Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 6 s 9 s 2007 CULTURAyESPECTÁCULOS 77 Las televisiones privadas, centro de las críticas en los debates sobre la Ley del Cine ABC MADRID. El presidente de la Federación de Asociaciones de Productores Audiovisuales (FAPAE) Pedro Pérez, reconoció ayer en el Congreso, durante la segunda sesión de comparencias en la Comisión de Cultura donde se debate la Ley del Cine, que las televisiones privadas son necesarias para el cine español, pero pidió que el texto impida su posición dominante Pérez señaló que para que las películas españolas sean más competitivas es fundamental reforzar o delimitar la figura del productor independiente, un asunto en el que han visto la confrontación con Uteca (Unión de Televisiones Comerciales Asociadas) Denunció que si el que distribuye tiene el monopolio, sólo se harán las películas que ellos quieran hacer provocando un empobrecimiento del cine También criticó la petición de los exhibidores de eliminar la cuota de pantalla y se refirió a los temas competenciales Si troceamos las ayudas ponemos en riesgo un mercado para convertirlo en microscópico David Trueba, en representación de ARPA (realizadores y productores audiovisuales) se mostró también muy crítico con los operadores televisivos, para quienes pidió más exigencias así como con los exhibidores, de quien dijo dudar que pierdan dinero con el cine español. Trueba lamentó la ausencia de Esquerra en la Comisión, después de presentar este Grupo una enmienda a la totalidad (por problemas de competencias) que también anunció CiU, informa Ep. En el ámbito de la televisión pública, RTVE subrayó que cumple con la inversión del 5 por ciento no por obligación, sino por devoción pero que ampliar esta partida sería un esfuerzo para los ciudadanos y aumentaría la deuda. Rafael Camacho, presidente de la Forta (televisionse autonómicas) hizo hincapié en la legislación vigente sobre inversión de operadores, cuya aplicación no ha sido pacífica ni ha sido clara en su redacción. Tampoco en el consenso entre operadores y agentes Y solicitó que la ley contemple que el 5 por ciento venga determinado de los ingresos de explotación comercial. Tras darse por concluida la ronda de encuentros con los diferentes sectores, los Grupos Parlamentarios tienen hasta el 11 de septiembre para presentar sus enmiendas a la Ley. ¿Quién quiere una copia si puede tener el original? La crítica elogia la adaptación teatral de Todo sobre mi madre estrenada en Londres, pero prefiere la película EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. La crítica británica ha aplaudido el éxito de la adaptación de Todo sobre mi madre al teatro. Almodóvar gana un trasplante de éxito tituló ayer The Times Después de advertir que una imitación, por buena que sea, nunca será como el original, la prensa londinense ha destacado el acierto del trabajo de Samuel Adamson en la traslación de la película al lenguaje teatral. El estreno de la obra en el teatro Old Vic fue recogido ayer, con palabras que iban del moderado al encendido elogio, por todos los rotativos de la capital británica, con la fotografía de Penélope Cruz en la portada de algunos de ellos. La actriz había acudido al estreno junto con Almódovar y Cecilia Roth, otra de las actrices protagonistas de la película. El generoso espíritu del original se ha transformado en algo aún más agudo según The Independent Para The Guardian aunque se echa en falta la mezcla de exuberancia de carnaval e ingenio visual que distingue a Almodóvar, el resultado es un sincero intento de reinventar un gran filme El crítico de The Daily Telegraph se hacía eco de la dificultad, destacada por el propio Almodóvar, de poner sobre el escenario emociones que sobre la pantalla plasman los primeros planos. Por ello aún valoraba más el indudable esfuerzo realizado por Adamson para hacer un uso inteligente de lo que de teatral hay inherente en la versión original Además de saludar la producción, que sirve en inglés el particular mundo de Almodóvar, alarga en una hora la duración de Todo sobre mi madre e introduce algunos ligeros cambios narrativos, la crítica también ha destacado la labor interpretativa de las actrices Leslie Manville, Diana Rigg y Mark Gatiss, en sus papeles de Manuela, Huma y Agrado, respectivamente. Con todo, el beneplácito dado por la prensa a la adaptación teatral no ha hecho sino realzar el juicio sobre la película. ¿Quién quiere una copia, aunque esté bien hecha, si puede tener el original? se preguntaba Michael Billington, en The Guardian Con parecidas palabras terminaba su artículo Charles Spencer en The Daily Telegraph Es poco más que una cariñosa copia de una reconocida obra maestra cinematográfica Más información sobre la producción: http: www. allaboutmymother. com Un momento de la representación teatral de Todo sobre mi madre en Londres EFE TEATRO Tras las huellas de Bette Davis Autor: Eugenio Arredondo. Dir. y esc. Joaquín Vida. Vest. Carmen Fraile. Int. Nati Mistral, Paca Gabaldón, Carmen Serrano y José M. Barbero. Teatro Muñoz Seca. La rutina del odio JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN Basta un malentendido, un viejo malestar enquistado para que la tragedia ponga en marcha sus mecanismos. Las relaciones familiares son un campo abonado para que las pelusas del rencor emponzoñen la cotidianidad de los afectos. Familias felices que se convierten en familias terribles. Ceremonias caníbales que fueron antes abrazos fraternales, como los de las hermanas que protagonizan Tras las huellas de Bette Davis la pieza con la que Eugenio Arredondo y Joaquín Vida, tanto monta, recrean, revisan y homenajean una película de Robert Aldrich, ¿Qué fue de Baby Jane? (1962) basada en una novela de Henry Farrell, texto que, al parecer, ha pesado tanto o casi como el filme en el proceso de escritura de esta obra. Aline Duvalier, una antigua estrella cinematográfica infantil, y Charlotte Duvalier, famosa cantante de ópera cuya éxito fue cortado de cuajo por un accidente automovilístico provocado, según parece, por la primera, viven juntas; la ex niña prodigio dipsómana atiende a la tullida, anclada en una silla de ruedas y que es quien corre con los gastos. Una asistenta y un pianista comple- tan la galería de personajes de este panorama envenenado, que se desarrolla entre los vaivenes de una dialéctica de dominio y sumisión, y en la que la vida diaria se cuece en la rutina del odio con una guarnición de recuerdos, tramposas coartadas de cariño y sospechas. Si una culpa a la otra de haber destrozado su carrera, la primera achaca a la segunda haber abortado la hipotética oportunidad de su vida en Hollywood. Cuando la actriz ve por televisión la película de Aldrich, juega a reproducir las Una obra que revisa, recrea y homenajea la película de Robert Aldrich ¿Qué fue de Baby Jane? barrabasadas de Bette Davis y Joan Crawford en la cinta. Tras las huellas de Bette Davis alarga esa situación, reitera algún elemento granguiñolesco del filme y desemboca en una catarsis oportuna. Tal vez su desarrollo ganaría en eficacia si se podaran algunas escenas, y la dirección ajustara detalles y agilizara las numerosas esperas a oscuras durante las que se realizan pequeños cambios escenográficos. Las interpretaciones de Nati Mistral, a veces insegura y otras gran dominadora de sus recursos en el papel de Aline, y Paca Gabaldón, algo monocorde como Charlotte, son desiguales, con algunos momentos de oro, como el número infantil de la primera ataviada como de niña. Una liturgia de muñecas rotas que, con todo, se ve con agrado y el público del estreno premió con sus aplausos.