Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA VIERNES 7 s 9 s 2007 ABC Refuerzan la Guardia Civil de un pueblo de Badajoz ante la llegada de 800 temporeros EFE BADAJOZ. La Delegación del Gobierno en Extremadura intensificará la presencia de la Guardia Civil e iniciará una campaña de inspección laboral en Santa Marta de los Barros (Badajoz) para controlar un asentamiento de más de 800 trabajadores temporeros rumanos y portugueses. Así lo anunció ayer la delegada del Gobierno en Extremadura, Carmen Pereira, tras reunirse en Badajoz con el alcalde, Jorge Vázquez, y responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para mitigar un problema que, según dijo, desborda a la población pacense. Los vecinos de Santa Marta de los Barros contarán a partir de hoy con la presencia de un mayor número de efectivos de la Guardia Civil para garantizar la seguridad ciudadana en las calles y locales comerciales del municipio ante el elevado número de ciudadanos rumanos llegados en las últimas fechas. Según Pereira, la Delegación Gobierno ha constatado la existencia de asentamientos en diez poblaciones de la provincia de Badajoz, pero en todos los casos la concentración de inmigrantes no supera el centenar, salvo en el caso de Santa Marta, donde conviven entre 800 y 1.000 temporeros. Estos ciudadanos, de etnia gitana y procedencia rumana y portuguesa, llegan a España para trabajar como temporeros en la recogida de la uva. El juzgado número 4 ha abierto diligencias previas para tipificar el delito que se haya podido producir Miembros de la Policía Portuaria y agentes locales, en el puerto de Ceuta EL FARO La Policía local ceutí detiene al jefe de la Policía portuaria Ambos Cuerpos se enzarzaron en una discusión por cuestión de competencias, que llevó al hospital a tres agentes CARMEN ECHARRI CEUTA. La Policía Local de Ceuta y la del Puerto protagonizaron en la noche del miércoles un enfrentamiento claro de competencias que terminó con la detención del jefe de servicio portuario, Carlos Santos, y el traslado al hospital de los tres agentes que integraban la patrulla, tras haber denunciado lesiones por parte de los policías locales. La película de los hechos se producía pasadas las nueve y media de la noche en la avenida Cañonero Dato, situada en pleno puerto de Ceuta, lugar en el que se posicionó la UIR- -Unidad de Intervención Rápida de la Policía Local- -para montar un control de tráfico. Lo hicieron sin avisar al Puerto y en plena alerta roja con motivo de la Operación Paso del Estrecho. Una patrulla de la Policía del Puerto que estaba de servicio- -formada por su jefe, y dos agentes- -al detectar el control, del que no habían sido informados, plantaron en frente su vehículo para desviar el tráfico, ya que es lo único que se podía hacer- -afirma la Policía Portuaria- -ante un control que es ilegal porque no tienen autorización para hacerlo porque es una zona de nuestra competencia. Además no estábamos informados del mismo. Nos dimos cuenta de que algo estaba pasando cuando empezamos a notar aglomeración en la salida de pasajeros del barco, entonces nos dimos cuenta que habían ubicado un control, en la zona del desembarque Tras esta acción de los agentes, llegó el enfrentamiento, que terminó saldándose con la detención del jefe de servicio de la Policía portuaria por parte de la UIR y su traslado a la Comisaría de la Policía Nacional esposado, lo que generó una crispación en la plantilla del Cuerpo policial del Puerto. No fue hasta horas después cuando el agente quedó en libertad. La Policía del Puerto considera que lo hecho por la UIR es una detención ilegal de uno de nuestros compañeros De hecho, en esto va a basar el abogado que ejerce como defensor de los agentes su denuncia contra la UIR, en una detención ilegal y en otra por agresión a los agentes. Por su parte, la Policía Local defiende que se ha producido una obstrucción a la justicia por parte de los agentes, y denuncian que carecen de competencias para actuar en la zona. Nosotros montamos un control en una barriada en donde hay comercios, hay vecinos... que reclaman nuestra seguridad y que va más allá de la Esposado Mueren tres jóvenes de entre 20 y 23 años en un accidente de tráfico en Cuenca EFE TOLEDO. Tres jóvenes de entre 20 y 23 años murieron ayer en un accidente de tráfico ocurrido en la autovía A- 3 (Madrid- Valencia) en el término municipal de Rubielos Altos (Cuenca) El accidente se produjo sobre las 07.30 de la mañana, a la altura del punto kilométrico 206 de la citada carretera, al salirse de la vía por el margen derecho y posteriormente chocar con una arqueta el coche en el que viajaban los tres jóvenes. competencia del Puerto indicó la Policía Local. No es una zona portuaria y se ha actuado porque los vecinos reclaman seguridad. Cómo van a actuar allí los agentes del Puerto si no llevan ni arma, ni son agentes de autoridad denunciaron. La Policía Local defiende la labor desarrollada por la UIR y, ofreciendo una visión completamente distinta de la historia, critica la postura adoptada por la patrulla de la Policía del Puerto al tratar de impedir la acción de nuestra gente La Policía del Puerto espera pedir amparo a la Autoridad Portuaria para que se persone en este asunto como acusación particular. De no ser así, ellos mismos contratarán a un abogado para después manifestarse ante la Autoridad entregando sus uniformes al no encontrar amparo. Para la Policía del Puerto se trata de un caso de prepotencia y desconsideración de los policías locales hacia nuestra figura según aseguró la Federación de Transporte de CC. OO. Parece que no saben lo que dice la disposición adicional decimotercera de la ley 48 2003, en donde queda claro y sin género de dudas la condición que ellos nos niegan. Ningún juez ha puesto en duda la condición de agentes de autoridad que tenemos concretan. Paralelo a la polémica, el Juzgado número 4 ha abierto diligencias previas para tipificar el delito que se ha producido. Ayer se tomó declaración a los agentes implicados, para determinar si existe un delito de detención ilegal. Buscan a una niña saharaui que no volvió a Argelia tras las vacaciones de acogida ABC PUERTOLLANO. La Policía está buscando a una niña saharaui de 12 años que supuestamente fue entregada a su hermana, mayor de edad, que trabajaba en Puertollano, un día antes de que tuviera que volver a Argelia con el resto de niños acogidos durante este verano por el programa Vacaciones en Paz, informa Efe. La presidenta de la asociación de ayuda al pueblo saharaui Jaima, de Puertollano, Maite García Gijón, denunció a la familia de acogida puertollanense por no haber cumplido con la norma rigurosa de entregar a la niña el día 3 de septiembre a la asociación, para ser devuelta a su país. Según explicó García Gijón, la familia de acogida, con la que la niña pasaba su cuarto verano consecutivo, había intentado adoptarla de manera indefinida, puesto que éste iba a ser el último año que vendría a España por el programa de Vacaciones en Paz. Desde la asociación se les indicó que era totalmente imposible, puesto que la pequeña estaba en España con un pasaporte colectivo, junto al resto de niños saharauis, y que por tanto debería volver a su país para que los trámites se hicieran en Argelia, y allí obtener los permisos y pasaportes individuales pertinentes. La hermana de la pequeña, que está en España con permiso de residencia temporal, pidió precipitadamente vacaciones el 2 de septiembre y se llevó a la niña con el consentimiento de la familia acogedora.