Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 ESPAÑA LUNES 3 s 9 s 2007 ABC Alonso asume que la UME adolece de falta de formación ante los siniestros LORENA PARDO LUCENA (CASTELLÓN) El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, visitó ayer la Unidad de Mando Avanzado del incendio que la pasada semana arrasó una 5.500 hectáreas. Veinticuatro horas después de que se diera por controlado, aún trabajan brigadas terrestres, autobombas, una Unidad Militar de Emergencias (UME) y once medios aéreos. El ministro calificó este incendio como el peor del verano después de los ocurridos en Canarias. Aunque la coordinación entre Administraciones ha obtenido la aprobación de los vecinos, la inexperiencia de los integrantes de la UME, una apuesta personal de Zapatero, fue implícitamente admitida por Alonso al adelantar que esta unidad, que ha trabajado dos veces desde su creación en la extinción de incendios, será ampliada en efectivos y formación para a la asistencia en todo tipo de catástrofes como nevadas e inundaciones, por lo que el Gobierno invertirá en los próximos años 341 millones de euros para garantizar de manera inmediata la protección civil Las brigadas que han integrado el operativo manifestaron la buena colaboración con los militares, pero también su escasa preparación, que se materializó en el vuelco de un vehículo con material. Muere un bebé de once meses en Reus por presuntos malos tratos familiares La Policía detiene al compañero de la madre, de 18 años, que estaba al cuidado del niño D. B. TARRAGONA. Los presuntos malos tratos en el ámbito familiar se han cobrado una nueva vida, esta vez la de un niño de tan sólo once meses de vida en Reus. El bebé, con hematomas por el cuerpo, llegó muerto al Hospital de San Juan de la población tarraconense, adonde fue trasladado el sábado a las tres de la tarde por una ambulancia desde su domicilio, situado en el número 2 de la calle María Antonia París. En el momento en que ocurrieron los hechos, el bebé estaba al cuidado de L. G. R. dominicano de 18 años y compañero sentimental de la madre, que fue detenido. La madre, de 20 años, procedente del mismo país y que, según los vecinos, se encuentra embarazada de cuatro meses, había salido a hacer unas compras. Los gritos de la joven al regresar a casa y ver lo que ocurría, alertaron a los vecinos y rápidamente se avisó a una ambulancia. El juez de Instrucción 3 de Reus, que estaba de guardia y lleva el caso, ha decretado secreto de sumario, lo que impide conocer más datos sobre este suceso. Sí se sabe que el bebé llegó al hospital con parada cardiorrespiratoria. Las maniobras de reanimación que los médicos le practicaron no Vecinos y periodistas, ante el inmueble de Reus donde reside la familia pudieron devolverle a la vida, según informó a este diario el jefe de guardia del centro sanitario, Víctor Sentís. La autopsia, practicada ayer y cuyos resultados no trascendieron, aclarará esta muerte. El trágico desenlace y los golpes que el bebé tenía por el cuerpo hizo que se activara el protocolo por un posible caso de malos tratos. Avisada la Policía Nacional, se detuvo en el mismo hospital a L. G. R. que ayer continuaba en la comisaría de Reus a la espera de pasar posiblemente hoy a disposición judicial. La madre sufrió un fuerte choque emocional al saber que su bebé había muerto. El niño era fruto de una relación anterior y, al parecer, el padre lo reclamaba para llevarlo a la República Dominicana. Conocidos de la pareja manifestaron que ya habían visto al niño con hematomas en alguna ocasión y que el detenido infligia malos tratos a su compañera. Los vecinos hablaban ayer de que son buenas personas y no se trata de una pareja problemática aunque alguna vez habían oído gritos y golpes. EFE A la Policía Nacional no le constaban estos datos y fuentes del cuerpo manifestaron que ahora se está investigando la situación familiar. Portavoces de la Dirección General de Atención a la Infancia de la Generalitat indicaron que los servicios sociales de la zona no tienen antecedentes de actuación en esta familia. Claudia, otro bebé de Tarragona, ingresó en el hospital con fractura craneal el 22 de abril, cuando tenía cinco meses. Su padre, cubano residente en Salou, está en prisión.