Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5- -9- -2007 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 85 Vista aérea del desierto más grande de Europa, en Tabernas (Almería) ABC El plan contra la desertificación de España, sin nuevas medidas ni presupuesto Más de dos terceras partes del territorio español están afectadas por el avance del desierto ARACELI ACOSTA MADRID. El Ministerio que dirige Cristina Narbona ha convocado para mañana la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente para tratar, entre otras cuestiones, el Programa de Acción Nacional contra la Desertificación. Aprovechando que se celebra en Madrid la octava Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, el departamento de Narbona dará a conocer a los representantes de las comunidades autónomas un documento cuyo objetivo es la prevención o reducción de la degradación de las tierras, la rehabilitación de tierras parcialmente degradadas y la recuperación de tierras desertificadas Sin embargo, el documento, al que ha tenido acceso este periódico, no contempla ninguna medida nueva para luchar contra la desertización, a excepción de la propuesta de crear un Sistema Integrado de Evaluación y Vigilancia de la Desertificación en España. A lo largo de 210 páginas, más anexos, no se baja al terreno de la acción denuncia Theo Oberhuber, coordinador de Ecologistas en Acción. Una opinión, pero que el propio documento reconoce: El Programa de Acción Nacional pretende integrar un conjunto de medi- MAPA DEL RIESGO DE DESERTIFICACIÓN DISTRIBUCIÓN POR NIVELES DE RIESGO Riesgo de desertificación Superficie (ha) 928.250 Muy alto 7.398.080 Alto 9.572.611 Medio 18.809.324 Bajo Total zonas áridas, semiáridas 36.708.265 y subhúmedas secas Zonas húmedas y subhúmedas 13.548.530 húmedas 350.566 Agua y superficie artificial 50.607.361 Total S. artificial 0,69 Zonas húmedas 26,77 Bajo 37,17 Medio 18,92 %61,83 %14,62 %18,92 %37,17 %72,54 %26,77 %0,69 %100 Muy alto 61,83 ABC Alto 14,62 das que en su mayor parte son objeto de políticas y planes ya existentes en el país Así, por ejemplo, entre los instrumentos para lograr la planificación y ordenación del uso de la tierra se citan planes ya aprobados, como la Estrategia de Desarrollo Sostenible o la legislación de Ordenación Territorial (así de generalista se cita en el texto) y sólo se propone la elaboración de normativas de incentivos, sin más. Asimismo, y tal como se denuncia desde los grupos ecologistas, el plan no cuenta con un presupuesto detallado y sólo recoge inversiones de otros planes sectoriales ya aprobados y que de una u otra manera pueden beneficiar a la lucha contra la desertificación. Lo mismo ocurre con el resto de esferas de acción como la ordenación de los recursos hídricos, la conservación del suelo, la silvicultura, las activi- El documento propone, como única novedad, crear un sistema integrado para vigilar la desertificación Los ecologistas critican el documento por su inconcreción dades agrícolas, la ordenación de pastizales y praderas y la protección contra los incendios forestales que, por cierto, representan el principal agente de la degradación del suelo por pérdida duradera de vegetación natural en nuestro país. No obstante, el secretario general de Biodiversidad, Antonio Serrano, dijo a ABC que el hecho de que se enumeren tan (Pasa a la página siguiente)