Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Lunes 3 de Septiembre de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.500. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. El patrón de los narcos El culto a Jesús Malverde se extiende desde su Sinaloa local hasta Cali (Colombia) y Los Ángeles. Ahora tiene una nueva capilla en México. Según la leyenda, robaba a los ricos para dárselo a los pobres POR MANUEL M. CASCANTE rotagonista de decenas de corridos, santo apócrifo al que se encomiendan devotos de toda condición, Jesús Malverde, el patrón de los narcos cuenta ya con una capilla en la Ciudad de México, que se suma a la originaria en Culiacán (Sinaloa) y a las sucursales de Cali (Colombia) y Los Ángeles (EE. UU. El populoso y popular barrio de los Doctores alberga ahora una hornacina con una figura de este personaje- -que lleva por rostro un cruce entre los de Pedro Infante y Jorge Negrete- cuya existencia aún es puesta en duda. Su leyenda, sin embargo, es bien cierta desde comienzos del siglo XX. Jesús Juárez Mazo es uno de los personajes a los que se atribuye el origen de este culto. A este bandolero se le conocía como El mal verde pues se ocultaba en el monte al acecho de sus víctimas envuelto en hojas de plátano. Pero hay quien sostiene que fue sólo un mito ideado por el gobernador local de la época (final del régimen de Porfirio Díaz) que le sirvió de pretexto para perseguir a sus opositores. Fuera quien fuese, hubiera nacido en Jalisco, en Sinaloa o en la mente del gobernador, Malverde habría resultado un bandido generoso, un salteador de caminos que robaba a los ricos para dárselo a los pobres. La historia popular sostiene que, tras su muerte, el cadáver de Malverde permaneció colgado de un mezquite por orden del gobernador, para aviso de sus partidarios. Nadie se atrevía a bajar el cadáver, hasta que un arriero decidió sepultarlo no sin antes pedirle a su espíritu que le ayudase a encontrar unas mulas que había extraviado, las cuales no EN EL AIRE Mónica FernándezAceytuno LA MUCHEDUMBRE a cita que se me viene al pensamiento estos días, es de Unamuno: Los ídolos de las muchedumbres son pronto derribados por ellas mismas, y su estatua se deshace al pie del pedestal sin que la mire nadie Se habla de la pérdida de biodiversidad de las especies, pero más dramático es que nuestra especie se haya vuelto tan homogénea y sea, cada vez más, muchedumbre, lo cual nos devuelve al estado más primigenio de la vida en el que los procariontes, que eran seres unicelulares, todos iguales, se unían en conglomerados. Si bien esta homogenización nos ha hecho poderosos, también más frágiles, porque ya no somos un bosque variado sino un monocultivo en el que basta que entre un gorgojo para que todo el bosque se pierda a mayor velocidad que si fuéramos diversos. La muchedumbre, además, es manejable, y tiende a ir toda hacia el mismo sitio. No se rige por el pensamiento individual, sino por el instinto colectivo. Le basta un gesto, una sonrisa, una frase, para tomar decisiones importantísimas. Hasta que llega la adversidad, y entonces la muchedumbre piensa porque aparece la personalidad de cada uno, que asoma como si bajara la marea. Y viene la bajamar. Acabamos de atravesar este verano la línea del vivir sin pensar, a empezar a pensar cómo vivir. A partir de ahora las muchedumbres ya no querrán tener ídolos, que serán pronto derribados por ellas mismas sino dirigentes preparados. Es la hora del más capaz porque, cuando la muchedumbre echa mano para acabar el mes de las monedas del frasco de la cocina, la muchedumbre ya no quiere circo, sino pan. Y el pan se está poniendo por las nubes. Pero ése, es otro artículo. L P Imagen de Jesús Malverde, un narco al que la leyenda considera un robin hood REUTERS tardaron en aparecer. Hasta el monte donde reposaban sus restos comenzaron a acudir devotos para pedir milagros. El esqueleto fue trasladado años después a la capilla que, según se dice, hoy es mantenida por los narcos locales, y cuyas fotografías pueden verse junto a la efigie del patrón La relación del santo con el crimen organizado parece acreditada en la historia de Raymundo Escalante, hijo de un poderoso barón de la droga de Sinaloa, quien sobrevivió a un atentado y fue llevado a la Capilla del Santo Malverde para recuperarse. Aunque no es reconocido por la Iglesia católica, Jesús Malverde me ha demostrado ser milagroso al salvarle la vida a mi hijo, y por eso decidimos hacerle un pequeño santuario dice Alicia Pulido, santera de la capilla instalada en el Distrito Federal. Pedir milagros