Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 GENTE www. abc. es gente MARTES 4- -9- -2007 ABC Beyoncé: tápame tápame La cantante norteamericana tendrá que taparse un poquito durante su actuación en Kuala Lumpur, la capital de Malasia, en el próximo mes de noviembre, según han exigido algunos grupos islámicos a los propios organizadores del concierto MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Quieren taparla pero no necesariamente cubrirla, que viene a ser lo mismo aunque no sea ni mucho menos igual. Vamos que lo que quieren realmente es hacerle un favor, lo que tampoco tiene nada de especial, pues es lo que quiere más o menos medio planeta, hacerle un favor a Beyoncé. Y, por supuesto, lo hacen por su bien, eso es algo que salta a la vista. Porque todo el mundo sabe que en Malasia, concretamente en su capital, Kuala Lumpur, las madrugadas son muy frescas y el termómetro no sube mucho más allá de los veintipocos grados sea cual sea la época y la estación del año. El caso es que a Beyoncé van a dejarla cantar en la ciudad de las fabulosas Torres Petronas que rozan el cielo con sus cuatrocientos cincuenta y dos metros de altura, pero le han dicho, así como por lo bajini, sin que se note mucho, que lo de la minifalda, como la de Manolo Escobar y la plaza de toros, pues que casi mejor que no, no le vaya a dar un aire a la muchacha. En cuanto a la delantera, parece ser que también se va a imponer un contundente achique de espacios. No obstante, el recital se celebrará en el próximo mes de noviembre y los organizadores han pedido a la cantante norteamericana que se cubra un poquito, según informa Efe. Por si alguien no lo ha entendido bien, Ahmad Razali, el presidente de Pineapple Concerts, la productora del concierto, lo ha explicado más detalladamente, aunque eso sí, dando más rodeos que todo el estado de Texas al completo. Resumiendo, Razali confirmó que la actuación se llevará a cabo, pero que la artista deberá dejar menos partes de su cuerpo expuestas Que es como decirle a la poderosa y sinuosa cantante que no se presente ante los kualalumpureños a cuerpo, como suele hacer, y que haga, en vivo y en directo, el legendario numerito (en tiempos fue todo un numerazo) de Sarita Montiel con el Tápame tápame que tengo frío El origen de la censura reside en la queja de algunos grupos islámicos, que por lo que parece bastante tienen con que las mujeres canten en público como para que encima lo hagan ligeritas de ropa. De hecho, hace unas semanas la también estadounidense Gwen Stefani, ex líder del grupo No Doubt, tuvo que acatar las normas morales que algunos grupos musulmanes malayos exigieron al Gobierno, llegando incluso a pedir que se cancelara la actuación por la inmoralidad de su vestimenta. Al final, Stefani actuó en Kuala Lumpur, dentro de su gira por Asia, pero lo hizo cubierta de la manera que exigían dichos grupos musulmanes. Lo que no ha explicado por el momento el señor Razali es cuánto será ese menos ni tampoco qué partes en concreto ¿podemos elegir? de la artista son las que deben quedar a buen recaudo, cubiertas por siete velos. Si se rasgan así las vestiduras por un concierto de pop como le echen un vistazo a la web de la joven cantante texana les da un soponcio del que no se iban a recobrar ni atiborraos de aquarius. De momento a Bruce Springsteen no se le ha ocurrido pasarse por Kuala Lumpur. Y menos mal, porque como en Malasia le vean esos brazos como de haberse pasado toda la vida enganchado al volante de un trailer le iban a hacer cantar con un plumas alpino. Con plumas o sin plumas, el verdadero peligro de Beyoncé no está en la cantidad de centímetros que se tape o se destape. El peligro, evidentemente, está en lo que cada quisque quiera imaginarse. Más información sobre Beyoncé: http: www. beyonceonline. com Así es como no van a ver a Beyoncé en Kuala Lumpur. Allá ellos ABC