Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 8 s 9 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 67 Miles de personas desfilaron ayer ante el féretro de Luciano Pavarotti en la catedral de Módena, su localidad natal REUTERS Módena llora a su hijo Luciano La catedral de la localidad italiana, ciudad natal del tenor fallecido, acogió ayer la capilla ardiente de Pavarotti. Hasta allí acudieron miles de personas para dar el último adiós al popular cantante de ópera, que hoy será enterrado junto a sus padres VERÓNICA BECERRIL SERVICIO ESPECIAL MÓDENA (ITALIA) Vestido de frac, en una mano su eterno fazzoletto y en la otra un rosario. De este modo se despidió ayer Luciano Pavarotti de las miles de personas que se acercaron hasta la catedral de Módena para dar el último adiós al amigo, al tenor, al mito. Un silencio respetuoso reinaba en la capilla ardiente del tenor italiano, cuyo funeral se celebrará esta tarde a las tres y al que acudirán familiares y amigos del cantante, entre los que figura Andrea Bocelli, que acompañará la liturgia fúnebre interpretando el Panis Angelicus de Cesar Franck. Tras más de cuatro horas de cola, según confirmaron varias personas que allí se encontraban, todo aquel que entraba en la capilla recibía un recordatorio de Big Luciano con una foto del tenor y un mensaje que rezaba que Luciano Pavarotti vivirá para siempre. El Maestro, cubierto por una fina tela rojiza, tenía el rostro sereno, como si contemplara con placer las muestras de afecto que llegaban de todo el mundo y el dibujo que su hija Alice le dejó. Todo el mundo en Módena recuerda a Luciano, el chico que jugaba al fútbol- -sin mucha fortuna, al parecer- -con sus amigos de la parroquia. Venía a menudo aquí a jugar- -contó a ABC Don Mauro Campani, párroco de San Faustino en el barrio homónimo de Módena, donde la familia de Pavarotti vivió durante toda su vida- En esta parroquia se celebraron los funerales de sus padres y aquí Pavarotti dio sus primeros pasos como profesor de música, hasta que se convirtió en una estrella y empezó a enseñar su talento por todo el mundo. Quien empujó al corpulento Luciano a cantar fue su padre, gran aficionado a la ópera, y que enseñó a su hijo a amar la ópera. Recuerdo cuando venía su padre a cantar a las bodas de los amigos- -nos explicó emocionado Pietro- no puedo decir que cantara mejor, pero casi casi sonríe este amigo de la familia, que recordó como le gustaba bromear y comer a Luciano. Era una persona con la sonrisa siempre en la boca; al principio venía muy a menudo, pero después le era difícil prosiguió Pietro, secundado por sus compañeros de cartas. Con él se pierde una pieza fundamental de Módena, se pierde una persona que nos representaba en el mundo El pesar por la desaparición del gran tenor se hace notar en toda la ciudad. Todos hablan de él con buenas palabras, y recuerdan con cariño los conciertos de Pavarotti and friends que hicieron que Módena fuera conocida a nivel mundial no sólo por su vinagre, sino por ser la ciudad que vio nacer a uno de los más grandes cantantes de la historia, Luciano Pavarotti. Aunque el tenor abandonó su barrio hace tiempo para trasladarse a Santa Maria di Mugnano, todos le aprecian, y este sentimiento se hizo notar desde que se supo la noticia de su fallecimiento. Ayer llegó el presidente de la República, Giorgio Napolitano, a dar su último adiós a Big Luciano y también expresaron su pésame los cantantes Zucchero y Luciano Ligabue; el alcalde de Módena, Giorgio Pighi, y muchas personalidades del mundo de la política y el espectáculo italiano. Para el funeral de mañana está prevista la presencia de algunos de los friends de Pavarotti, como Bono, Carreras o Domingo. Con este motivo, la ciudad ha desplegado un plan de seguridad adicional. Sí, hemos previsto el aumento de patrullas y de personal dada la presencia de personalidades políticas que acudirán al funeral confirmó un policía. Este hecho ha generado que el despliegue de medios en esta pequeña ciudad del norte de Italia haya sido increíble. Desde todo el mundo han llegado corresponsales para cubrir el funeral del mítico cantante, y la televisión italiana dedicó ayer la mayor parte de su programación al tenor. Pavarotti logró esta popularidad internacional gracias a su amor por la ópera y las ganas de transmitirlo y hacerlo llegar a todo el mundo, herencia de su padre, que comunicaba su amor por este arte a amigos e hijo. Por este motivo, Pavarotti quiso dejar un mensaje claro para sus seguidores, y lo hizo a través de su página web oficial: Pienso que una vida dedicada a la música es una vida bellamente empleada, y eso es a lo que yo me he dedicado Pavarotti dedicó su vida a la música y ésta le regaló momentos especiales. Mañana descansará en paz en el cementerio de Módena, al lado de sus padres y del gemelo de Alice- -la hija que tuvo con su segunda mujer, Nicoletta- que murió durante el parto. Más información sobre el tenor: http: www. pavarotti- forever. com REUTERS La viuda del tenor, Nicoletta, y la hermana del cantante, Gabriella, reciben el pésame del presidente Giorgio Napolitano