Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ESPAÑA MIÉRCOLES 5 s 9 s 2007 ABC Narbona asegura que Andalucía gestionará el Guadalquivir esta legislatura La ministra afirma que la supresión de la Ley de Aguas no será un impedimento ABC PALMA DE MALLORCA. Cristina Narbona, ministra de Medio Ambiente, aseguró ayer en Palma de Mallorca que la retirada de la Ley de Aguas no afectará en absoluto al traspaso de la gestión del Guadalquivir a la Junta de Andalucía, reclamado en el nuevo Estatuto de Autonomía andaluz, ya en vigor, y anunció que dicha transferencia se realizará antes de que acabe la legislatura. Narbona, quien ayer participó en un curso sobre Patrimonio Natural, organizado por la Fundación Biodiversidad, la Universidad Internacional Menéndez y Pelayo (UIMP) y la Universidad de las Islas Baleares, explicó a Efe que los trabajos técnicos para evaluar los medios humanos y económicos de esta transferencia están muy avanzados y precisó que este traspaso se realizará por la comisión mixta y sin necesidad de una normativa específica. El Estatuto (andaluz) es ya ley y no necesita de otra ley; estamos avanzando en lo que espero que sea un acuerdo, por supuesto, antes de final de la legislatura apostilló. Asimismo, señaló que el proyecto de ley estatal de Aguas ahora retirado planteaba, con carácter general, no sólo para Andalucía mecanismos de participación y de colaboración con las comunidades autónomas para la gestión hidrográfica que no interfieren con la transferencia del Guadalquivir a la Junta de Andalucía. La ministra de Medio Ambiente recordó que el texto inicial del Estatuto andaluz fue modificado en las Cortes Generales para precisar que la Junta de Andalucía sólo gestionará el tramo del Guadalquivir que discurre dentro de esa comunidad autónoma y que lo que ahora estudian técnicos de las administraciones central y autonómica son los medios humanos, infraestructuras y dotaciones presupuestarias que se transferirán al Gobierno andaluz para que asuma esta competencia hidrográfica. El Gobierno pretende ahora entrar en el control del consorcio de la Copa América La Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia no entienden la insistencia del Ejecutivo central en plantear una presidencia rotatoria ROCÍO CARRIÓN VALENCIA. La firma ayer del contrato con ACM de Valencia como sede de la 33 edición de la Copa América hacía esperar un acercamiento en las posturas de las tres Administraciones- -Gobierno central, Generalitat Valenciana y Ayuntamiento de Valencia- -que conformarán el Consorcio 2009. Sobre todo, porque tras numerosas conversaciones telefónicas en agosto, cabía la posibilidad de hablar cara a cara sobre la sorprendente propuesta de la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, de crear una presidencia rotatoria para el Consorcio- -que ejercerían cada una de las tres administraciones durante ocho meses, primero el Gobierno, luego la Generalitat y, en la fase de regatas, el Ayuntamiento de Valencia- Pero la esperanza de la alcaldesa de Valencia, la popular Rita Barberá, y del vicepresidente segundo y consejero de Economía, Hacienda y Empleo de la Genralitat, Gerardo Camps, no llegó a buen puerto. La ministra Salgado llegó al emblemático edifico de Veles y Vents, firmó junto a Barberá, Camps y Michel Bonnefous (presidente de la America s Cup Management) el contrato en el que las tres administraciones formalizaron sus compromisos y obligaciones para 2009, explicó a la prensa su proyecto de presidencia rotatoria y se marchó, sin casi tiempo para que los representantes de las administraciones valencianas le transmitiesen sus propuestas Le hemos preguntado por qué quiere ir contra la generalidad de los actos, por qué quieren cambiar la presidencia, lo que supone ir contra sus propios actos explicaba luego Gerardo Camps durante la rueda de prensa. La ministra Salgado defendió su modelo con argumentos como yo me siento valenciana y quiero representar a los valencianos e instó a ponerse a trabajar para que la 33 edición sea un éxito tan grande o mayor, si es posible, que la anterior Además, confirmó el nombramiento de Luis Diez, jefe de gabinete del ministro de Economía, Pedro Solbes, como interlocutor para seguir la negociación sobre la composición del Consorcio. Los argumentos de Salgado Sólo el tramo andaluz Revilla exige a Camps el fin de las críticas al bitrasvase S. R SANTANDER. El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, calificó ayer de insolidarias, injustas y analfabetas las críticas de la Generalitat Valenciana y del secretario general del PP en esta Comunidad, Ricardo Costa, al bitrasvase Ebro- Besaya- Pas, una obra cuyo convenio de ejecución- -según recordó- -firmó en mayo de 2003 el entonces jefe del Ejecutivo regional, el popular José Joaquín Martínez Sieso. El bitrasvase del Ebro, según explicó el presidente cántabro, es un préstamo en época estival, de hasta 26 hectómetros cúbicos de agua, que se devuelve después al pantano del Ebro durante el invierno la aportación de los ríos de la cuenca del Besaya. Con sus palabras, Revilla, que gobierna en coalición con el PSOE, respondía a las críticas vertidas a la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, por el consejero de este área de la Comunidad Valenciana, José Ramón García Antón, así como por el propio Costa, por haber autorizado este trasvase en Cantabria cuando se ha negado a transferir agua del Ebro a su región. Revilla consideró curioso que Valencia critique esta infraestructura cuando a ellos ni les va ni les viene aunque achacó esta reacción a un intento de atacar a Rodríguez Zapatero. El presidente cántabro, quien en referencia a Costa aseguró que habla con una desfachatez asombrosa y demuestra un talante insolidario, egoísta y depredador hacia los intereses de Cantabria, destacó la solidaridad histórica de su región con el resto de España en materia de agua. Michel Bonnefous, Elena Salgado, Rita Barberá y Gerardo Camps se felicitan tras la firma del contrato con ACM ayer en el edificio de Veles y Vents MIKEL PONCE LAS TRES POSTURAS Elena Salgado Ministra de Administraciones Públicas Gerardo Camps Vicepresidente segundo de la Generalitat Rita Barberá Alcaldesa de Valencia Mi propuesta es una presidencia rotatoria. Me siento valenciana y quiero representar a los valencianos Sólo se me ocurre un argumento para que el Gobierno quiera ostentar la presidencia de aquí a abril... La presidencia del Consorcio de la Copa América no es una cuestión de poder sino de fuero