Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL www. abc. es internacional DOMINGO 9- -9- -2007 ABC El Istiqlal da la sorpresa electoral en Marruecos al vencer a los islamistas El PJD habla de compra de votos y de irregularidades de Interior s Los socialistas pasan a ser la quinta fuerza LUIS DE VEGA CORRESPONSAL RABAT. El ministro del Interior marroquí, Chakib Benmusa, anunció en la tarde de ayer la sorpresa: los ganadores de las elecciones legislativas del viernes no son los que partían como grandes favoritos, los islamistas del Partido Justicia y Desarrollo (PJD) sino los nacionalistas del Partido Istiqlal (PI) el partido más antiguo del reino. Benmusa dijo, aunque todavía de manera parcial, que el PI ha obtenido 52 escaños de los 325 de la Cámara de Representantes (Cámara Baja) el PJD, 47; el Movimiento Popular (MP) 43; la Agrupación Nacional de Independientes (RNI) 38; la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP) 36. Todos menos el PJD formaban parte de la coalición gubernamental y con estos resultados suman más de la mitad de la Cámara. La resaca electoral que ayer se vivía en el reino alauí seguía teniendo como protagonista a la abstención que, según confirmó Benmusa, fue del 63 por ciento, récord absoluto en el país. Ni siquiera el PJD fue capaz de movilizar a su electorado. Se habían creado tales expectativas ante lo que iba a ser un paseo para el PJD que aun ganando cinco escaños y ascendiendo hasta ser el segundo partido, los islamistas no pueden sino considerar estos datos un fracaso. A lo largo del sábado, el PJD dejó ver su malestar y mientras sus cálculos empezaban a fallar, acusaban a otras formaciones políticas de haber utilizado dinero para comprar votos. De esta forma justifican lo que en principio iba a ser una gran victoria islamista. Esperamos unos 50 escaños declaraba a ABC el diputado Abdelilá Benkirán, uno de lo hombres fuertes de la formación, en la tarde del sábado, antes de la comparecencia del ministro del Interior. El secretario general adjunto de esta formación, Lahcen Daoudi, coincidía en esos primeros resultados, y apunta a 50 ó 52 escaños, lo que les dejaba muy lejos de sus propios cálculos y de lo que pronosticaban las encuestas. El propio secretario general de los islamistas, Saadeddine Othmani, repitió a lo largo de la campaña que sus previsiones eran pasar de los 42 escaños actuales a unos 70. Sorprende que en 2002 el PJD obtuviera esos 42 escaños presentándose, en una artimaña pactada con el entorno de poder del Rey para no hacer mucho ruido, sólo en poco más de la mitad de las circunscripciones. Ahora tienen sólo cinco parlamentarios más pugnando en todas las circunscripciones. Se han empleado grandes cantidades de dinero para comprar votos por parte de todos, de manera flagrante y en todos sitios denuncia Daoudi al referirse a los partidos que han integrado la coalición gobernante y a otras pequeñas formaciones de izquierda. El dinero que han utilizado algunos ha llevado a estos resulta- ¿Será Himma sólo parlamentario? L. DE VEGA Si había alguien que iba a tener escaño seguro ese es Fuad Ali Himma, hasta ahora ministro delegado de Interior, hombre fuerte de Mohamed VI y gestor de los asuntos más delicados del reino. En una jugada por sorpresa, autorizada por el Monarca, Himma dimitió de su cargo y encabezó una lista independiente que se ha llevado los tres escaños de su circunscripción. ¿Le tendrá el soberano y antiguo compañero de pupitre preparado el puesto de primer ministro? Las funciones que hasta ahora desempeñaba Himma en la trastienda de palacio son casi incompatibles con las de jefe del Gobierno, pero tampoco se descarta que Mohamed VI quiera dar un golpe de timón para regenerar la desprestigiada clase política. Grandes sumas de dinero Dos marroquíes rezaban ayer en un colegio electoral de Rabat dos se lamenta Benkirán al admitir el fracaso. El medio centenar de observadores internacionales que supervisaron los más de 38.000 colegios todavía no se habían pronunciado ayer. El secretario general adjunto del PJD asegura que el alto porcentaje de abstención se debe en cierta medida a las irregularidades cometidas por el Ministerio del Interior que impidió en algunos casos que entre el 10 y el 15 por ciento de los electores votaran por falta de papele- La abstención fue del 63 por ciento. Ni siquiera el Partido Justicia y Desarrollo movilizó a su electorado HORIZONTE Ramón Pérez- Maura A 14 KILÓMETROS DE ESPAÑA as elecciones celebradas el viernes al otro lado del estrecho de Gibraltar emiten muchos signos confusos. El favorito indiscutible, Partido Justicia y Desarrollo, habla de compra de votos por parte de los partidos tradicionales, lo que L quiere decir que su formación, islamista moderada, no puede demostrar una manipulación del recuento. El PJD era el favorito indiscutible en estas elecciones. Y cuando una candidatura, como la suya, intenta representar una ruptura con el pasado, lo mínimo que puede generar es interés. Y lo que está claro es que los comicios del viernes fueron, en el mejor de los casos, apáticos. Registraron la menor participación de la historia electoral de Marruecos. Un hito. Cuando el PJD denuncia a sus rivales por haber comprado votos, de lo que seguro que no les está acusando es de pagar a los electores para que no fueran a votar. Y quien ganó el viernes, arrolladora- mente, fue la abstención. ¿Es posible un pucherazo en Marruecos que deje a los islamistas moderados del PJD sin la victoria y por detrás del Istiqlal? ¡Cómo dudarlo! Driss Basri, el ángel caído en desgracia y recién muerto en el cómodo exilio parisino era un maestro en la materia. Pero cuando se organiza un pucherazo desde el poder, resulta extraño ver cómo en un Parlamento de 325 escaños, se quedan sin acta de diputado candidatos tan notorios y afectos al Poder como los ministros de Cultura y de Marroquíes en el Extranjero, ambos de la Unión Socialista de Fuerzas Populares; o el presidente saliente de su grupo parlamentario. Porque si se hacen trampas también a los aliados, el riesgo en el que se incurre es mucho más elevado. Puede haber denuncia con pruebas. No sabemos si el recuento refleja lo que dijeron los marroquíes en las urnas el pasado viernes. Quizá el llamamiento a la abstención de los islamistas radicales de Justicia y Caridad, del jeque Yassin, sea el verdadero ganador. Pero siempre es difícil atribuirse los votos de la abstención. En todo caso, a 14 km de España, el auge del islamismo es incuestionable. No sabemos si al PJD le han robado las elecciones desde el poder, o se las han birlado los islamistas radicales que no querían participar en las urnas. Mas sí que crece el islamismo.