Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4- -9- -2007 El creador del ogro Shrek expone por primera vez en España sus originales 89 Elsa y Eva, mujeres enamoradas El actor Adrien Brody y el jugador de baloncesto Tony Parker no pueden quejarse de sus respectivas parejas, Elsa Pataky y Eva Longoria. Las dos actrices estuvieron ayer dándoles su apoyo; la primera, en Venecia; la segunda, en Alicante ABC No es probable que Elsa Pataky conociera el estudio de la Universidad de Albany que asegura que los besos son preferentemente patrimonio femenino, pero, por si acaso, la actriz marcó claramente su territorio- -es decir, a su novio, Adrien Brody- -con un prolongado beso en la alfombra roja del Lido. Fue anoche, durante el estreno en el festival de Venecia de la película The Darjeeling limited de Wes Anderson, que el doble de Manolete protagoniza junto con Owen Wilson- -a quien, lógicamente, no se pudo ver en Venecia pues se recupera de su intento de suicidio- -y Bill Murray. Como rezan los tópicos, Elsa Pataky acaparó la atención de los fotógrafos y, embutida en un espectacular y vaporoso vestido rosa pálido, fue una de las protagonistas de la alfombra roja, un terreno donde se mueve con absoluta soltura y donde parece sentirse muy a gusto. Más discreta- -aunque esas gafas de sol en un local cerrado son más una invitación a la mirada que a la discreción- -se vio a Eva Longoria en las gradas del Centro de Tecnificación de Alicante. La protagonista de la serie Mujeres despesperadas siguió atentamente, vaso de plástico en mano, el partido de baloncesto que disputaron, dentro del Eurobasket, las selecciones de Francia y Polonia. En él jugaba el marido de la actriz, Tony Parker, una de las estrellas de la selección gala, y con quien se casó el pasado mes de agosto. A pesar de la cara de preocupación (igual era de aburrimiento) que muestra en la imagen, Eva Longoria tuvo motivos para sonreír, ya que Francia ganó por 66- 74 y su marido consiguió 16 puntos. EN SU PUNTO Beatriz Cortázar LA EXTRAÑA FAMILIA DE VILALLONGA n su vida nada fue políticamente correcto y de ahí que muchos no le perdonaran cada uno de sus desplantes ni las historias que contó antes, durante y después de sus memorias. Muerto José Luis de Vilallonga ahora es de lo más curioso observar cómo se desarrollan escenas, situaciones, que en vida del aristócrata hubieran sido impensables por no decir imposibles. Por ejemplo, quién le iba a contar que sus hijos John y Carmen, sobre todo el primero, acudiría de luto a la íntima ceremonia que se celebró ayer por la mañana en el panteón familiar de Barcelona donde están sus cenizas. O quién le iba a explicar que tras su pérdida, toda la familia aparecería en una esquela donde se anunciaba el funeral de ayer por la tarde y que firmaban sus hijos, su hermana, su ex mujer, el marido de ésta, sus sobrinos, su amigo Nicolás, su adorado Fabrizio... Vilallonga no fue un hombre al uso y desde luego su despedida tampoco ha sido la normal. Llevaba meses convalenciente en la cama del apartamento de Mallorca que tenía alquilado, y había pasado suficiente tiempo como para que algunos de los que hoy lamentan su pérdida se hubieran acercado hasta ese rincón de Mallorca, para compartir sus últimos días o alguna de sus conversaciones. De haberlo hecho tal vez se hubieran reído cuando casi en sus últimas horas y ante la visita del médico, el marqués de Castellvell se quedó de una pieza cuando el doctor le preguntó si era diabético. No, yo de diabético nada, yo soy monárquico aseguró. Y fue justamente esa postura, y el hecho de haber firmado la única biografía autorizada que hay en las librerías sobre la figura del Rey, lo que dio peso a sus palabras cuando manifestó públicamente su rechazo a la posibilidad de que el Príncipe Felipe pudiera formalizar su noviazgo con la modelo Eva Sannum. No fue el único, pero sí uno de los más directos. E AP AFP Arriba, Elsa Pataky besa a su novio, Adrien Brody, en el estreno en Venecia de la película The Darjeeling Limited protagonizada por el actor. A la izquierda, Eva Longoria sigue el partido que su marido, el jugador Tony Parker, disputó ayer en Alicante dentro del Eurobasket