Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 MADRID LUNES 10 s 9 s 2007 ABC AL DÍA Luis Prados de la Plaza PRESIDENTES lgo empieza a no entenderse demasiado cuando resulta tanta noticia el encuentro de dos políticos que estarían obligados a entrevistarse de forma normal y frecuente: a trabajar juntos, para que nos entendamos. A medida que avanzamos en economía, cultura y bienestar, según nos dicen, las cosas más sencillas se convierten en montañas o fronteras infranqueables... De modo que el encuentro entre los presidentes de los Gobiernos de España y de Madrid se disfraza de esfuerzo democrático especial, demostraciones del talante colaborador que, a modo de purgante o como en trance de tragarse el sapo han de atravesar los políticos, cuando se acercan unas elecciones, mayormente. Todo sacrificio es poco cuando las encuestas hacen sonar señales de alarma. La forma tan exagerada de presentar el evento, ya indica una falta de entrenamiento en el diálogo permanente a que se obligan dos cargos públicos que representan a los ciudadanos... Que son los que votan, ya se sabe. Disponer de tres Administraciones- -juntas y, además, revueltas- como es el caso de Madrid, tiene una parte buena y una parte mala, como se cuenta en algunos chistes. Empezando por lo primero, en busca de lo positivo, está la posibilidad de que alguna de las tres instituciones para prestar servicios funcione razonablemente bien e, incluso, solucione algunos deficiencias de las otras. La parte negativa, en todo caso, es que las infraestructuras y otros deberes acaban saliendo más caros, en medio de esa mala costumbre que ya casi se acepta en política y que consiste en engañarse los unos contra los otros. Lo cual perjudica, en especial, a los administrados. Hace bien Esperanza Aguirre en recordarle a Rodríguez Zapatero, en directo y con tanto desparpajo como sea menester (con imágenes, luces y sonidos) los abandonos del Gobierno de España a Madrid, que empiezan a llenar el prólogo para continuar el corte y confección de la memoria histórica. Hace bien la presidenta de Madrid en repetirlo (al menos una vez cada tres años, puesto que desde Moncloa no ofrecen más oportunidades, y eso que los edificios y ciudadanos del Gobierno están empadronados en la capital de España) Con privilegios de atención y fiscales, por cierto. A CHEMA BARROSO Último homenaje a los bomberos del incendio de Almacenes Arias Una maratón que arrancó en la Puerta del Sol recorrió diversas calles de la capital y acabó en la Casa de Campo fue ayer el colofón de los actos organizados por los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid para conmemorar el 20 aniversario del trágico incendio en los antiguos Almacenes Arias- -en la imagen, a su paso por el lugar del siniestro, en la calle de la Montera- donde perdieron la vida diez bomberos madrileños. Heridas tres mujeres al explotar una bombona de gas en Tetuán La deflagración se produjo en la cocina del piso s Los vecinos habían pedido al dueño una inspección de la instalación ABC MADRID. Tres mujeres de origen paraguayo resultaron heridas ayer, una de ellas con el 20 por ciento de su cuerpo abrasado y quemaduras de primer y segundo grado, tras la explosión de una bombona de gas butano en la cocina de una vivienda del número 21 de la calle de Oudrid (Tetuán) El suceso provocó daños en la tabiquería de parte del piso, así como el derrumbamiento de unos veinte metros de la pared que separa esta vivienda de la contigua. La deflagración afectó a tres mujeres que, en esos momentos, se encontraban en el edificio. Así, una de ellas, de unos 30 años, sufrió quemaduras de primer y segundo grado en el 20 por ciento de su cuerpo, por lo que fue trasladada por el Samur- Protección Civil hasta la Unidad de Quemados del Hospital de La Paz, donde ingresó con pronóstico menos grave. Las otras dos mujeres, de unos 30 y 40 años, resultaron heridas de carácter leve por desprendimiento de cascotes. Hasta el lugar del suceso se desplazaron tres dotaciones de Bomberos del Ayuntamiento, que procedieron a desescombrar las viviendas afectadas. Se da la circunstancia de que los vecinos ya tenían una leve sospecha de la peligrosidad del gas, por lo que habían pedido al dueño de la vivienda afectada que pidiera una inspección del gas. Álvaro, vecino del piso contiguo al que se produjo la explosión, insistió en que se trata de viviendas antiguas por lo que se vive un poco precario informa Ep. La mayoría de inquilinos de los pisos proceden de Iberoamérica y utilizan gas butano como fuente de energía en los hogares. Le hice un comentario al encargado del piso en cuanto a que tenían que hacer una inspección los técnicos del gas aseguró este vecino, y aprovechó para lamentarse de que las instalaciones son viejas, de unos 40 años El Samur Social realojó ayer en un hotel a seis vecinos de las tres viviendas más afectadas. Entre ellos se encuentran las dos mujeres que resultaron lesionadas de carácter leve por la caída de cascotes. Cuatro hombres, gravemente lesionados en un accidente de tráfico en San Blas ABC MADRID. Cuatro hombres de nacionalidad rumana resultaron heridos ayer de diversa consideración, uno de ellos de carácter grave, tras sufrir un accidente en la glorieta que comunica la avenida de Arcentales y la M- 40, en el distrito de San Blas, según fuentes de Emergencias Madrid. El suceso se produjo cuando el vehículo en el que viajaban las cuatro personas heridas se salió de la vía, rompió el muro de hormigón que separa la calzada y cayó por la cuneta hacia la M- 40, recorriendo unos 40 metros. Un hombre de 31 años salió despedido del interior del coche y sufrió múltiples contusiones, por lo que fue trasladado por facultativos del SamurProtección Civil hasta el Hospital de La Paz, donde ingresó con pronóstico grave. El conductor, de 34 años, resultó con politraumatismo y fue llevado hasta el Hospital Ramón y Cajal. El copiloto, de 23 años, también sufrió múltiples traumatismos y fue traslado hasta La Paz. Había sospechas de peligrosidad A la hora del suceso, las víctimas estaban durmiendo, lo que evitó una tragedia mayor, porque la explosión fue en la cocina. Algunos vecinos del inmueble afectado sospechaban del peligro en el inmueble. Los inquilinos habían solicitado al dueño de la vivienda afectada por la explosión una inspección de las instalaciones de gas.