Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 8 s 9 s 2007 Análisis ESPAÑA 15 ¿Y si pierde el PSOE? Si pierde Zapatero, alguien saldrá pero banquillo no hay, dicen en el PSOE s Acebes recuerda que con 700.000 votos más tuvimos mayoría absoluta s Las loas de Botín no ayudan a ese electorado de izquierdas que el presidente no quiere perder mentos al PSOE para que en sus filas no se contemple la derrota electoral. Pero, ¿y si pierde el PSOE? Ese planteamiento no lo contemplo ni como hipótesis afirma un ministro. Los populares se han quedado sin argumentos creíbles. La lucha contra ETA es la que es, la próxima sentencia del 11- M no va a favorecer la cruzada que durante más de un año han venido manteniendo, España no se ha roto. No vemos que tengan mucha cancha para desgastar al Gobierno sostiene un ilustre diputado. Pero no está escrito que tengan las elecciones ganadas, y si las pierden, ¿qué? ¿Por qué no plantear esta hipótesis pese a que estén en mejor posición de salida que el PP? Si las perdemos- -afirma una miembro de la Ejecutiva federal- -no pasará nada. Debatiremos un poco y ya veremos Si pierden veremos, según algunos, cómo Bono intentará ocupar el sitio envuelto en la bandera española y según otros Zapatero trabajará para hacerse hueco a sí mismo Sólo en una cuestión hay aquiescencia, y es que en el PSOE, a diferencia del PP, no hay banquillo pero- -añaden- alguien saldrá, como salió el propio Zapatero Diferentes miembros de la Ejecutiva federal coinciden en señalar que en este momento el partido está cohesionado y trabajando en la misma dirección, que es la que marca el presidente Si malo es el debate permanente y público, si complicado es gestionar la existencia de muchos aspirantes, peor, o cuando menos igual de arriesgado, es que un partido se convierta en un erial, en donde nadie salvo el líder destaque. Y Zapatero destaca y, al parecer, abduce a sus seguidores, aunque no todos son en privado tan discretos, ni aparecen tan subyugados. Un paseo por Navarra, un rato de charla con los más próximos a López Aguilar y una horchata en Valencia, por no hablar de CastillaLa Mancha, darían una idea aproximada tanto del verdadero estado de opinión socialista como del trabajo silencioso que se libra en la sala de máquinas de Ferraz. ¿Y si pierde el PSOE? Surgiría en más o menos tiempo- -se afirma en Génova- -un nuevo PSOE con el que sería posible retomar los consensos que Zapatero ha roto. Hablan de Mariano; pero si pierden, Zapatero dura un cuarto de hora y necesariamente el PSOE retomaría las posiciones de una izquierda nacional reconocible. Una izquierda que, para entendernos su líder, retomara la E de España Si perdiera el PSOE persistirían los 2.500 euros para los nacidos desde hace seis meses, los homosexuales no perderían ni uno solo de sus derechos, no se arrebataría competencia alguna a ninguna autonomía, ni se modificaría la Ley de Defensa, y mucho menos la de dependencia, y sí llegaríamos a acuerdos- -se afirma en el staff popular- -con ese nuevo PSOE, para poner orden en la política autonómica y hacer valer el papel del Estado como Zapatero, un cuarto de hora Charo Zarzalejos i se recopilara todo lo escrito sobre la llamada sucesión de Rajoy saldrían unos cuanto tomos. Han sido los propios populares quienes han facilitado la tarea para que desde el PSOE, en su papel de legítimo adversario, se hiciera una montaña de un grano de arena. Además, el asunto, el de la sucesión, es apetecible desde el punto de vista periodístico y ahí hemos estado todos y seguiremos estando en la medida en que el PP dé cancha. Todo lo escrito y declarado en torno al PP ha añadido argu- S garante de la igualdad En Génova, Acebes, al igual que Blanco en Ferraz, hace cuentas y recuerda que con sólo 700.000 votos más conseguimos mayoría absoluta Y sentencia: Las elecciones las va a ganar quien logre menos abstención entre los suyos El PP está en recuperar a los que en el 2004 no les votaron y se quedaron en casa y, desde luego, a los que se les fugaron al PSOE. Los socialistas trabajan por no perder a esos votantes que en teoría iban a ser del PP y al mismo tiempo por retener a esos miles y miles de ciudadanos que por primera vez salieron de casa como resultado de una movilización sin precedentes y de una muy eficaz llamada al voto útil de la izquierda. En su papel de presidente, éste hace muy bien en entrevistarse con Botín, pero las loas del principal banquero de España hacía su política económica no es el mejor reclamo para ese amplio sector de la izquierda- -y de la derecha- -que se siente ajeno y distante al discurso de las grandes cifras. ¿Es pensable que Botín no esté contento cuando los ejercicios de su Banco son espléndidos?