Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 INTERNACIONAL Vuelco en el caso Madeleine DOMINGO 9 s 9 s 2007 ABC Los padres de Madeleine podrían ser imputados la próxima semana El abogado portugués de los McCann afirma que seguirán en Portimao, aunque la calidad de sospechosos no les impediría volver a Inglaterra BELÉN RODRIGO CORRESPONSAL LISBOA. Los padres de Madeleine McCann, señalados este viernes como sospechosos formales de la muerte de su hija, deberán ser interrogados nuevamente la próxima semana por el magistrado del Ministerio Público titular de la investigación. Una noticia avanzada por varios medios lusos en donde se señala que este interrogatorio puede servir para alterar las medidas de coacción aplicadas a la pareja, con libertad de movimientos pero obligada a notificar a las autoridades policiales la ausencia de su domicilio o del país por más de cinco días. No obstante, el abogado de los McCann, Carlos Pinto de Abreu, asegura que hasta el momento no tiene conocimiento de ningún tipo de información que indique que la próxima semana Kate y Gerry tengan que volver a declarar ni ante la Policía Judicial (PJ) ni ante el Ministerio Público. La llegada de los resultados de los análisis realizados a los vestigios encontrados en el apartamento y el coche de los McCann (que confirman que el ADN pertenece a Maddie) han dado un giro radical en la investigación y ahora solamente se habla de los dos nuevos sospechosos, los padres de Madeleine. El cambio de estatus de testigo a sospechoso surgió tras los largos interrogatorios a los que fueron sometidos Kate (dieciséis horas) y Gerry McCann (ocho horas y media) y donde fueron confrontados a numerosas preguntas que no tuvieron ninguna respuesta. ¿Por qué había sangre de Madeleine en el apartamento y en el coche alquilado por la pareja 25 días después de la desaparición de la niña? ¿Por qué los perros rastreadores detectaron olor a cadáver en las ropas de Kate McCann? Demasiadas preguntas sin respuesta que llevan a pensar a la Policía lusa que la niña murió accidentalmente en el apartamento y que sus padres escondieron el cuerpo. Después, habrían transportado el mismo a un lugar (por ahora desconocido) en el maletero del coche. Una historia hipotética que según Philomena McCann, hermana de Gerry, la Policía quiso oír de la propia Kate. Ante las cámaras de Sky News, la tía de Madeleine explicó que la Policía portuguesa intentó llegar a un acuerdo con Kate durante el interrogatorio. Ofrecían una condena de dos años de prisión si la madre de Madeleine se declaraba culpable de la muerte accidental de su hija. Un acuerdo que Kate McCann habría rechazado inmediatamente. Los abogados portugueses ponen en duda este tipo de procedimiento por las características del sistema judicial luso. A pesar de los rumores sobre su salida de Portugal de forma inminente por sentirse perseguidos y preferir la protección de sus familiares y amigos, Kate, Gerry y sus hijos gemelos permanecerán en la casa alquilada en la Praia da Luz. Su abogado, Carlos Pinto de Abreu, explicó ayer que la familia McCann no va a regresar a su país porque no quieren perjudicar la investigación. Tal y como hizo un día antes en la puerta de las instalaciones judiciales de Portimao, al finalizar el interrogatorio de Gerry, el abogado volvió a recordar que sus clientes tienen total libertad de movimientos. La medida de coacción impuesta (término de identidad y residencia) supone comunicar a las autorida- Permanecerán en Portugal De víctimas a sospechosos Según familiares, los McCann han rechazado un pacto para inculparse a cambio de dos años de cárcel