Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA La recta final a las elecciones s Las estrategias de los partidos MIÉRCOLES 5 s 9 s 2007 ABC César Alonso de los Ríos ENEMIGO os debates sobre la sucesión de Mariano Rajoy, que se vienen dando en ámbitos del PP desde comienzos del verano y que han arreciado en estos últimos días, son una forma de dar ya por derrotado a aquél. Por mucho que traten de justificarse ¿a cuento de qué un partido que lucha por el poder tiene que estar en supuestos posteriores a la celebración de las elecciones? Al decir esto ¿defiendo la inexistencia de debates relativos al propio PP? Digo que, en todo caso, a unos meses de las elecciones generales los únicos debates internos razonables serían aquéllos que tuvieran que ver con la búsqueda de formas eficaces de oposición al partido en el poder. Digo lisa y llanamente que lo normal en un partido normal, lo lógico en un partido lógico y lo eficaz en un partido eficaz es que en tiempos preelectorales desaparezcan las autocríticas y den paso, en todo caso, a aquellos debates que tienen que ver con los métods de oposición. Todo lo demás es favorecer al partido que se trata de abatir. Así que las discusiones sobre la sucesión de Rajoy vienen a contribuir a la victoria de Zapatero, lo que tan sólo tendría algún sentido en el caso de que ésta se diera por inevitable. A mi entender cabe un debate hoy en el PP. Es el relativo a la posición que debe tener Rajoy en relación con los nacionalismos. En ese sentido vengo diciendo que la victoria del PP sólo será posible en la medida que el discurso de Rajoy sea el que corresponde al único partido que hoy por hoy defiende claramente la idea nacional y la unidad de España. Las tentaciones de cesión a los nacionalismos, incluidos los moderados, serían suicidas. Ése es el único terreno en el que al PP le conviene entrar. ¿No resulta increíble que cuando Zapatero está haciendo correcciones a su política plurinacional hasta el punto de aceptar la crisis de Navarra sea el PP el que hace concesiones a los nacionalismos al hablar de posibles pactos postelectorales? El debate actual sobre la sucesión de Rajoy parece dictada por el enemigo. CON EL L El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, charla con Gaspar Llamazares durante el Pleno del Congreso que se celebró ayer EFE El PSOE da casi por rota la negociación con el PP para renovar el CGPJ López Garrido acusa a los populares de negarse a cubrir las vacantes con el objetivo de mantener la mayoría de vocales que actúa a su dictado J. L. L. MADRID. La negociación para renovar las vacantes del Consejo General del Poder Judicial- -pendiente desde el pasado mes de noviembre- -no marcha por buen camino. Los socialistas dan prácticamente por roto el diálogo con los populares. Su argumento es que el principal grupo de la oposición no quiere acometer la renovación para mantener a la mayoría de vocales que actúan claramente en sintonía y a veces al dictado del partido que preside Mariano Rajoy. El portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, compareció ayer ante los medios informativos acreditados en la Cámara Baja para anunciar que el PSOE da por frustradas las negociaciones con el PP. En opinión del dirigente socialista, sería muy lamentable que no se produjera un pacto antes del 17 de septiembre, día de apertura del año judicial. grupos minoritarios con la intención de comunicarles que el PP no quiere la renovación En este punto, el portavoz socialista acusó al primer grupo de la oposición de hacer una utilización política del CGPJ y de negarse a que la relación de fuerzas parlamentarias actual tenga su reflejo en el Poder Judicial. Los grupos coinciden en que el PP pone obstáculos a la renovación. Ése Bono recuerda a Almunia su fracaso estrepitoso José Bono se resiste a perder protagonismo político. Ayer arremetió contra Joaquín Almunia, a quien recordó su estrepitoso fracaso en las elecciones generales de 2000 y le recomendó guardar un discreto silencio y no dar consejos sobre temas electorales. Almunia había advertido a Zapatero un día antes que las promesas electoralistas podían poner en peligro la economía. y no otro es el motivo por la cual no hemos podido llegar todavía a un acuerdo sostuvo López Garrido. Desde el Grupo Popular, en cambio, se insiste en que el diálogo no está roto. Los populares destacan que este tipo de negociaciones se prolongan en tiempo y, aunque la renovación corre prisa, no están dispuestos a aceptar todos los trágalas que les plantean los socialistas. El PP hace hincapié en que los socialistas rompen las reglas de juego en todos aquellos asuntos en los que se requiere nuestro consenso como ocurre en el método de elección de los miembros de la institución judicial. La réplica del PP Los nacionalistas e IU se alejan del pacto presupuestario con el PSOE J. L. L. MADRID. El PSOE no va a tener fácil llegar a un pacto presupuestario con sus socios en el Congreso. Los nacionalistas e Izquierda Unida avisaron ayer que se encuentran cada días más lejos de alcanzar un acuerdo y advirtieron que mantendrán una actitud exigente en la negociación de las próximas semanas, ya que no están dispuestos a dar un cheque en blanco a subastas electorales del Gobierno. A los habituales socios del PSOE no les ha gustado las últimas promesas en materia de pensiones que dio a conocer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado domingo en Rodiezmo (León) El alejamiento entre los socialistas y sus aliados se vio claro el pasado mes de agosto, cuando todas las minorías se aliaron con el PP para pedir la destitución de la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, por la crisis de las infraestructuras en Cataluña. Los populares y los grupos minoritarios han hecho un frente común para exigir responsabilidades al presidente del Gobierno. Ayer mismo, la Mesa del Congreso calificó la propuesta para que Zapatero comparezca en el Congreso. La iniciativa, que se discutirá la semana próxima en la Junta de Portavoces, tiene muchas posibilidades de prosperar, debido a que los socialistas se han quedado solos. Pese a todo, el PSOE sigue confiado en capear el temporal y espera que una oferta presupuestaria de última hora haga que las minorías desistan de pedir explicaciones a Zapatero. Las minorías, informadas Según el relato de los hechos realizado por López Garrido, desde la vuelta de las vacaciones del verano no ha existido tenido ninguna conversación entre los dos partidos mayoritarios. Los socialistas, en cambio, sí se han reunido con los