Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4- -9- -2007 Un dispositivo inalámbrico permite la comunicación subterránea por radio 77 Desarrollan un fármaco contra la esquizofrenia sin apenas efectos secundarios ABC MADRID. Las personas con esquizofrenia podrían contar con un medicamento sin los efectos secundarios de los fármacos actuales. Los antipsicóticos tradicionales son eficaces aunque producen sedación, un importante aumento de peso y del colesterol, mayor riesgo de diabetes, así como temblores y contracciones musculares. La aparición de estos síntomas es el motivo principal por el que los pacientes abandonan su medicación. La revista Nature Medicine recoge un prometedor estudio en el que una nueva molécula (LY 2140023) -el fármaco aún no tiene nombre comercial- -demuestra que controla los síntomas de la esquizofrenia (alucinaciones, desórdenes de pensamiento, apatía, cambios emocionales... sin producir los efectos secundarios de otros antipsicóticos, incluidos los de nueva generación. El estudio se realizó con 200 enfermos. Durante un mes, un grupo recibió el nuevo medicamento, otro placebo y un tercer grupo olanzapina, el fármaco con el que se trata hoy a la mayoría de los enfermos. El grupo que probó la nueva molécula sólo tuvo problemas de insomnio, somnolencia y náuseas, de poca importancia. En cambio, los tratados con olanzapina experimentaron un aumento de los niveles de triglicéridos, ganaron peso y sufrieron insomnio entre otros efectos. Si se confirman los resultados de este primer estudio, el nuevo fármaco podría inaugurar una familia diferente de tratamientos contra la esquizofrenia. Esto sería un paso de gigante para los enfermos opina Jeffrey Liebermann, presidente de Psiquiatría de la Universidad de Columbia (EE. UU. LY 2140023 actúa sobre el glutamato, el neurotransmisor del cerebro más importante. La droga modula su acción en el córtex prefrontal, el área responsable de la responsabilidad y el aprendizaje. Los próximos ensayos deberán comprobar que no existen efectos secundarios a largo plazo. El Príncipe de Asturias, ayer, en un momento del discurso de apertura de la octava Conferencia de la ONU sobre desertización EFE El Príncipe de Asturias propone mitigar la pobreza para frenar la desertización Don Felipe preside en Madrid la apertura de la octava Conferencia de la ONU para la lucha contra la aridización que afecta al 41,3 de la superficie del planeta S. BASCO MADRID. Apenas veinticuatro horas después de que el Papa Benedicto XVI lanzara ante medio millón de jóvenes, en la localidad italiana de Loreto, un firme alegato contra la degradación irreversible que sufre nuestro planeta, el Príncipe de Asturias manifestaba ayer que entre las zonas áridas y la pobreza existe una correlación que es necesario mitigar con una buena gestión de los bosques, del acceso al agua y de la migración El cambio climático, la desertización y la degradación de la Tierra van calando hondo tanto entre la población como en las instituciones. Don Felipe y Doña Leticia, que retomaba sus actividades oficiales, asistieron a la apertura en Madrid de la octava Conferencia de la ONU de Lucha contra la Desertización, que reúne hasta el próximo día 14 a cerca de dos mil delegados de 191 países. El Príncipe de Asturias se mostró muy interesado por los trabajos para proteger nuestro medio ambiente natural, y por el desarrollo sostenible de nuestros países y sociedades, que contribuye a la lucha contra la pobreza de la superficie terrestre, afectada por la desertización. Los delegados reunidos en el Palacio de Congresos de Madrid debatirán estas dos semanas sobre las prioridades para resolver el problema y tratarán de adoptar un plan estratégico a desarrollar en diez años con el fin de combatir el problema con metas y plazos concretos. La desertización afecta no sólo a África, sino también a Asia central, Australia, Hispanoamérica y la cuenca mediterránea. La Convención de la ONU ha evaluado el coste económico del problema en unas pérdidas anuales de 47.600 millones de euros, teniendo en cuenta que e fenómeno obliga a grandes masas de población a emigrar. Naciones Unidas estima que durante la próxima década más de 50 millones de personas tomarán el camino de la emigración. Esta cita de Madrid es la octava conferencia de los 191 países firmantes de la Convención para la Lucha contra la Desertización (UNCCD, en sus siglas en inglés) adoptada en París en junio de 1994 y que entró en vigor dos años más tarde. Como contrapeso a las esperanzadas declaraciones institucionales de la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, y del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, sobre las buenas perspectivas de trabajo que marcan la reunión, el medio centenar de organizaciones ecologistas presentes en la cita mostraron sus dudas al respecto, fundadas en el incumplimiento de acuerdos pasados. Encabezados por Adena, los ecologistas hicieron pública ayer una nota en la que exigían a los países firmantes que cumplan los compromisos ya adquiridos, diseñen y apliquen planes de acción efectivos e inviertan los recursos económicos necesarios para frenar los actuales procesos de desertización a nivel global También muestran su profunda desconfianza por el pobre nivel de compromiso que muchos países han mostrado en este proceso Las ONG, además, han solicitado ser incluidas en las negociaciones de la Convención, para poder ser escuchadas y tenidas en cuenta Cumplir los compromisos Una nueva familia Un problema global El problema de la desertización afecta directamente a más de 200 millones de personas en todo el mundo, y a cerca de 2.500 de manera indirecta, un tercio de la población del planeta, que habita en el 41,3 Las ONG condenan el pobre nivel de compromiso que muestran muchos países ante el proceso Más información sobre la Convención: http: www. unccd. int parliament d ata bginfo (spa) pdf Más información sobre la enfermedad: www. esquizofreniabrelaspuertas. com