Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍA El Gobierno abandona a las multinacionales españolas MIÉRCOLES 5 s 9 s 2007 ABC REACCIONES POLÍTICAS A LA RESCISIÓN DEL CONTRATO DE ARGELIA CON REPSOL Y GAS NATURAL Mariano Rajoy Presidente del Partido Popular Joan Herrera Portavoz del grupo IU- ICV Diego López Garrido Portavoz del Grupo Socialista Josep Sánchez Llibre Portavoz de CiU en el Congreso Joan Puig Portavoz de ERC El Gobierno, incapaz de defender los intereses de los españoles Las empresas de energía deben saber que ya no habrá beneficios récord Garantizo que el Gobierno defenderá los intereses españoles en Argelia Clos y Montilla han tenido dejadez para defender los intereses españoles Confío en que el acuerdo entre Argelia y Repsol y Gas Natural se reconduzca Repsol, en la encrucijada argentina Esso tiene sus días contados en Argentina y el futuro de Shell es una incógnita. Repsol negocia una difícil argentinización con el Gobierno Kirchner CARMEN DE CARLOS CORRESPONSAL BUENOS AIRES. Malos tiempos para las compañías petroleras en Argentina, donde la española Repsol YPF tiene casi la mitad de su balance. La estadounidense Esso decidió abandonar el país y vender todos sus activos. La anglo- holandesa Shell, que podría seguir sus pasos, ha denunciado una embestida judicial del gobierno. En este clima de tensión entre estas multinacionales y el Ejecutivo que preside Néstor Kirchner, la negociación entre Repsol YPF para desprenderse del 25 de YPF, avanza a trompicones con Enrique Esquenazi, considerado el banquero de Kirchner. La última embestida contra Shell ha tenido a Kirchner en la retaguardia. En primera línea de fuego el Gobierno colocó a Guillermo Moreno, secretario de Comercio y hombre de confianza del presidente. Célebre por recibir a empresarios con la pistola o los pies desnudos sobre la mesa y recurrir a un lenguaje con abundantes referencias sexuales, Willy como se le conoce, ratificó a principios de semana un total de 21 denuncias contra Shell en las que pide cuatro años de prisión para su presidente, Juan José Aranguren. El funcionario acusa al grupo de violar la Ley de Abastecimiento y, deliberadamente, dejar a las estaciones de servicio que llevan su sello- -1.189 en total- -sin el suministro necesario de combustible entre julio y diciembre del año pasado. Shell rechaza las imputaciones y denuncia un a las elecciones presidenciales de octubre, insistieron en privatizar a principios de los 90. La operación es compleja. El 25 de YPF está valorado en 3.000 millones de dólares. Esquenazi tiene un patrimonio de quinientos millones pero sólo quiere invertir trescientos. Necesita buscar financiación en bancos internacionales entregando como garantía las acciones de la empresa, una especie de hipoteca. Es decir, créditos por más de 2.500 millones. ¿Dónde los va a encontrar? La opinión de un hombre de Brufau en Madrid contrasta con la de otro de la compañía en Buenos Aires: A los bancos les conviene, no creo que eso sea el problema. Quizás, no logre todo pero puede darse la situación de que sea la propia Repsol quien le haga el préstamo y tenga sus propias acciones como garantía. Es una fórmula inusual pero factible Más que generosa esa posibilidad por no hablar de regalo en palabras de un empresario del sector, hay una tercera opción: conseguir la financiación a costa de la valoración de la compañía apunta una tercera fuente. Repsol cree que si entrega parte de YPF, Kirchner podría reducir las retenciones a la exportación de sus hidrocarburos, -actualmente en el 45 renovar licitaciones de yacimientos que vencen dentro de tres años, quizás algunos beneficios fiscales, y una actualización de los precios de los combustibles, incapaces de soportar comparación alguna dicen los más optimistas. Los que conocen sobre el terreno cómo funciona el gobierno advierten: Si Repsol piensa que por tener un socio local va a conseguir prebendas está muy equivocado. El gobierno no puede actuar de manera discriminatoria con el resto de las petroleras como Petrobras, Shell o Esso El banquero de Kirchner El presidente de Repsol YPF, Antonio Brufau, y el primer mandatario argentino, Nestor Kirchner plan sistemático del Gobierno contra ellos. Aranguren dice que Shell cumplió con el abastecimiento y llama la atención sobre el exceso de celo fiscalizador: tuvimos 256 inspecciones contra 30 hechas a la competencia, 23 multas contra cero aunque nuestra participación en el mercado es del 13 El resto está en manos de Repsol- YPF, que concentra el 57 del gasóleo y la mitad del mercado de gasolinas con 1.745 estaciones de servicio, la brasileña Petrobras, con 719 y Esso con 491. Si bien todas sostienen unas relaciones difíciles con el gobierno que grava sus exportaciones con el 45 y se someten, a trancas y barrancas, al control de precios, ninguna ha sufrido en carne propia el cúmulo de inspecciones y denuncias o ataques directos del jefe del Estado como le ha pasado a Shell. Esta situación ha llevado a Esso a emprender la retirada de Argentina. La filial de la estadounidense Exon Mobil, la mayor del mundo dentro del sector energético, ha recurrido a la J. P. Morgan para vender al mejor postor sus activos, unos 200 millones de dólares. Poca cosa si se compara con la operación de Repsol en su intento de argentinizar la compañía, según los más diplomáticos, o emprender una medida retirada, según los más pesimistas. Al mismo tiempo que se filtraba la venta de Esso y Shell atravesaba su peor momento desde que se estableciera en Argentina, en Buenos Aires se producía el traspaso de mando de Repsol- YPF entre Enrique Locutora y Antonio Gomis. Éste, con un perfil más pronunciado de negociador, tendrá a su cargo limar las asperezas de los acuerdos que se hagan a alto nivel con Madrid y el grupo argentino Esquenazi- -vinculado a Néstor Kirchner- -con el que negocia la venta del 25 de YPF. Una vez que se cierre la operación- -si no hay sorpresas- -Gomis tendrá la misión de ocuparse de la potencial salida a Bolsa de otro 20 de YPF. Al final, si las previsiones se cumplen, la compañía antes de fin de año se habrá desprendido de un 45 de la antigua YPF que representa el 40 de los activos de Repsol. El mercado internacional ha leído la operación como un modo de alejarse ABC Traspaso de mando del riesgo que genera Argentina. Hemos pasado de tener la acción a valores de 24 a 26 euros hasta llegar a 30 dicen fuentes próximas al presidente de la petrolera, Antonio Brufau. El banquero Esquenazi, con raíces en el Banco de Santa Cruz, feudo que gobernó Kirchner durante más de un década, es- -según las fuentes consultadas- -el hombre designado por el gobierno para recuperar la joya de la corona esto es YPF, la petrolera que el propio Kirchner y su mujer, Cristina Fernández, senadora y candidata Campaña contra Shell El punto de partida del conflicto entre Shell y el ejecutivo argentino arranca en 2005, cuando Kirchner promovió un boicot y azuzó contra ella a los grupos piqueteros. Algunas voces apuntan hoy a que la verdadera razón de las diferencias fue la frustrada operación de venta de gasolineras de Shell a la sociedad mixta que comparten la estatal argentina Enarsa y la venezolana PDVSA.