en otras, como la dedicada a Declaración Universal de los Derechos Humanos. Algunos textos suelen citar el epígrafe 1 del artículo 26 que afirma que Toda persona tiene derecho a la educación pero ninguno de ellos hace mención del epígrafe 3 del mismo artículo, que dice que Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos También se silencia el preámbulo de la Declaración, en el que se hace mención a la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana Al no resaltar el carácter universal e inalienable de estos derechos, por ser inherentes a la condi- ción y dignidad de persona, puede parecer que su fundamento está en el consenso entre las naciones y no en la misma naturaleza humana. Por cierto, tampoco en ningún manual se cita para nada a la naturaleza humana, con lo cual se deja sin fundamento objetivo cualquier tipo de ética personal o social; y lo bueno y lo malo dependerá sólo de lo que a cada cual le parezca, o de lo que determinen en cada momento las mayorías parlamentarias. José Luis Jiménez Villanueva Madrid Anticiparse El porcentaje de personas provenientes de diferentes países en nuestra ciudad es un dato a tener en cuenta ante la desaceleración del mercado inmobiliario y como consecuencia, una menor actividad en el sector de la construcción. Teniendo en cuenta que un tanto por ciento elevado de la inmigración forma parte de la mano de obra del sector ladrillero el parón de este gremio hará que el desempleo se apoderé en mayor medida de ese sector de la Promesas incumplidas El presidente andaluz, Manuel Chaves, para ganar votos en las próximas elecciones, se ha convertido en agente inmobiliario. Buscará casas a los que ganen menos de 3.000 euros al mes, es decir, a casi toda Andalucía. También prometió Chaves, junto al presidente Zapatero, que la empresa Delphi, subvencionada con dinero público de la Junta, no cerraría. Sus trabajadores están actualmente en el paro. Todavía recordamos más promesas incumplidas del señor Chaves: sueldo a las amas de casa, libros de texto completamente gratis para todos, ascensores a los edificios antiguos de tres plantas o más, habitaciones hospitalarias de una sola cama... En fin, agua de borrajas y palabrerío incumplido para una región que soporta un índice de paro muy elevado, una enorme deuda sanitaria y está a la cola en prestaciones sociales después de cinco lustros de política socialista. César España Ruiz Jerez de la Frontera (Cádiz) población, creando un problema de difíciles consecuencias, puesto que muchos de ellos, cuando el desempleo les llegue, no alcanzarán los requisitos necesarios para que el servicio de desempleo les facilite una cobertura económica suficiente para amortiguar el deterioro económico por su forzada inactividad. También hay que tener en cuenta otra parte de esta población que ha venido desarrollando actividad en este gremio sin las debidas condiciones para que puedan tener ningún derecho a nada, es decir trabajadores ilegales. Desde las instituciones deben prevenir esta situación para que en caso de producirse se preparen programas encaminados a paliar los contratiempos fruto del escaso incremento económico. Fernando Cuesta Garrido Vitoria Conocemos nuestros derechos Las manifestaciones del presidente de la asociación de inspectores de educación en el sentido de que los padres y madres cuyos hijos no acudan a la clase de Educación para la Ciudadanía recibirán la información sobre las obligaciones legales que de ello se deriven tienen un retintín totalitario. Tratándose de inspectores, señor presidente. debiera ser más comedido en sus palabras. Sabemos ya que esa materia es obligatoria y también que existe afortunadamente el derecho fundamental a la objeción de conciencia, que está por encima de la ley (de hecho reconocido en la Constitución y en los convenios de derechos humanos europeos y de la ONU) Vaya forma de querer infundir miedo: somos adultos y conocemos nuestros derechos tan bien o mejor que usted. Antonio Sanz Pérez Burgos