Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5- -9- -2007 La Noche en Blanco propone para el 22 de septiembre 173 actos culturales Alberto Ruiz- Gallardón, alcalde de Madrid 53 Querellas criminales para frenar las falsas denuncias Lo ocurrido en Navas del Rey es la gota que ha colmado el vaso para la AUGC. Aunque las agresiones no son muy habituales, desde hace más de un año están aumentado las falsas denuncias de ciudadanos que intentan obstaculizar la labor de la Guardia Civil. Les acusan de agresiones e insultos, y se producen, sobre todo, en delitos relacionados contra el tráfico y la seguridad ciudadana. Para poner coto a esa situación, la AUCG va a presentar querellas criminales para exigir daños y perjuicios en los casos en que se demuestre la falsedad. El denunciante se va de rositas, mientras que el agente sufre las consecuencias, ya que se le abre un proceso. No vamos a permitir que los agentes se inhiban de sus funciones o salgan con miedo a trabajar recalcó el secretario general, Joaquín Cánovas. Incautado el mayor alijo de billetes falsos y de mejor calidad de Europa Al grupo organizado, de búlgaros y rumanos, le han intervenido 403.000 euros falsificados C. HIDALGO MADRID. El grupo XVI de la Brigada Provincial de Policía Judicial, especializado en delitos cometidos por personas del Este de Europa, se ha incautado de la mayor cantidad de billetes falsos de euro de todo el continente. Además, la Policía destaca la gran calidad del dinero falsificado, que conseguía, incluso, burlar los controles electrónicos de muchas entidades bancarias. En el marco de la operación se ha detenido a diez personas, cuatro de nacionalidad búlgara y seis rumanos, componentes de la principal banda especializada en este tipo de delitos en Europa. La investigación arrancó el pasado febrero, a raíz de la detección, por parte de la Brigada de Investigación del Banco de España, de un incremento del 200 por ciento con respecto al año anterior de billetes de 200 euros falsos. Ciudadanos rumanos estaban pagando en tiendas con este dinero y obtenían beneficios con los cambios de las compras. La Policía Nacional se puso entonces en marcha y, tras averiguar la identidad de varios de los pasadores de moneda, siguieron tirando del hilo, para alcanzar escalafones superiores de la red delictiva. A mediados de agosto, el grupo XVI ya sabía que los billetes falsos eran fabricados en Bulgaria y que llegaban a Madrid en el interior de pequeños zulos habilitados en furgonetas. El 23 de agosto, los agentes comenzaron a detener a los búlgaros sospechosos, que acababan de traer a España 403.000 euros en billetes de 200. Para calizados por el momento. Todo el grupo atacante reside en Chapinería, población que pertenece a la demarcación del agente linchado. En la tarde de ayer, el individuo que inició la agresión, Bruno Claudio Loureiro Henriques, fue puesto a disposición judicial. El secretario general de la AUGC en Madrid, Joaquín Cánovas, calificó de muy grave lo ocurrido De no ser por los refuerzos estaríamos hablando de algo mucho más serio subrayó. Cánovas indicó que esta es la tercera agresión que se produce hasta la fecha hacia miembros de la Guardia Civil; las otras dos fueron durante distintos servicios. Un agente de la Jefatura Superior de Madrid muestra la remesa de billetes falsos de 200 euros meterlos en nuestro país utilizaban a correos que, a diferencia de lo que ocurre en las organizaciones dedicadas al narcotráfico, ocupaban un puesto relevante en el entramado delictivo: siempre se buscaba a una persona de mucha confianza, reservada y discreta. Esos 403.000 euros iban a ser distribuidos en el mercado en un plazo máximo de 48 horas y una partida iba a Portugal. También se incautaron de más de 2.000 euros en billetes de 500, 50, 100 y 200, que no correspondían a la misma falsificación- -de mucha menos calidad- 17.160 euros de curso legal; una pistola de fogueo, y tres relojes de lujo, valorados en 21.000 y 18.000 euros y procedentes del atraco a una joyería de Málaga. En el momento de las detenciones, algunos sospe- EFE La partida hallada, de 403.000 euros fraudulentos, iba a ser distribuida por España y Portugal en 48 horas chosos intentaron arrollar con sus vehículos a dos policías. La calidad de las falsificaciones era óptima. Se realizaban mediante el método de impresión offset imitando los hologramas de seguridad y las medidas de tinta. Los miembros de la banda que más dinero sacaban por el tráfico de estos billetes obtenían 10 euros por cada uno de 200. También ingresaban, burlando los controles de los bancos, el dinero falso en sus propias cuentas corrientes. Los compradores de este material pagaban 70 euros por cada billete de 200.