Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 7- -9- -2007 Tragedia pesquera en aguas del Atlántico ESPAÑA 25 Delatado por la música Fue un ex guardia civil que conoció al asesino hace años en círculos musicales el que dio a la Policía la pista más concluyente para situar a El Solitario en el primer puesto de los muchos sospechosos POR CARLOS HIDALGO MADRID. En el caso de la detención de Jaime Giménez Arbe, el famoso atracador apodado por las Fuerzas de Seguridad como El Solitario siempre se ha puesto de relieve la importancia de la colaboración ciudadana: vecinos del fugitivo en la localidad madrileña de Las Rozas, dos testigos de un atraco en Toro (Zamora) un pastor de ovejas... Pero las fuentes policiales consultadas por ABC afirman que el testimonio definitivo fue el de un ex guardia civil de la zona de Levante que conoció a Giménez Arbe hace años. Se comunicó con nosotros por teléfono. Fue una de las muchas llamadas que recibimos afirman desde la Policía. El ciudadano aseguró que había reconocido a El Solitario por las imágenes ofrecidas por los medios de comunicación y no se mostró dubitativo sobre su identidad real. Y precisó: había tratado con Giménez Arbe hacía años y, pese a ser ex guardia civil, no por motivos delictivos, sino por otros bien distintos, los musicales. Conviene recordar que El Solitario además del dinero, tenía otra gran pasión: la música. Fue en los círculos musicales donde se conocieron. Eso sí, el informante puso una condición para facilitar los valiosos datos, y era, teniendo en cuenta su pasado profesional, bastante curiosa: no quería colaborar con la Guardia Civil. La Policía había establecido un protocolo de actuación especial en la búsqueda de este peligroso delincuente. Había dos funcionarios encargados de filtrar los numerosos sospechosos que iban sumándose a una lista de manera constante. Cada día se recibían cinco nuevos nombres aportados por los ciudadanos- -añaden las fuentes consultadas- La labor era ardua, porque había que descartar a muchas personas, pero todos fueron investigados Jaime Giménez Arbe ABC Familiares de las víctimas llegan hasta el polideportivo de Barbate donde se celebró el funeral La pista definitiva del Solitario la dio un ex guardia civil que sólo estaba dispuesto a colaborar con la Policía UNA FAMILIA QUE RESISTE A ROMPERSE El patrón del barco hundido se lanzó hasta tres veces al mar para intentar salvar a su tripulación. Pero su acción heroica no le sirve para mitigar la pena POR A. LARDIÉS BARBATE. Aquí todos nos conocemos, somos una gran familia afirmaban ayer al unísono tres pescadores de Barbate, compañeros de fatigas de los fallecidos y los desaparecidos, enamorados de la mar igualmente, profesionales de un viejo oficio que conlleva enormes riesgos y que, como ellos mismos reconocen, cada vez despierta menos entusiasmo entre la gente joven del lugar. Una familia la de los marineros, que para evitar perder a algunos de sus miembros dio muestras de una tenaz valentía en la tragedia del Nueva Pepita Aurora Algo que sin duda quedará para el recuerdo de todos esos hermanos es lo que hizo el patrón del barco siniestrado, José Miguel Vega, quien no dudó en tirarse hasta en tres ocasiones al mar desde otra embarcación pese al temporal para intentar salvar a su tripulación. Una de esas personas que en los momentos difíciles reacciona con una irracional dosis de heroísmo. Su querido barco- -fruto de toda una vida de ahorro, según los lugareños- -no le importaba ya, eran sus amigos los que estaban allí, debatiéndose entre la vida y la muerte con olas de hasta siete metros, las mismas que le habían dado el golpe fatal al pesquero minutos antes. Cuando ocurrió la tragedia, el Nueva Pepita Aurora regresaba de faenar de los caladeros de Marruecos, al igual que otros pesqueros de Barbate que no dudaron en prestar su ayuda. El Benamahoma era el que más cerca estaba, a menos de una milla, y eso permitió que rescatara con vida a siete marineros. El patrón del barco, Rafael Olivos Ruiz, relataba ayer que sufrieron mucho por las condiciones metereológicas, pero al final lograron su objetivo. Otro barco que andaba cerca era el Moby Dick que dio la vuelta para socorrer a sus compañeros, aunque tuvo menos éxito. Uno de sus tripulantes, aún nervioso por lo sucedido, relató a ABC que yo pude agarrar y subir a uno de los muertos Según los pescadores, hacía muchos años que no ocurría algo así y se han enfrentado a temporales mucho peores que éste en otras ocasiones, pero esta vez ha habido mala suerte El último suceso de este tipo tuvo lugar hace un par de años, cuando un joven se ahogó cerca de Cádiz. Precisamente un yerno de esa víctima era uno de los ocho tripulantes que se salvaron de la tragedia en el Nueva Pepita Aurora También iban a bordo dos hermanos que pudieron salir vivos. ¿De qué manera? Por un lado, se indagaba en su patrimonio, cuentas corrientes, nivel adquisitivo y de vida... Pero también se les hacía a todos un seguimiento, incluso se les vigilaba durante varios días, hasta que se iban descartando de la lista de sospechosos añaden en la Policía. El testimonio aportado por el ex guardia civil fue una de las piezas fundamentales para completar el puzle. Es más, el nombre de Giménez Arbe ya figuraba entre los muchos que se estaban investigando, pero no había nada concluyente. Además, también teníamos a otro sospechoso, con una pista muy buena, pero al final resultó no ser la persona a la que buscábamos añaden. En la Policía destacan la importancia del protocolo especial de actuación perfilado y la disposición de la ciudadanía para aportar informaciones a los investigadores. Como se recordará, la sonada detención de Giménez Arbe, de 51 años, se produjo el pasado 23 de julio en la localidad portuguesa de Figueira da Foz, cuando se disponía a asaltar su primer banco en el país luso.