Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA SÁBADO 8 s 9 s 2007 ABC Aparece el cadáver de una mujer con signos de violencia en el garaje de su casa de Barcelona ABC BARCELONA. El cadáver de una mujer de 28 años fue encontrado ayer en el garaje de su domicilio en Parets de Vallès (Barcelona) con evidentes signos de violencia- -hematomas en el cuello, entre otros- según informó el ayuntamiento de esa localidad. Los Mossos d Esquadra, que se han hecho cargo de la investigación, mantienen abiertas todas las hipótesis sobre el suceso, por lo que no se descarta que pueda tratarse de un nuevo caso de violencia doméstica. Con todo, la policía autonómica declinó dar más detalles del suceso, ya que el juez del caso decretó el secreto de sumario, aunque sí confirmaron que a última hora de ayer aún no se había practicado ninguna detención. La víctima fue encontrada por un familiar en el suelo del garaje de su vivienda, ubicada en la calle La Fábrica, sobre las diez de la mañana. La mujer, Jenifer Cot, residía desde el mes de agosto del año pasado en la localidad barcelonesa de Parets del Vallès junto con su pareja, también de 28 años. Ambos se habían trasladado desde la vecina población de Martorelles y hace poco habían tenido un hijo. Según afirmaron ayer algunos familiares de la joven, las relaciones entre ella y su pareja eran buenas y no se conoce ningún episodio de violencia doméstica. Según explicó el abuelo de la joven, Joaquín Cot, en declaraciones a Efe, en la mañana de ayer la víctima se disponía a ingresar una cantidad indeterminada de dinero en una entidad bancaria. Si se confirma este hecho, podría apuntar a que el móvil de la muerte de la mujer sea el robo. Lo que sí es seguro es que pese a que el cadáver fue encontrado alrededor de la diez de la mañana, la joven Jenifer Cot debía llevar varias horas muerta en la entrada del aparcamiento ya que, de madrugada, se levantó para dirigirse a su puesto de trabajo en una fábrica de la localidad de Polinyà, donde su hora de entrada son las siete de la mañana. De hecho, las primeras personas que dieron la voz de alarma por su desaparición fueron los trabajadores de la fábrica, a los que extrañó su ausencia, por lo que llamaron a su pareja, que fue quien comezó a buscarla. Estado en el que quedó el puente del Río Arenteiro, escenario que Magdalena Álvarez había visitado tan sólo hace tres días EFE Las obras del AVE suman otra muerte y cuatro heridos en un accidente en Orense El siniestro es similar al que en 2005 costó la vida a cinco personas en Granada: caída de una plataforma, subcontrata, obreros lusos y españoles y seguridad dudosa D. G. SANTIAGO. La investigación que debe esclarecer las causas que provocaron un nuevo accidente mortal en las obras del AVE, en este caso en el tramo Santiago- Orense, será inmediata. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, que precisamente visitó el pasado martes el escenario de este desafortunado suceso, el puente del Río Arenteiro ubicado en O Carballiño (Orense) confirmó desde Cádiz que se iniciaría una investigación y descartó un nuevo viaje a Galicia. No tengo demasiados datos, la empresa será la que ofrezca toda la información de la que disponga comentó en una alocución muy breve. La tragedia se produjo en un viaducto de gran longitud, probablemente el mayor de España, con sus 1.444 metros distribuidos en 21 pilas y 22 vanos. La obra la adjudicó el PP, cuando todavía gobernaba en la Xunta, pero los trabajos comenzaron con el bipartito PSOE- BNG. Los operarios estaban trabajando en el turno de noche, la madrugada del jueves al viernes, y la desgracia aconteció a las seis y media de la mañana. Dos plataformas horizontales situadas entre los pilares se desplomaron y dejaron atrapados a los empleados, un gallego y cuatro portugueses. Al parecer, la máquina de arrastre de cemento avanzó más rápido de lo normal, cayó una pilastra, y se produjo el llamado efecto dominó, un corrimiento que provocó la fatídica caída posterior. El capataz, Manuel Domínguez Lago, natural de Vigo y vecino de la parroquia de Bouzas, murió aplastado. Los otros cuatro trabajadores resultaron heridos, dos de ellos, Fernando Lucas Duarte, de 21 años, y Diamantino Mesquita Pereira, de 42, de gravedad. Están ingresados en el Servicio de Urgencias del Complejo Hospitalario de Orense, aunque no se teme por sus vidas. Todos pertenecían a la empresa Valdalla, subcontrata de la UTE FCC- COMSA, responsable de las obras en este tramo. El alcalde carballinés, Carlos Montes, que se trasladó de inmediato a la zona del suceso, indicó que es una noticia horrible para este ayuntamiento, que hoy está de luto Y es que la tragedia pudo alcanzar mayores dimensiones, ya que el desmoronamiento se produjo sobre una carretera local que no estaba cortada al tráfico. El presidente gallego, Emilio Pérez Touriño, que se desplazó a la zona, lamentó el desgraciado episodio, con la muerte del encargado, y realizó una valoración positiva por la ausencia de riesgo para el resto. La conselleira de Política Territorial, María José Caride, que lo acompañó, añadió que el análisis será cuidadoso Este accidente registra numerosas similitudes con el siniestro acontecido en Granada en agosto de 2005. Seis personas, cinco portugueses y un español, fallecieron entonces al ceder una plataforma de más de 20 toneladas en las obras de construcción de un viaducto en la Autovía del Mediterráneo a su paso por la lcoalidad de Almuñécar. Ahí también los trabajos estaban en manos de una subcontrata. Iba a ingresar dinero Los trabajos de la alta velocidad dejan 26 víctimas en 9 años Veintiséis personas han fallecido en los últimos nueve años en las obras puestas en marchas para construir infraestructuras de los trenes de alta velocidad (AVE) en España. En lo que va de año, las víctimas mortales son tres si se incluye el accidente registrado ayer. El suceso más grave ocurrido desde el 3 de junio de 1998, fecha en la que se produjo el primer accidente en obras del AVE, tuvo lugar el 20 de enero de 2003. Ese día, dos trabajadores murieron y uno sufrió heridas leves al derrumbárseles dos tolvas repletas de grava, procedentes de las excavaciones de las obras del Tren de Alta Velocidad (AVE) Madrid- Segovia- Valladolid, en el tramo que atraviesa el municipio madrileño de Miraflores de la Sierra. Otras dos personas murieron el 29 de octubre de 2002, esta vez en la línea Córdoba- Málaga, cuando dos hermanos fueron aplastados en el turismo en el que viajaban por un camión, también de esas obras, en el término municipal de Almodóvar del Río (Córdoba) El pasado 8 de enero un operario murió en la estación de Sants de Barcelona, cuando manipulaba maquinaria de las obras. El accidente de hoy se ha producido tan solo dos semanas después de que el pasado 29 de agosto un hombre perdiera la vida y otros dos resultaran heridos, uno grave y otro leve, al caerles una bobina de cable de unas tres toneladas de peso cuando la manipulaban en el interior de un túnel para el paso del AVE en Martorell (Barcelona) Parecido al de Almuñecar