Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 5 s 9 s 2007 ESPAÑA 29 A ver si con la cara destrozada le sigue yendo tan bien la vida El hombre que supuestamente roció con ácido a su ex mujer en Madrid ya la había amenazado con ello cuando la víctima le dejó hace un mes. El acusado, que está detenido, es alcohólico y, aunque la mujer no había presentado denuncias, le pegaba palizas POR CARLOS HIDALGO MADRID. Andrea, una de las hijas de la mujer rociada el lunes con ácido clorhídrico por su ex marido en pleno centro de Madrid, aseguró en su declaración ante la Policía que su padre, ya detenido, era la primera vez que agredía a alguien Su madre, que ha tenido que declarar en el hospital donde se recupera, no ha afirmado lo mismo: se separó de su marido hace un mes, harta de sus borracheras y palizas. La mujer se encuentra ingresada, con pronóstico reservado, en la unidad de Quemados del Hospital de La Paz, en la capital de España. Sufre quemaduras de segundo grado en el 15 por ciento del cuerpo: tórax, cara, abdomen, una mano y una pierna. Su evolución, de cualquier modo, es positiva y quizá le queden menos secuelas de las que se esperaba. El brutal caso de violencia machista, que por suerte no ha terminado con la muerte de la mujer, ha estremecido a todo el país. Ocurrió el lunes, poco después de las tres y media de la tarde, en una plaza del centro de Madrid, muy cerca del Retiro y en un barrio de clase media- alta. Elena Ursachi, rumana de 42 años, salía de trabajar. Llevaba poco tiempo como asistenta doméstica en un domicilio del barrio, en la zona de la plaza de los Reyes Magos. Residió en Parla con su marido, del que se separó hace un mes y con quien se había casado hacía 23 años y tiene tres hijos. Y Elena empezó a retomar el curso de su vida tras la separación, de ahí el nuevo empleo. Pero Adrián, de 43 años, su hasta entonces marido, no veía con buenos ojos la independencia de la que empezaba a gozar la mujer. La rabia pudo con él, y así fue como comenzó a fraguar su salvaje venganza. Le va muy bien con su nuevo trabajo. Pues a ver si le sigue yendo tan bien con la cara destrozada ya le había amenazado con anterioridad. El lunes, Adrián quiso culminar sus planes. Fue al encuentro de su mujer y uno de sus hijos, Roberto, de 19 años. El chico había ido a recoger a su madre, ya que ese día el ex marido se presentó en el bloque de viviendas donde trabaja Elena, pero el portero le impidió el paso. Quería hablar con ella. Por miedo, la mujer llamó a su hijo para que fuera a recogerla. Pero pronto se originó una discusión, en la que también participó el hijo, que se enfrentó al agresor. La madre intervino y pidió a Roberto que la dejara sola con Adrián para hablar más tranquilamente. Me di cuenta de lo que había ocurrido cuando escuché los gritos de mi madre dijo el chaval. Ya era tarde. Su padre había vaciado medio litro de un líquido corrosivo que llevaba dentro de una botella de agua sobre el cuerpo de la mujer. El hijo, al ver lo ocurrido, se enfrentó a su padre y, aunque no le alcanzó el ácido, sufrió contusiones y un esguince en la refriega. Una viandante y un policía que luego manipuló la sustancia también resultaron heridos leves. La víctima huyó corriendo 500 metros. El agresor escapó hacia Parla, donde residía. Tan sólo siete horas después, a las diez y media de la noche, la labor de los agentes de las comisarías de Retiro y de la mencionada localidad del sur de la Comunidad tuvo sus frutos: Adrián Ursachi era detenido en la calle de la Fuente de Parla, cuando se dirigía a un local comercial de unos amigos a esconderse. No opuso resistencia. La colaboración de dos ciudadanos que conocen al presunto agresor fue determinante para el arresto. El relato de Andrea, otra de las hijas de la pareja, hace creer que el líquido corrosivo que utilizó su padre en la agresión es un disolvente utilizado en obras. Probablemente, mi padre lo haya sacado de su trabajo en la construcción explicó a la Policía. Adrián Ursachi, también rumano, se negó ayer a declarar ante la Policía. Intenta quemar a dos mujeres que le denunciaron por estafa en la venta de un chalé LORENA SANZ ALICANTE. Un individuo belga de 61 años permanece detenido por la Guardia Civil, por intento de homicidio, al pretender quemar a dos mujeres en Torrevieja (Alicante) Ellas, madre e hija, que resultaron ilesas, le habían denunciado por estafa. Según fuentes de la investigación, le pagaron por un chalé, pero él no se lo entregó ni les dio garantías. En la fachada de la casa del detenido alguien escribió repetidamente: Soy un estafador, un ladrón de chalés Por ello, las mismas fuentes apuntan a la venganza como probable móvil. El sábado, a media mañana, el hombre las roció con un líquido inflamable para, posteriormente, intentar prenderles fuego con un mechero. Falló porque la sustancia que usó era aceite quemado, que es muy complicado de prender. La hija sufrió unas heridas en el ojo, pero no fue trasladada al hospital. El detenido ya ha prestado declaración en un Juzgado de Torrevieja y el juez ha prorrogado de su detención para continuar las diligencias. La pareja había estado casada durante 23 años hasta su reciente separación El sospechoso pudo obtener el corrosivo en su trabajo como obrero de la construcción La Policía detuvo al agresor cuando intentaba esconderse en un local de Parla COMUNICACIÓN Julián Quirós, nombrado director del diario Hoy ABC MADRID. El periodista Julián Quirós es desde ayer el nuevo director de Hoy el periódico más leído de Extremadura y una de las doce cabeceras regionales de Vocento. El hasta ahora subdirector del diario Sur de Málaga sustituye en el cargo a José Luis Sánchez- Izquierdo, que a su vez se incorpora al equipo directivo de la Agencia Colpisa. Aunque nacido en Badajoz en 1969, Julián Quirós dejó muy joven la tierra a la que ahora regresa. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y máster en Periodismo Económico por la Universidad Antonio de Nebrija, comenzó su andadura profesional a los veinte años en revistas especializadas en información empresarial. Pasó después por la sección de Regiones de ABC en Madrid, para llegar en 1994 al diario malagueño Sur Miembros del servicio de emergencias de Madrid, el Samur, auxilian con material especial a la mujer víctima del ataque AYUNTAMIENTO