Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 3- -9- -2007 No somos héroes dicen los bomberos que sobrevivieron al fuego de Saldos Arias 41 supuesto unos beneficios de 32 millones de euros. Los datos siguen poniendo negro sobre blanco el daño que hace este tipo de negocios al sector musical: casi el 35 de este consumo ilegal se produce en la Comunidad de Madrid. Pero más grave aún resulta que el 58 de esta producción ilegal tiene como escenario nuestra región, seguida de Granada, Asturias, Barcelona y Alicante. El último ciclo completo cerrado, el de 2006, habla de que, en Madrid, se aprehendió un total de 341.027 unidades, en 3.267 intervenciones: 270 CD de películas; 338.807 DVD también de películas; 125 ordenadores; 33 grabadoras de CD; y 1.175 grabadoras de DVD, además de 617 videojuegos, según los datos de la FAP. En lo concerniente a las actuaciones contra la piratería audiovisual, fueron 3.490, con 613.990 CD de películas; 29.690 CD vírgenes; 568.187 DVD; 29.082 DVD vírgenes, y 1.199 grabadoras. En los seis primeros meses del año, se han sumado 1.943 actuaciones; 266.246 CD; 11.110 CD vírgenes; 409.989 DVD; 9.004 DVD vírgenes, y 960 grabadoras. Desde la Sociedad General de Autores (SGAE) se hace hincapié también en la otra piratería, la que no se ve: las descargas ilegales. Si en 2003 fueron 170 millones, el año pasado se cerró con 800 millones. El presidente de los empresarios madrileños (CEIM) Arturo Fernández, se ha manifestado en contra de la aplicación del canon digital en las actuales condiciones, porque, a su juicio, limita la libertad de las empresas y perjudica su competitividad y el acceso a la información Rechaza también la gestión de este canon a través de entidades privadas que eliminan la seguridad y transparencia necesarias para que la actividad empresarial se pueda llevar a cabo con la seguridad y garantías requeridas Los (ricos) capos de la manta Un mantero senegalés saca hasta 4.500 euros al mes. Las mafias chinas pueden ser violentas: los mochileros son explotados como auténticos presos bajo el chantaje de mutilar a sus parientes en China POR C. HIDALGO MADRID. Las investigaciones policiales y los datos ofrecidos por los expertos del sector destierran la falsa idealización de los piratas audiovisuales como desgraciados inmigrantes que hacen lo que pueden para poder comer. El modus operandi de estas mafias es al más puro estilo de los capos de la droga. Las fuentes consultadas distinguen entre dos tipos de grupos que se dedican a este negocio: por un lado, los africanos- -especialmente, senegaleses- dedicados a la manta por otro, las tríadas chinas, mucho más crueles, que distribuyen el material en mochilas. Los primeros son reclutados bien desde su país de origen o cuando ya están sin papeles en España. Antes, dos personas se las apañaban, pero la presión policial ha modificado su modo de trabajar Aun así, hay un paso preliminar: la grabación del material. Hay una persona que se dedica a grabar películas en las salas de cine. Es el webmaster de un site que coloca el material en la red. Estos grupos cuentan con unos trackers o localizadores- -el equivalente a unas páginas amarillas donde encontrar las películas- Los nuevos integrantes del grupo, si son listos, al cabo de dos o tres meses trabajando a sueldo, se independizan y montan su propia red, sus mantas y alquilan un piso. Las operaciones policiales revelan que estos grupos de cuatro o cinco personas sacan hasta 27.000 euros al mes con el material vendido- -unas cien películas al día- lo que, tras los gastos de alquiler y equipos, se queda en 22.000, que se reparten. Ganan hasta 4.500 euros por cabeza. En algunas operaciones se ha comprobado que mandaban dinero a sus países, hasta 9.000 euros al mes. No son, por tanto, mileuristas añaden con sorna. De diferente manera se mueven las mafias asiáticas, especialmente chinas. Son controlados en régimen de semiesclavitud, encerrados como presos Estas mafias tienen dos maneras de pagar. Bien mediante un fijo al mes, que no supera los 200 o los 300 euros, o bien con una comisión por CD (0,20 céntimos) o DVD (0,40) vendido, según declaran ellos mismos a la Policía. Lo que está claro es que, a la luz de las investigaciones, estas personas son explotadas para que paguen el importe de lo que la mafia les cobra por traerles a España ilegalmente. Y, si no cumplen los objetivos de ventas, les amenazan con mandarles un dedo cortado de un familiar que vive en China, por ejemplo Los expertos destacan el pique entre mafias: Llegan a señalar con punzones de tinta los discos que graban, como hacen algunos traficantes de droga, para marcar sus zonas y que nadie se las quite En régimen de semiesclavitud CEIM, contra el canon CHEMA BARROSO de Madrid, con la intervención de miles de CD y DVD y cientos de equipos de grabación ilegales. Según las investigaciones policiales, por cada CD pirata vendido, las mafias se embolsan 1,5 euros, mientras que por cada DVD 4,5. Ahí están incluidos todos los márgenes de bene- ficios en los diferentes escalafones del fraude, desde la compra ilegal de los soportes- -ahorrándose, por ejemplo, el canon- -al precio de venta al público. En total, sólo en la Comunidad de Madrid y en lo referente a piratería musical, el uso de soportes vírgenes ilegales ha