Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 10 s 9 s 2007 INTERNACIONAL 35 Guatemala madrugó para votar de manera masiva al nuevo presidente Colom y Pérez Molina, confiados en llegar a la segunda vuelta de noviembre MANUEL M. CASCANTE ENVIADO ESPECIAL CIUDAD DE GUATEMALA. Hasta la lluvia- -tan frecuente como intensa en esta época del año- -se hizo a un lado para favorecer la jornada electoral en Guatemala. El país centroamericano elegía ayer presidente y vicepresidente y renovaba su Parlamento y más de trescientas alcaldías. Desde antes de las siete de la mañana había colas de votantes a las puertas de los colegios electorales. Las urnas se cerraron ya entrada la madrugada española, pero se esperaba una alta participación. Tras depositar su papeleta, el candidato por la socialdemócrata Unidad Nacional de la Esperanza, Álvaro Colom- -que aspira por tercera vez a la máxima autoridad del Estado- denunció compra de votos en algunos barrios de la capital y la intervención de hombres armados en regiones occidentales. También en Ciudad de Guatemala ejercía su derecho ciudadano el presidenciable del conservador Partido Patriota, general Otto Pérez Molina, quien aseguró tenerle sin cuidado una supuesta campaña negra en su contra: Estamos contentos, porque el mensaje de campaña Mano dura contra la delincuencia) llegó al corazón y el pensamiento los guatemaltecos Colom y Pérez están igualados en todas las encuestas, y, salvo sorpresa mayúscula, ambos se verán las caras en la segunda vuelta, el próximo 4 de noviembre. El actual mandatario, Óscar Berger, aseguró que la democracia en el país está madurando muy rápidamente y pronto será un modelo para el mundo. Tras casi medio siglo de sucesivos regímenes militares, Guatemala retornó a la democracia en 1986. El mandatario advirtió que no vamos a permitir ninguna medida que vede el derecho al voto; mucho menos, disturbios en mención a los grupos de antiguos paramilitares que amenazaron con boicotear los comicios si no recibían el último pago Un grupo de mujeres mayas hace cola para votar en un colegio de La Esperanza, Totonicapan EFE El voto descentralizado M. M. CASCANTE El incremento del número de mesas electorales, de ocho mil a más de trece mil, debía favorecer la participación de la población rural y disminuir el peso del voto de la capital (en Ciudad de Guatemala, las encuestas dan amplia ventaja a Álvaro Colom sobre Otto Pérez Molina) Hasta las pasadas elecciones, las papeletas se recogían en las cabeceras municipales, lo cual desalentaba a los votantes de las comunidades pequeñas y favorecía el acarreo de ciudadanos. Unos treinta mil pueblos se han visto favorecidos por la descentralización, impulsada por el Tribunal Supremo Electoral y aplaudida por los observadores internacionales. Sin embargo, dos tercios del censo residen en áreas urbanas. En 2003, el 58 por ciento de los empadronados acudieron a las urnas. Los análisis más optimistas elevaban la cifra, para los comicios de ayer, hasta el 78 por ciento de los casi seis millones de electores registrados. por haber combatido a la guerrilla durante el conflicto armado (1960- 1996) El ex general Efraín Ríos Montt, reclamado junto a otras seis personas por la Justicia española ante su supuesta implicación en violaciones de los derechos humanos, aspira a obtener un puesto en el Congreso que le permita prolongar su inmunidad. Al acudir al centro de votación, sin que se produjera incidente alguno, el octogenario político dijo estar confiado en que vamos a ganar, pero la gente tiene miedo de decir que van a votar por nosotros por las campañas en nuestra contra Ríos Montt