Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
80 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo JUEVES 6- -9- -2007 ABC Permite la utilización de cualquier técnica de obtención de células troncales para investigar El grupo de Izpisúa utilizará quimeras para comprobar la utilidad de sus líneas celulares embrionarias tiva de Barcelona que preveía la fusión de células madre humanas con embriones de ratón. Anna Veiga y Juan Carlos Izpisúa, directores del proyecto, aún no han realizado el experimento pero tampoco lo han abandonado y tienen el respaldo legal para realizarlo en cualquier momento. El experimento es diferente al que ayer aprobó el Reino Unido, aunque en los dos casos se crean quimeras. Los investigadores británicos tienen permiso para fusionar células humanas, procedentes por ejemplo de la piel, con óvulos de animales (vacas, conejos. a los que previamente se ha eliminado casi toda su información genética. El resultado es una quimera 99 humana de la que se podrán extraer células madre para uso científico. Los científicos del Reino Unido no podrán crear embriones mediante la fertilización directa de un óvulo animal con esperma humano o de un óvulo humano con esperma animal. El grupo catalán tiene la intención de crear quimeras para probar la calidad de sus líneas celulares, fabricadas con embriones sobrantes de los tratamientos de fecundación 99 humanas El ministro de Sanidad, Bernat Soria, durante una visita al Banco de Líneas Celulares de Andalucía cuando aún no era ministro ABC La ley española de investigación abre la puerta a los embriones híbridos Sanidad autorizó al Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona la fusión de células humanas con embriones de ratón s El experimento aún no se ha realizado N. RAMÍREZ DE CASTRO MADRID. El Reino Unido ha sido el primero en autorizar la creación de embriones con material genético de animal y humano. En España no sería necesario el amparo de una nueva norma para permitirlo. Ni la ley que regula las técnicas de reproducción asistida ni la avanzada ley de investigación que aprobó la clonación terapéutica en julio autorizan expresamente la creación de embriones híbridos. Pero los redactores de la ley de investigación biomédica dejaron abierta la puerta para que pudiera realizarse un experimento de este tipo. El artículo 33 sobre la obtención de células de origen embrionario es claro: Se permite la utilización de cualquier técnica de obtención de células troncales humanas con fines terapéuticos o de investigación... incluida la activación de ovocitos mediante transferencia nuclear Si hubiera en España grupos de investigación como los británicos, interesados en fusionar un óvulo de vaca con células humanas, no tendrían ningún impedimento legal. Podrían pedir una solicitud al Ministerio de Sanidad para que una comisión de expertos diera luz verde o rechazara el experimento. Esta comisión, nombrada por el Ministerio de Sanidad, es la misma que evalúa cada uno de los proyectos de investigación con embriones. Agustín Zapata, subdirector general de Investigación en Terapia Celular del Instituto de Salud Carlos III, dijo ayer que la técnica resolvería la escasez de óvulos humanos para investigación. En su opinión, habrá que esperar los resultados de esta técnica en el Reino Unido para estudiar después la idoneidad de su utilización en España. En el Reino Unido, el objetivo es buscar nuevos tratamientos para enfermedades hoy incurables como el parkinson o el alzheimer. Las células de enfermos se introducirán en el óvulo de un animal al que se ha extraído su núcleo para crear células embrionarias con los mismos defectos genéticos que causan el parkinson. La creación de quimeras (híbridos de ser humano y animal) no sería una cuestión extraña para esta comisión de expertos. Hace dos años dieron su visto bueno a un proyecto del Centro de Medicina Regenera- Permiso a Izpisúa Las primeras quimeras podrían ser creadas en el Reino Unido en noviembre EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. El próximo mes de noviembre podrían crearse los primeros embriones híbridos a partir de material genético humano y animal en el Reino Unido, después de que la generación de este tipo de embriones- -también conocidos popularmente como quimeras -fuera aprobada ayer por el organismo regulador en Gran Bretaña, la Autoridad para la Fertilización Humana y Embriología (HFEA) Este tipo de investigaciones, limitadas a la creación de embriones en un 99,9 por ciento humanos (insertar una célula humana en un óvulo vacío de otra especie) no necesitan de una legislación especial. Mientras el Gobierno británico se demora en la actualización de la ley sobre Embriología, que muestra continuas lagunas al haber quedado obsoleta por las innovaciones de los últimos años, basta con la regulación establecida por la HFEA. A finales del año pasado, el Ejecutivo anunció su intención de salir al paso de las quimeras con una ley que las prohibiera expresamente, pero finalmente dejó el asunto en manos de la HFEA a la vista del creciente apoyo con que cuenta