Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA La crisis del nacionalismo catalán MARTES 4 s 9 s 2007 ABC El proyecto abunda en la casa común del catalanismo que promueve Mas y que rechaza UDC por su indefinición ideológica Los contactos entre CDC y el ex presidente Maragall se enmarcan en la nueva iniciativa, extensible a ERC Pujol y Mas, ayer, en la primera reunión que celebró el comité ejecutivo de Convergencia Democrática tras el veraneo EFE Pujol llama a los catalanes a la huelga fiscal si no se eleva la inversión Mas quiere liderar un movimiento de regeneración catalanista abierto a PSC y ERC s Podría renunciar a las siglas de CDC para formar un partido transversal MARÍA JESÚS CAÑIZARES BARCELONA. Dos tratamientos diferentes para un mismo diagnóstico. En Convergència i Unió (CiU) existe unanimidad en la idea de que Cataluña está en retroceso desde que gobierna el tripartito, pero no respecto a las posibles soluciones, que van desde el academicista concepto de regeneración catalanista que ahora promueve Artur Mas al radical llamamiento a la insumisión fiscal de Jordi Pujol, pasando por el pragmatismo de Josep Duran Lleida. El ex presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, propuso ayer a los catalanes secundar una huelga fiscal si el Gobierno español no eleva la inversión en infraestructuras prevista en el nuevo Estatuto. En declaraciones a Catalunya Ràdio, el histórico dirigente nacionalista aseguró que tendría sentido un cierre de cajas o una huelga fiscal por parte de los ciudadanos catalanes, ya que estos señores- -en alusión al Ejecutivo del PSOE- -no cumplen con sus obligaciones elementales de inversión en Cataluña. Jordi Pujol recordó que el Estado tiene la obligación de pagar las infraestructuras como el AVE, el aeropuerto de Barcelona o el puerto a cambio de nada, sólo de los impuestos de los ciudadanos. Subrayó que si en vez de democracia hubiese Franco, también lo tendría que hacer ya que el gasto en las infraestructuras catalanas por parte del Estado no se tendría ni que negociar ya que la obligación primera de un Gobierno es cumplir los compromisos éticos que tiene con su país y con sus ciudadanos En un discurso mucho más teórico, el presidente de CiU, Artur Mas, quiere combatir esos incumplimientos reiterados del PSOE con un movimiento de regeneración catalanista que en un futuro podría plasmarse en un nuevo partido transversal abierto a los sectores descontentos de PSC y ERC. La entrevista que recientemente mantuvieron el ex presidente socialista Pasqual Maragall y el diputado Francesc Homs- -hombre de confianza de Mas- -se enmarca en esa iniciativa. CDC tiene que hacer una contribución importante tan modesta como enérgica, porque solos no podemos impulsar ese proyecto explicó Mas al término de la reunión de la ejecutiva de su partido, celebrada ayer. Esa vocación regeneracionista, con la que Mas quiere neutralizar la diversas corrientes críticas que han aparecido en Convergència, es aún un proyecto muy incipiente que quedará interrumpido por las elecciones generales, pero se reactivará definitivamente de cara al congreso que CDC celebrará en 2008. Fuentes nacionalistas aseguraron que Convergència estaría dispuesta a renunciar a sus siglas para que ese movimiento transversal pueda ver la luz, aunque lógicamente luchará por mantener su marca. El nuevo proyecto, que el PSC atribuye a la crisis interna de CiU, abunda en la idea de la casa común del catalanismo defendida por Convergència y que su socia en la federación, UDC, rechaza. El partido de Artur Mas quiere dar cabida a una gama amplia de sensibilidad nacionalista que incluiría el independentismo, mientras que los socialcristianos se desmarcan de esas tendencias soberanistas y prefieren poner el acento en su perfil ideológico y en propuestas concretas. Precisamente ayer, el presidente de Unió y candidato de CiU en las generales, Josep Duran Lleida, aseguró que uno de los problemas de la política es que hablamos de cosas, entre ellas el soberanismo, que no importan a la gente, y a mí tampoco Duran insistió en la necesidad de que CiU tenga poder de decisión en el Gobierno español para marcar el ritmo de la política catalana. Duran volvió a supeditar el apoyo de CiU a los Presupuestos Generales del Estado al cumplimiento de las previsiones del Estatuto en materia de inversiones. Duran rechaza el soberanismo Dirigentes de ERC subestiman el referéndum propuesto por Carod S. B. BARCELONA. El portavoz de ERC al Parlamento catalán, Joan Ridao, puso ayer sordina al referéndum sobre la autodeterminación de Cataluña propuesto por el presidente del partido, Josep Lluís Carod- Rovira. Tras la reunión de la ejecutiva del partido celebrada ayer, Ridao aseguró que no pasa nada si esa consulta no se celebra en 2014, tal como defendió Carod, quien incorporará la petición a la ponencia de la Conferencia Nacional del partido. El candidato republicano en las próximas elecciones generales afirmó que el objetivo del cónclave de ERC, previsto para octubre, es definir la estrategia de la izquierda nacional para superar la vía autonomista De todas formas, el derecho de autodeterminación será uno, no el único, de los ejes de nuestra acción política de cara al futuro Joan Ridao aseguró que la fecha de 2014 es tan posible como la de 2010 para Escocia y añadió que el horizonte del 2014 es un estímulo para mucha gente que se siente decepcionada por el fracaso de la vía autonomista Matizó que si el 2014 no puede ser, no pasa nada Carod lanzó esa propuesta en respuesta a las corrientes internas de ERC, que acusan a la actual dirección del partido de sumisión al PSOE.