Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 4 s 9 s 2007 INTERNACIONAL 31 Réquiem por el último maldito El Ejército libanés identificó ayer el cadáver de Al Absi, jefe de la milicia yihadista Fatah al Islam, causante de la última guerra, que ha dejado en el Líbano 300 muertos. Considerado una leyenda cayó en Nahr Al Bared víctima de los combates LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Sólo falta que las autoridades del Líbano difundan las fotografías del cadáver quebrado y la cara desencajada de Shaker Yussef Al Absi para terminar de forjar su leyenda de maldito. El último maldito muerto. Igual que hizo el 25 de julio de 2003 el Ejército norteamericano, al exhibir los cuerpos reventados a bombazos de Uday y Qusay, los hijos carniceros de Sadam Husein, para escarnio de su estirpe, que tuvo que rasgarse las vestiduras de ira y de impotencia ante la imposibilidad de cumplir la ley islámica de la inhumación inmediata. Meses atrás ocurrió algo parecido con la ejecución del própio sátrapa, ahorcado en Bagdad. Flashes y exposición de la pieza abatida al mundo entero. Igual que en junio de 2006 ocurriera con la imagen macilenta del rostro del jefe de Al Qaida en Irak, Abu Musab al Zarqaui, el león de la guerra santa A la sazón, el maestro y camarada de fechorías de Al Absi, junto al que fue condenado a muerte en ausencia por un tribunal jordano en julio de 2004 por el asesinato de ocho personas, incluido un diplomático norteamericano. A esta hora, dos héroes para los suyos, caídos con la suprema gloria del martirio. Shaker Yussef Al Absi, nacido en 1955 en el campo de refugiados palestino de Ain Sultan, muy cerca de Jericó, era encontrado sin vida ayer por la mañana en la parte occidental de Nahr Al Bared, presuntamente víctima de los combates residuales que el Ejército libanés libraba todavía contra los últimos insurgentes a pesar de la proclamación, el domingo por la tarde, de la victoria total sobre la milicia de Fatah al Islam que él mismo había fundado. Al Absi fallecía en guerra, cumpliendo el juramento mil veces repetido durante 106 días de batalla de pelear hasta la última bala, colofón imprescindible para forjar su particular aureola de mito, que tanto alimentó copiando las lecciones de los más grandes- -Bin Laden, el camarada Zarqaui, el Mulá Omar- -y, como ellos, protagonizando una historia de ocultación y enigmáticos silencios. Dejando retratarse por la prensa en puntualísimas ocasiones, compareciendo ante los medios sólo para escupir proclamas incendiarias- Deseamos morir por la gracia de Dios. El pueblo suní es la punta de lanza de la lucha contra los sionistas y americanos -y echando mano del consabido recurso a las grabaciones en vídeo para lanzar al planeta amenazas apocalípticas y disipar de vez en cuando los rumores Morir por la gracia de Dios Ídolo de los terroristas Shaker Yussef Al Absi nació en 1955 en el campo de refugiados de Ain Sultan, muy cerca de Jericó. Todo empezó en Jericó En noviembre de 2006, Al Absi, alias Abu Yussef, creó Fatah al Islam y la proclamó fiel a los postulados de Al Qaida. Arrastraba detrás de sí ya un pasado de ídolo, sobre todo como jefe del grupo prosirio Fatah Intifada. Llegó a cumplir tres años de cárcel en Damasco acusado de tráfico de armas. sobre su propia muerte. Cuando en noviembre de 2006 Al Absi, alias Abu Yussef, creó Fatah al Islam y la proclamó fiel a los postulados de Al Qaeda, ya arrastraba detrás de sí un pasado de ídolo que apuntaba a la epopeya como jefe del grupo pro- sirio Fatah Intifada, -basado en el campo de refugiados libanés de Chatila- al que llegó tras cumplir tres años de cárcel en Damasco acusado de tráfico de armas, de pertenecer a una célula islamista prohibida y de preparar diversos ataques terroristas. Incluso antes de esa prisión, ya le precedía su fama de radical, admirado por su formación en Medicina adquirida en Túnez y Cuba, pero sobre todo por sus dotes como instructor aéreo de combate, que puso a prueba defendiendo a Libia a bordo de un MIG- 23 en su guerra contra Chad en 1982 y adiestrando a otros pilotos en Yemen y el Frente Sandinista. No tenemos miedo de ser calificados de terroristas pregonaba hace tres meses al Times tras una kefiya en nombre de sus secuaces. ABC. es Vídeo de la muerte del líder de Fatah al Islam en el Líbano en abc. es internacional