Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Precampaña electoral s El PP LUNES 10 s 9 s 2007 ABC A SEPTIEMBRE RAJOY, DE SEPTIEMBRE Si la política fuera álgebra, las probabilidades de victoria de Rajoy serían cuestión de lógica, pero Zapatero es un hombre reñido con la Ciencia y juega con ventaja cual Rajoy se ha permitido el lujo de reivindicar su derecho a hacer las listas que le vengan en gana, faltaría más. Si la política fuera álgebra y las cosas terminaran por ordenarse cabalmente en función de criterios estrictamente matemáticos, las probabilidades de victoria de Rajoy serían cuestión de lógica, pero la política, afortunadamente para Zapatero, no es una ciencia exacta. Si le aplicáramos al Gobierno socialista la teoría de la relatividad o el principio de Arquímedes, hace tiempo que se habría roto la crisma por la fuerza de la gravedad de sus actos y ahogado por el peso de su propia impericia. Pero Zapatero es un hombre reñido con la Ciencia, y por eso juega con ventaja. Convertido en icono de sí mismo, es el perfecto reflejo de una sociedad que desdeña la aritmética, si ello conlleva un esfuerzo añadido, y abraza la retórica de una política social que, cuando truena, convierte las nubes negras en gigantescas ubres de las que llueve café, sin importarle mucho quién dé a la manivela, si Solbes o Caldera. Rajoy lo sabe: la suerte está en las letras- -como en la canción de Juan Luis Guerra, Ojalá que llueva... y por eso se atreve a desafíar al calendario y a ser candidato en septiembre, consciente de que la política no es un logaritmo neperiano, ni siquiera un simple juego de sumas y restas. Candidato a presidente, Rajoy apura su recta final dispuesto a exhibir su liderazgo de hombre ejemplarmente corriente, convencido de que no habrá tercera vez. La meta está en marzo, para bien o para mal, lo que en el fondo le consuela y le otorga un reconfortante margen de libertad para ser relativamente feliz y comprobar hasta qué punto puede llegar a inquietar y remover los cimientos de un partido con una asombrosa capacidad de autodestrucción. Porque dentro de seis meses, Rajoy será presidente del Gobierno o no será, disyuntiva que en el fondo alivia el sacrificio de quien hoy salta al ruedo seguro de que la política es cuestión de palabra. Lo que no tiene nada que ver con el cultivo de la oratoria de truhán que- -con precisión casi lírica- modula el autoproclamado Gobierno de España para deleite del auditorio. Costa tendrá un número dos para coordinar las propuestas territoriales del PP Rajoy será designado hoy candidato a la Presidencia del Gobierno M. CALLEJA MADRID. El Partido Popular sigue sin soltar el acelerador esta semana. Mariano Rajoy será designado hoy, en la Junta Directiva del partido, candidato a la Presidencia del Gobierno para las próximas elecciones generales, que se celebrarán previsiblemente el 9 de marzo. Y también esta semana quedará cerrado el comité de notables que asesorará al líder del PP para elaborar el programa electoral. Según ha podido saber ABC, el coordinador del programa, Juan Costa, tendrá un número dos que se nombrará oficialmente el jueves, aunque podría conocerse mañana mismo, y que tendrá como misión canalizar y dar cuerpo a las propuestas territoriales del PP. El perfil del que será mano derecha de Costa es el de un joven dirigente del partido, que no es del aparato de Madrid, sino de la periferia. Todas las propuestas que tengan que ver con el debate territorial, que será previsiblemente uno de los pilares de la precampaña electoral que se nos ha echado encima, pasarán por esta persona, que trabajará mano a mano con Juan Costa. Rajoy está ultimando su comité asesor, que estará formado por una decena de dirigentes con un perfil joven y con experiencia territorial y de gestión. La dirección del PP quiere dar a conocer a la opinión pública a nuevas caras dirigentes periféricos que pueden contribuir a elaborar un programa nacional y que les servirá como trampolín para saltar a la política nacional. Formarán parte de este grupo el presidente del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo; el líder del partido en Cataluña, Daniel Sirera; el vicepresidente económico del Gobierno valenciano, Gerardo Camps; la consejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Lucía Figar; la presidenta del PP vasco, María San Gil, la nueva presidenta de los populares en Baleares, Rosa Estarás, y el portavoz del Grupo Popular en las Cortes Valencianas, Esteban González Pons, cuyo nombramiento fue confirmado ayer por ABC. La lista de asesores no está cerrada. Otro nombre que sue- Jaime González S i Mariano Rajoy fuera supersticioso- -que lo es- -habría echado cuentas antes de dejar que la Junta Directiva Nacional del PP lo convierta hoy en candidato a presidente del Gobierno, porque la última vez que aceptó el envite también era septiembre. Cuestión de números nada desdeñable, porque desde el banderazo de salida a las urnas pasarán seis meses mal contados, los mismos que hace cuatro años marcaron el destino de este hombre tranquilo que, como buen gallego, cree moderadamente en las meigas y debería barajar una hipótesis perversa: que Zapatero convocara elecciones el 21 de marzo, Viernes Santo, para que los días que restaran para la cita con las urnas fueran exactamente los mismos, 194, que marcaron entonces el principio y final de su candidatura. Ironías aparte, si al presidente del PP le hubieran desvelado hace tres años y medio el futuro que hoy apuntan las encuestas, seguro que no habría tardado tres años y medio en pronunciar su frase más sonora, ese puñetazo encima de la mesa que salió de su boca el pasado martes cuando, harto ya de estar harto, entonó el glorioso haré lo que me convenga aviso a navegantes para quienes durante toda la legislatura- -y desde dentro- -se han empeñado en hacerle la puñeta. Rajoy será hoy elegido candidato a presidente del Gobierno y, más allá de la numerología- -práctica adivinatoria más que discutible- lo cierto es que las expectativas, puestas en paralelo con el diagnóstico que vendían, también desde dentro, los más cualificados profetas del apocalipsis, son relativamente favorables, razón por la Los jóvenes que vienen Ser o no ser Rajoy en una reunión con el Foro Ermua la semana pasada na con fuerte es el de la presidenta del PP de Castilla- La Mancha, María Dolores de Cospedal, en quien el PP tiene puestas muchas esperanzas para que en el futuro se produzca el cambio después de un cuarto de siglo de gobierno socialista. En las elecciones de mayo ya dio un primer paso. Mientras tanto, Rajoy será desde hoy candidato a la Presidencia del Gobierno por segunda vez consecutiva. Una decisión J. M. BARROSO Segundo intento La meta está en marzo, para bien o para mal, lo que en el fondo le consuela y le otorga un reconfortante margen de libertad Esteban González Pons se une a la lista de notables y jóvenes valores que elaborarán el programa que, según apuntó el secretario general del PP, Ángel Acebes, no se ha adelantado por ningún motivo, ya que estaba tomada desde el mes de junio. En la reunión de la Junta Directiva, que es el máximo órgano del partido entre congresos, Rajoy planteará los pilares de la precampaña electoral: la derrota de la banda terrorista ETA, la defensa de la España constitucional y la mejora del bienestar de los ciudadanos. Los populares, y en esto coinciden con los socialistas, darán una importancia especial al problema de la vivienda en esta larga campaña que nos espera. A finales de septiembre, está previsto que el PP celebre una conferencia sectorial, donde presentará sus propuestas concretas. Página web del Partido Popular: www. pp. es