Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
92 DEPORTES Atletismo s Campeonato del Mundo LUNES 3 s 9 s 2007 ABC La cima del mundo es para Tyson Gay La estadounidense Allyson Felix también ganó tres medallas de oro, pero dos fueron en los relevos MANUEL FRÍAS OSAKA. Ha sido el Mundial de Tyson Gay, Allyson Felix y Bernard Lagat. Cerrada la competición sin topes mundiales superados- -Jeremy Wariner no pudo con Michael Johnson, ni Blanca Vlasic con Stefka Kostadinova ni Yelena Isinbayeva con ella misma- -el centro de las miradas se va a las figuras individuales, entre las cuales la estrella de Tyson Gay, un atleta que llegó a Osaka sin ningún título en su palmarés, ha brillado con luz propia. Acabó con los candidatos jamaicanos a los títulos de 100 (Asafa Powell) 200 (Usain Bolt) y 4 x 100 (fue el hombre decisivo, en una tercera posta que dinamitó la prueba) y se convirtió en el mejor atleta en la historia de los Mundiales en la combinada de las pruebas de 100 y 200. A sus 26 años vino a Osaka dispuesto a ganar sus primeros títulos y los ha conseguido. Si Gay es el rey del Mundial, su compatriota Allyson Felix es la reina al marcharse también con tres oros, el de los 200 metros y los de relevos 4 x 100 y 4 x 400, si bien no tienen la misma trascendencia que los individuales de Gay. de la nacionalidad estadounidense al hacer doblete en dos distancias que nada se parecen como los 1.500 y los 5.000 metros. El Guerrouj, en Atenas, y Paavo Nurmi han sido los únicos atletas en la historia en lograrlo. En los Mundiales, Lagat es el primero. dedica a competir en las pruebas comerciales, que dan más dinero. Warimer: el récord llegará. Cada aparición suya en pista hace temblar el mítico récord de Michael Johnson (43.18) Los técnicos apuntan que Wariner es capaz de correr a ritmo de récord en la primera parte de la carrera, pero decrece su progresión en la segunda. De todas formas, cada vez se acerca más a MJ En Osaka corrió la distancia en 43.45, tercera mejor marca mundial de la historia tras Johnson y el 43.29 de Harry Reynolds. A sus 23 años no le preocupó no haber hecho récord. Llegará cuando tenga que venir dijo. Ocaso de Ramzi. Era una de las incógnitas de este Mundial. Después de haber brillado con luz propia en Helsinki (oro en el siempre complicado doblete 800 1.500 y designado heredero natural de El Guerrouj) había estado desaparecido en todo este tiempo. Ni siquiera se había preocupado por las mínimas, ya que como campeón estaba invitado por la IAAF a competir en estas dos pruebas. Sin embargo, ha pasado inadvertido por el estadio Nagai: segundo en 1.500 sin hacer ni un solo ataque y octavo en la semifinal de 800, que corrió en unos pobres 1: 47. El continente africano sigue mandando en las pruebas masculinas desde los 800 metros hasta el maratón. En 800 ganó el keniano Yego; los 1.500 y los 5.000 metros fueron para Bernard Lagat, quien aunque ahora compite bajo la bandera de los Estados Unidos no puede ocultar sus orígenes kenianos; los 10.000 metros fueron para un Kenenisa Bekele (Etiopía) que despejó de golpe todas las dudas que había sobre su estado de forma y su crisis en 2006; los 3.000 metros obstáculos se los llevó el keniano Kipruto y el maratón fue para el también keniano Luke Kibet, lo que es más meritorio pues Kenia trajo a Osaka para esta prueba a los suplentes de los suplentes, ya que la elite del maratón se Donald Thomas, el exótico. La presencia del bahameño en la final de salto de altura, que ganó, ha sido la nota exótica del Mundial. Hace año y medio era un jugador de baloncesto que nunca había hecho atletismo. Sin embargo comenzó a saltar y pese a que no tiene ninguna técnica- -se impulsaba más en el aire con la antigua tijereta- -consiguió el título con un salto de 2,35. Jefferson Pérez, tricampeón. El ecuatoriano consiguió su tercer mundial consecutivo en los 20 kilómetros marcha, los tres derrotando a Paquillo, que fue segundo en todos ellos. barrido literalmente en los dos últimos años en el sector femenino, pero en Osaka apenas se les ha visto. No tiene porqué tener nada que ver, pero son dos hechos objetivos que, primero, se encontró un positivo en la plusmarquista mundial de martillo, Tatyana Lysenko, y que se realizó una purga en su entorno; y, segundo, que en Osaka apenas han destacado las atletas rusas, que han ganado lo básico: Yelena Isinbayeva se impuso en la prueba de pértiga (no tiene rival) aunque falló en sus tres intentos de récord del mundo sobre 5,02; Tatyana Lebedeva (hubo triplete ruso en el podio) ganó la longitud, pero falló en su intento de hacer doblete con el triple salto, que se le sigue resistiendo; y Yekaterina Volkova consiguió la segunda mejor marca de la historia en la prueba de los 3.000 metros obstáculos (9: 06.57) ¿Dónde están las rusas? Habían Lagat dio primero. Buen estreno Mancha negra de 800 al maratón. La zancada de Gay ha conquistado el mundo LAS OTRAS ESTRELLAS Bernard Lagat (EE. UU. Oro en 1.500 y 5.000 metros Jeremy Wariner (EE. UU. Oro en 400 y 4 x 400 metros Yekaterina Volkova (Rus. Oro en 3.000 obstáculos Jeremy Wariner sale fortalecido de este Mundial tras situarse a 27 centésimas de la marca de Michael Johnson en los 400 metros No hubo récords del mundo superados. Sólo lo intentaron Isinbayeva en pértiga (5,02) y Vlasic en altura (2,10) pero fracasaron El keniano de origen ha estrenado a lo grande la nacionalidad estadounidense doblando en dos pruebas complicadas, algo que sólo han hecho El Guerrouj y Nurmi. Se ha acercado un poco más al mítico récord de Michael Johnson, su mentor. Después de correr en 43.45, el tope mundial ya lo tiene a sólo 27 centésimas de segundo. La rusa estableció la segunda mejor marca mundial de la historia en esta distancia, al invertir 9: 06.57 en recorrerla, aunque Samitova aún está a cinco segundos.