Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 8 s 9 s 2007 ESPAÑA 25 RELIGIÓN LA MISIÓN Jesús Higueras LAS FAMILIAS DE LA FAMILIA Y La Virgen de Torreciudad, en procesión el pasado martes ante miles de fieles ABC Miles de familias peregrinan al santuario mariano de Torreciudad Benedicto XVI pide, en un mensaje a los padres españoles, que contribuyan a la regeneración de la sociedad educando en la fe a sus hijos JESÚS BASTANTE MADRID. La familia, santuario de la vida es el lema de la XVIII Jornada Mariana de la Familia, que hoy congregará en el santuario mariano de Torreciudad (Huesca) a más de 15.000 familias procedentes de todos los rincones de España, Italia, Portugal y Francia. Un encuentro con solera, que pone de manifiesto la vitalidad de las familias cristianas y su compromiso en la defensa de una sociedad basada en los principios cristianos, abierta a la vida y responsable en la educación de sus hijos. Precisamente este último punto será uno de los ejes del mensaje que ha dirigido Benedicto XVI a los peregrinos de Torreciudad. Según avanza el propio santuario (fundado por san Josemaría Escrivá de Balaguer) junto a la Bendición Apostólica, el Santo Padre alentará a las familias presentes a promover y fortalecer los valores y las raíces cristianas de la familia. Entre otras palabras, el Pontífice pedirá a las familias españolas que contribuyan a la regeneración de la sociedad en nuestro país y en Europa, cumpliendo la preciosa responsabilidad de educar en la fe y en aquellos valores y virtudes humanas y cristianas que contribuirán eficazmente al bien de los demás y al propio Para el rector del santuario de Torreciudad, Javier Mora- Figueroa, estas jornadas marianas pretenden animar a los esposos a que acrecienten la unidad matrimonial, fortalecer la fe de los hijos y el cariño entre todos los miembros, así como otros aspectos concretos de la vida familiar Para Mora- Figueroa, la jornada de hoy sigue los pasos de convocatorias similares, celebradas a lo largo del año en el santuario, y dedicadas a las familias del mundo rural, inmigrantes lationamericanos o del Este de Europa, las amas de casa o el mundo del deporte. En suma- -subraya el rector de Torreciudad- para todos aquellos que sienten la responsabilidad de custodiar y transmitir la luz de la Sagrada Familia a los ambientes y hogares en los que nos movemos Desde comienzos de la semana, decenas de grupos y centenares de familias han comenzado a peregrinar hasta Torreciudad, si bien el grueso de la expedición llegó anoche hasta el santuario oscense. Desde hace años, los responsables de Torreciudad, junto a los de los santuarios de Lourdes y el Pilar en Zaragoza, están trabajando para poner en marcha, con el horizonte de 2008, la ruta Lourdes- Torreciudad- Zaragoza La pasada semana, los rectores de ambos santuarios, así como técnicos de turismo de los consistorios de Secastilla, Barbastro, Zaragoza y Lourdes, se reunieron en el recinto ferial de Barbastro para poner las bases de este proyecto, que busca potenciar el turismo religioso a ambos lados de los Pirineos. En un principio, el objetivo es que la Ruta Mariana se dé a conocer de manera internacional con motivo de la Expo 2008 de Zaragoza y el 150 aniverario de las apariciones de la Virgen de Lourdes, aunque Lobera incidió en que las programaciones de los tres santuarios para el próximo año ya están perfiladas y cerradas No obstante, el edil recordó que practicar movimientos de peregrinos o turistas desde Lourdes a Zaragoza es relativamente sencillo Los rectores volverán a encontrares en otoño, esta vez en Lourdes. Programa del encuentro 9 horas: apertura del recinto y de los confesionarios. 12 horas: oración de las familias, ofrendas de flores y frutos en la explanada del templo. 12,30 horas: celebración de la Eucaristía, presidida por el prelado del Opus Dei, Javier Echevarría. 14,30 horas: espectáculo con actuaciones de las familias asistentes. 16,30 horas: rezo del Santo Rosario y Exposición Solemne. 17,15 horas: fin de la jornada. Fortalecer la fe de los hijos Expo- Zaragoza El Santo Padre alentará a las familias presentes a promover y fortalecer los valores y las raíces cristianas de la familia e vuelve a celebrar hoy en el Santuario de Torreciudad la jornada de las familias, un día marcado por la oración, por esa necesidad que tiene la familia, desde la fe, de tener muy claro cuál es su origen, su meta y cuál es el camino que debe recorrer para cumplir su tarea. La familia encuentra en el misterio de la Trinidad su identidad, puesto que Dios, al ser Trinidad, es familia y misterio de donación y de humildad. La familia sabe que es el espacio donde el ser humano aprende lo más importante que debe hacer en la vida, darse con generosidad, con alegría y vivir ese misterio de la humillación y del negarse a sí mismo para hacer más felices a los demás. La familia encuentra en Dios su meta, puesto que es el Cielo el espacio definitivo donde la familia se va a realizar en plenitud, y allí se reunirá la gran familia universal de los hijos de Dios, donde todos podremos llamanos hermanos sin ningún miedo y sin ninguna limitación. La familia sigue siendo la célula básica sobre la que se sustenta toda la sociedad humana: un hombre y una mujer unidos para siempre y abiertos a la transmisión de la vida. Ese es el proyecto original que Dios hizo sobre el género humano y que no debemos olvidar, por más que las modas, las tendencias o las ideas políticas pretendan presentarnos modelos alternativos que se llaman familia pero que están muy lejos de esa realidad. Los cristianos somos más necesarios que nunca a la hora de vivir el misterio de la familia y mostrar que sólo en ella se dan las características de ese amor gratuito. Si no convertimos el mundo en una gran familia, y no vivimos una fraternidad universal, el mundo está abocado a la propia destrucción. Hoy es un día para que cada uno de nosotros pensemos cómo estamos cumpliendo nuestra tarea dentro de nuestra familia, e intentemos luchar por conseguir que la familia no sea destruida, que no se vea atacada por los diferentes gérmenes que en la sociedad están y que intentan confundirnos y destruir ese modelo original que Dios entregó al hombre. S