Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 ECONOMÍA www. abc. es economia LUNES 10- -9- -2007 ABC La crisis hipotecaria de USA agrava la Bolsa española por el fin del ciclo inmobiliario Las fuertes subidas de los años anteriores y la crisis de constructoras e inmobiliarias penalizan al mercado doméstico JORGE HOLGADO MADRID. La crisis de las hipotecas de alto riesgo subprime en Estados Unidos ha traído de cabeza durante este verano a las Bolsas de todo el mundo y cuyos efectos son difíciles de evaluar. Pero ha sido una crisis que no ha tocado directamente a los mercados de valores, sino que lo ha hecho de una forma tangencial. La incertidumbre y desconfianza provocadas por esa crisis sí que ha tenido un drástico efecto reductor sobre la liquidez del sistema financiero. Y esa falta de liquidez ha sido concretamente la que ha incidido más negativamente en las Bolsas, al igual que fue precisamente el fenómeno contrario, el exceso de liquidez, lo que hizo subir los mercados hasta sus máximos históricos en el segundo trimestre de este año. Las principales Bolsas del mundo, salvo días muy concretos, han tenido un comportamiento discreto durante agosto, mes bastante atípico, en el que suele reducirse la cifra de negocio, por lo que el mercado es más propenso a cambios bruscos en uno y otro sentido. Las diferencias de los principales índices bursátiles, pese al endurecimiento crediticio, han sido cortas en general y oscilan entre el 0,71 que subió el Dax de Fráncfort y el 1,53 que se dejó el CAC- 40 parisino, pasando por el 0,89 que perdieron tanto el FTSE- 100 londinense como el Dow Jones de Estados Unidos, que es precisamente el país donde en teoría se concedieron tantas hipotecas sin garantías y el motivo de la actual crisis. La Bolsa española constituye en esta ocasión un caso aparte. aunque de todas formas ha sido, con gran diferencia, la más castigada, ya que bajó un 2,18 en agosto, pero hay que tener en cuenta dos factores muy importantes que justifican esta diferencia con sus colegas. En primer lugar, el selectivo españoles es el índice, entre los principales occidentales, que más ha subido en los últimos años y que ha duplicado al menos los avances de sus colegas del Viejo Continente, por lo que actualmente tiene más margen para corregir. Y en segundo lugar, la Bolsa española está inmersa en una crisis propia, además de la general de las hipotecas estadounidenses, que afecta principalmente a constructoras e inmobiliarias, por el elevado endeudamiento de algunas de las sociedades que la configuran (principalmente por su incursión en el sector energético español) Esta crisis particular lleva tiempo lastrando la evolución de la Bolsa española, al igual que en años anteriores, cuando el boom inmobiliario la llevó en volandas hasta su techo histórico. Y es que las alegrías excesivas al final terminan pagándose. Esta crisis, que se desató por la caída de la inmobiliaria Astroc a finales de marzo, y por la que ha tenido que declarar ante el juez Garzón el ex presidente de la sociedad, Enrique Bañuelos, es para algunos analistas el comienzo del estallido de la burbuja inmobiliaria. Ésta es otra alegría a la que hay que hacer frente, y que supone un gran peligro para la economía española por el elevado grado de endeudamiento de las familias y por la gran fuente de creación de empleo que supone el sector de la construcción en nuestro país. En los primeros compases bursátiles de septiembre la situación ha empeorado todavía más, de la mano de los malos datos macroeconómicos que llegan del otro lado del Atlántico. Entre ellos la pérdida de empleo en Estados Unidos por primera vez en los últimos cuatro años, que ha dejado en rentabilidad negativa en el año al Ibex- 35 español, al CAC- 40 francés y al FTSE- 100 británico, mientras que el Dax alemán mantenía una diferencia positiva de casi un 13 por el extraordinario comportamiento que había tenido hasta el momento. BOLSA Y EURIBOR EN EL ÚLTIMO MES Ibex- 35 15.100 14.900 14.700 14.500 14.300 14.100 13.900 13.800 15.004,20 8 agosto 14.590,10 4 septiembre 13.979,70 16 agosto 8 9 10 13 14 15 16 17 20 21 22 23 24 27 28 29 30 31 Agosto 13.873,40 7 septiembre 345 Sept. 6 7 Euribor 4,850 4,800 4,750 4,700 4,650 4,600 4,550 4,602 4,645 4,791 4,781 4,763 8 9 10 13 14 15 16 17 20 21 22 23 24 27 28 29 30 31 Agosto 345 Sept. ABC 6 7 Caída de las inmobiliarias Las Bolsas chinas, por las nubes A las Bolsa chinas parece que no les está afectando la crisis hipotecaria que EE. UU. ha exportado al resto del mundo y atraviesan por su mejor momento, a pesar de que el ICBC y el Bank of China declararon en agosto que sus balances tienen una pequeña exposición al mercado hipotecario de alto riesgo estadounidense. Estas declaraciones, según Invertia, refuerzan la tesis de los analistas de que China se encuentra totalmente aislada de los problemas financieros occidentales. Los principales índices de las Bolsas chinas, a pesar de que el pasado viernes sufrieron una corrección superior al 2 presentan revalorizaciones en el año del orden del 150 mientras que la española, la francesa y la inglesa están en rentabilidad positiva. Para atemperar las subidas, el Banco Popular de China ha decidido aumentar, por séptima vez en lo que va de año, el índice de la reserva bancaria, lo que permitirá retirar del mercado un total de 18.060 millones de euros. Esta medida reforzará la gestión de la liquidez en el sistema bancario. Y es que las Bolsas chinas pueden alcanzar proporciones gigantescas, ya que la capitalización bursátil de las tres entidades financieras de referencia, las dos mayores petroleras y la principal operadora de telefonía, duplican el valor de las 35 compañías que componen el selectivo español. Los malos datos del empleo de EE. UU. han dejado en negativo la rentabilidad de las Bolsas española, francesa y británica La decisión adoptada por el BCE de mantener los tipos de interés alarga un mes la incertidumbre sobre los mercados Esa falta de liquidez, que ha cambiado de forma sustancial las condiciones crediticias, ha sido tan grande que tanto la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) como el Banco Central Europeo (BCE) se han visto obligados a inyectar cientos de miles de millones de euros para aportar liquidez al sistema y evitar males mayores. Como estas operaciones son con pacto de recompra, también han contribuido a llenar las arcas de ambas instituciones. Esta crisis ha creado incertidumbres sobre el futuro de la economía mundial, como lo atestiguan la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) que la semana pasada bajó una décima las previsiones de crecimiento para la zona euro hasta el 2,6 -cifra que coincide con las previsiones que realizó Bruselas en primavera- y dos décimas, hasta el 1,9 para la estadounidense, alegando precisamente los efectos provocados por la citada crisis. El propio comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Joaquín Almunia, afirmó la pasada semana que la crisis hipotecaria estadounidense podría restar unas décimas al crecimiento de la zo-