Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 9- -9- -2007 91 amedrentó Cayetano, que incluso obtuvo algunos muletazos de buena factura. Mató a la primera y cortó la oreja. Buen toreo de capa se vio ante el sexto, Cayetano estaba decidido a acompañar a César Rincón y a su hermano Francisco por la puerta grande. Brindó al respetable y por alto, con empaque, lo pasó. A los medios con él, pero el enemigo quería tablas. Una pelea constante por conseguir algo positivo. Por eso, casi sin espacio entre el toro y las tablas, Cayetano lo toreó lento y suave. Tiró de repertorio de giraldillas, pases por alto y remates por bajo. Se ganó el premio a base constancia, aunque después de pinchazo, estocada y dos descabellos... César Rincón, que anda de despedida de los ruedos españoles, tuvo ayer la oportunidad de torear la Goyesca. Todo un privilegio reservado a muy pocos y que el torero colombiano agradeció brindando su primer toro a Francisco y Cayetano. Se enfrentó a un astado noblote pero que no rompió nunca y que se venció en varias ocasiones. Esfuerzo de César en una faena inconexa donde hubo algunos muletazos buenos pero faltó la unidad de las series. Al final consiguió enjaretarle pases más hilvanados. El cuarto era un toro tardo, remiso a embestir y mucho menos a repetir. De uno en uno, fue sacándole los muletazos. Muy entregado el colombiano, dándose sitio y dejándolo respira. Tras unos derechazos en los que se fajó, acortó distancias y pudo con su enemigo. La estocada, contundente, fue fundamental para la concesión de las dos orejas. Buen recuerdo se lleva de Ronda César Rincón. La sabia mano de El Juli DAX Plaza de toros de Dax. Sábado, 8 de septiembre de 2007. No hay billetes Toros de Puerto de San Lorenzo, desiguales dentro de la seriedad y un sobrero del mismo hierro (4 bis) de pobre cara; mansos y sin romper; destacó el 3 por el pitón derecho. El Juli, de nazareno y oro. Pinchazo y estocada (palmas) En el tercero, casi media y descabello (oreja) En el quinto, pinchazo hondo y descabello (saludos) Sebastián Castella, de malva y oro. Estocada (petición y ovación) En el cuarto, pinchazo y estocada desprendida (silencio) En el sexto, media tendida y descabello (silencio) Otras plazas Las Ventas Oreja para Carrero y Venegas Certamen Ocho Naciones. Novillos de Valdeolivas. Alfonso Simpson, saludos y silencio. Pedro Carrero, oreja y saludos tras aviso. José Carlos Venegas, saludos y oreja. Buen recuerdo Valladolid Siro triunfa con una buena novillada Primera de feria. Novillos de Guadaira, de buen juego, destacó el extraordinario quinto. Chechu, silencio tras aviso y oreja. Juan Antonio Siro, oreja y oreja. José Manuel Más, oreja y silencio. Informa J. L. Hernanz. ZABALA DE LA SERNA DAX (FRANCIA) El Juli, harto de la suerte esquiva de los últimos tiempos, decidió cortarle el camino a la negra racha: Voy yo al sorteo, que no dais una le vino a decir a su gente, más o menos, con semblante coñón y acento de humor y guasa. Y allí que se fue El Juli, a la plaza de Dax, entradita la mañana. Ya le imagino como si fuera un jugador de casino, concentrado en los números apostados en la ruleta, que serían en este caso los de los toros que formaban el lote deseado. Frotaría los dedos como los dados antes de meter la mano a por la bolita. Pero el resultado no se sabría hasta horas después. Pasada la jornada concluimos que la mano de El Juli fue afortunada, pues el toro de la tarde, el toro de la corrida de Puerto de San Lorenzo, quehabría de decantar el mano a mano con Se- El Juli cuajó una gran faena y cortó una oreja de peso bastián Castella en tierras de Francia, cayó de su lado. Fue el tercero, con hechuras de embestir y unos pitones de asustar. Serio toro bregado perfectamente por Carretero. Ni un capotazo de más ni uno de menos. Andándole le abrió faena El Juli hacia los medios. ¡Qué difícil y qué bello es andarle así a los toros! Una vez allá, se encajó el torero de riñones, se atornilló en la arena y cuajó una importantísima faena sobre la mano que si antes fue afortunada, ahora era sabia: la derecha. Embarcó por delante, ROGER MARTIN Cayetano Martínez de Irujo, con el que comentó varios pasajes del festejo. Posteriormente, asistió a la recepción que ofreció la Maestranza de Ronda, invitado por el teniente de hermano mayor Rafael Atienza, el marqués de Salvatierra. Junto a Rajoy se encontraba su mujer, Viri, acompañada en un palco de la esposa de Arenas, Macarena Olivencia. Tampoco quiso perderse el espectáculo el embajador de Estados Unidos en España, Eduardo Aguirre. La nota aristocrática, como siempre, la puso la duquesa de Alba, que llegó en coche a la plaza entre los aplausos de los rondeños. La duquesa se sentó en un tendido junto a sus nietos Luis y Amina, que alternaron la compañía de su abuela con la de su padre, Cayetano, pendiente en un burladero. La verdadera protagonista fue la hija de Francisco Rivera dio la vuelta al ruedo con su hija Cayetana Fran, Cayetana, que acompañó a su padre en una de sus vueltas al ruedo, aunque despreció una de las orejas que le quiso dar el torero. Quien también vivió intensamente la tarde fue Belén Ordóñez, que, refugiada en una de las columnas de la primera fila de tendido, disfrutó y sufrió con los éxitos de sus sobrinos. La alcaldesa de Marbella, la popular Ángeles Muñoz, debutó en el coso rondeño como primera edil de la localidad malagueña, junto al secretario general del PP de Andalucía, Antonio Sanz. Muy cerca se encontraba la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, entre los diseñadores sevillanos Vitorio y Lucchino. Del mundo del periodismo estuvieron presentes la periodista de Punto Radio María Teresa Campos y el de Telecinco Pedro Piqueras. templó por abajo y despidió cada embestida con soberbio y largo mando para ligar la siguiente. Fue un todo completo, casi sin solución de continuidad, salvo que por el pitón izquierdo el toro gazapeó y no rompió ni parecido ni igual. El toreo transcurrió básicamente diestro y soberano, pleno de gozo. Los redondos fueron entonces ya pletóricos circulares en series iniciadas con una media roblesina. La plaza, llena hasta las banderas, bramaba. El Juli apuntó a todo lo alto, pero la estocada no llegó a ser media. Necesitó del verduguillo. De no haber sido así, igual estaríamos hablando de dos orejas en lugar de una. Una de auténtico peso, eso sí. El resto de la corrida, desigual pero seria, no gustó a nadie. El primer toro, alto como un caballo, se comportó como un mulo, y apenas duró dos tandas en la muleta de El Juli, que con un quinto que respondía con constantes cabezazos al final de cada viaje construyó una faena con más mérito que eco, una obra sorda que terminó con unas torerísimas y poderosas dobladas por bajo de quebranto y sabor de lidia antigua. Sebastián Castella perdió la batalla. Y era una batalla importante. Aparte de que su munición tenía la pólvora mojada de mansedumbre, a pesar de que ayer resolvió con brevedad y habilidad con la espada, no se encontró ni cómodo ni a gusto en una actuación en la que se le vio un tanto a piñón fijo. Sólo su primera faena respiró con bien. Albacete Juan Luis Rodríguez y Tendero puntúan Novillos de Collado Ruiz. Rubén Pinar, saludos y saludos tras petición. Juan Luis Rodríguez, saludos y oreja. Miguel Tendero, saludos y oreja tras aviso. Arles (Francia) Jiménez, a hombros Toros de Los Bayones y un sobrero de Escudero de Cortos. Curro Díaz, saludos en ambos. César Jiménez, oreja y oreja. Savalli, oreja y silencio tras aviso. En Murcia, con novillos de Iniesta, Alejandro Sánchez dio una vuelta al ruedo y Dámaso González y Abel Valls fueron silenciados.