Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9- -9- -2007 El Spirit y el Opportunity sobreviven a las grandes tormentas de arena en Marte 93 Miquel Llop. Si los tienen que sacar es porque hay un riesgo sanitario concluye el ecologista. Sin embargo, si hay algún punto que despierte unanimidad entre todas las partes es la preocupación por el futuro de Ercros, química que lleva establecida en Flix desde 1897. Si se cierra la empresa será la ruina del pueblo, no creo que se tenga que llegar a tales extremos. Sólo pedimos un cambio de tecnologías sentencia el militante de Ecologistas en Acción cuando se le plantea el posible cierre de la planta. Actualmente trabajan en la planta unas 300 personas y otra cincuentena en empresas que le prestan servicios. El impacto no es sólo local, es comarcal explica el edil socialista Óscar Bosch. La factoría sigue en la actualidad produciendo cloro, sosa y fosfato bicálcico con algunas tecnologías que la Unión Europea considera obsoletas. Precisamente, la producción de esta última sustancia, utilizada en alimentación animal, es la que puede liberar los sedimentos radiactivos. El río y el embalse son, hasta la fecha, los damnificados del cuasi monopolio industrial que posee Ercros en Flix. Su actividad centenaria se ha casado con cierto halo de impunidad. Los más de 150 millones de euros que, aproximadamente, puede costar la descontaminación del embalse procederán del erario público y de fondos europeos, financiación que los ecologistas critican por no involucrar a la química. Mientras lanza la diatriba, el ecologista Miquel Llop acaricia el agua con semblante serio. El ruido de las máquinas enmascara su discurso, hasta hacerlo casi inaudible. PRINCIPALES PUNTOS NEGROS DE CONTAMINACIÓN INDUSTRIAL Ría de Pontevedra: -Industria papelera Río Saja (Cantabria) -Industria papelera Ríos Gállego y Cinca (Huesca) -Vertidos de dos industrias químicas Salou (Tarragona) -Polígono de Vilaseca Embalse de Flix (Tarragona) -Industria química Río Tinto y Odiel (Huelva) -Polo químico Sedimentos radiactivos Más de la mitad de los municipios no depuran sus aguas Cerca del 80 por ciento de las masas de agua incumplen los objetivos de calidad ARACELI ACOSTA MADRID. El embalse de Flix no es el único caso de contaminación industrial grave que se da en muchas, demasiadas, masas de agua en nuestro país. La calidad del agua superficial y subterránea deja mucho que desear, y así se refleja en el último informe de Greenpeace, que arrojó unos resultados desesperanzadores tras analizar todas las cuencas españolas. Sólo el 11 de las masas de agua superficiales y el 16 de las subterráneas cumplen los objetivos de calidad fijados por la Directiva Marco del Agua. Unas cifras que han servido repetidamente a las autoridades euopeas para amonestar a nuestro país, sobre todo en cuanto a los sistemas de depuración. Y es que más de la mitad de los municipios españoles no depuran sus aguas. Como ejemplos más graves de contaminación industrial, Julio Barea, responsable de Aguas de Greenpeace, cita el río Saja, en Cantabria. La causa para que este río esté literalmente muerto, ni siquiera quedan larvas bajo las piedras es una papelera que vierte en él. La última visita a la zona la hicieron en julio y el río es pura pasta de papel Otra industria papelera, esta vez virtiendo a un medio marino- fluvial como es la ría de Pontevedra, es la causante de que se esté marisqueando en zona contaminada. Y es que los principales polos químicos se encuentran en zona costera- -un ejemplo más sería el Polígono de Vilaseca, en Salou, explica Barea- aunque no siempre. Dos industrias químicas en Huesca, una en Sabiñánigo y otra en Monzón, vierten a los ríos Gállego y Cinca. Pero, sin duda, el caso más grave de contaminación industrial, y que probablemente sea también el más grave de Europa, afirman desde Greenpeace, es el del polo químico de la ría de Huelva. Si en Flix hablamos de 600.000 toneladas de residuos, en Huelva estamos hablando de 120 millones de toneladas de metales pesados y residuos radiactivos. Una auténtica bomba de relojería a escasos 500 metros de las casas y de los campos de fresas, dice Barea. Estos casos no son más que la punta del iceberg del descontrol de los vertidos industriales asegura Barea. do que les han guiado los criterios de seguridad y rigor. Ajenos al embarrancamiento administrativo, los sedimentos siguen sin embargo reposando en el fondo del embalse. Contra lo que pudiera parecer, vecinos y autoridades de Flix no muestran preocupación ante la dilación de la vuelta a la normalidad ni por la presencia de los residuos tóxicos. No hay ninguna población de Cataluña en la que se hayan hecho tantos estudios ambientales co- El impacto existe mo aquí resume el alcalde accidental. Óscar Bosch hace un malabarismo para justificar la incómoda sedimentación de Flix: En otras zonas industriales tiran los residuos directamente al mar. Aquí, como mínimo, los tenemos agrupados y los vamos a sacar. Es otro punto de vista En este punto los ecologistas discrepan. Estos residuos tienen varios impactos sobre el medio. El mercurio es neurotóxico y las sustancias organocloradas son persistentes. El impacto existe manifiesta Más información en: http: www. ecologistesenaccio. cat temes aigua flix flix. htm Encuentran metales pesados en Sant Carles de la Ràpita El entorno del Ebro parece gafado en lo que a contaminación se refiere. Las obras de ampliación del puerto de Sant Carles de la Ràpita (Tarragona) situado en el Delta de este río, revelaron la existencia de una zona terrestre contaminada con metales pesados. En total, la Generalitat ha contabilizado unos 1.500 metros cuadrados de tierra que contienen mercurio y otros componentes químicos. El pasado 1 de septiembre la Agencia Catala- na de Residuos declaró zona contaminada el sector, mientras la Generalitat iniciaba un proyecto de descontaminación. El delegado del departamento de Medio Ambiente en Tarragona afirmó que la franja está detectada y acotada aunque se esperan análisis complementarios para determinar si los remanentes pueden provocar afectación sobre las personas. Tampoco está clara la procedencia de los residuos. Antiguamente, sin embargo, operó en la zona una química que luego se integró en el conglomerado industrial de Ercros, empresa propietaria de la factoría de Flix. Más información sobre puntos negros http: www. greenpeace. es ABC