Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA LUNES 3 s 9 s 2007 ABC Mutua Universal ganó 24 millones más en 2006, según la Seguridad Social ABC BARCELONA. El resultado declarado por Mutua Universal en el ejercicio de 2006, que sitúa el beneficio en 138,82 millones de euros, es 24 millones inferior a los 162 millones que determina el informe elaborado por la Seguridad Social. Según explicaron a Efe fuentes cercanas a la mutua, esta diferencia fue incluida dentro de la documentación que la entidad presidida por Juan Echevarría mostró a la Comisión de Control y Seguimiento el pasado 26 de agosto. En la información que se incluye en la Memoria Anual correspondiente a este último año, el resultado neto es de 138,82 millones, lo que supone un crecimiento de las ganancias cercano al 50 por ciento respecto a los 92,86 millones de 2005. Las mismas fuentes concretaron que una pequeña parte de los grandes motivos de esta diferencia de cuentas entre la auditoría interna de la compañía y la de la Seguridad Social estriba en determinar quién es el responsable de proporcionar los botiquines para empresas. Así, un montante total de cinco millones de euros baila dentro de las cuentas de la mutua en las dos versiones encontradas, aunque de momento se desconocen el resto de los asientos contables en conflicto. Fuentes de Mutua Universal rechazaron opinar al respecto de esta diferencia, aunque sí recordaron la solvencia incuestionable de que goza la Mutua en la actualidad. Esta circunstancia se añade a la supuesta malversación de 6,13 millones de fondos públicos por parte de la Mutua, que en sus alegaciones ante la Seguridad Social para defenderse, presentadas el 24 de agosto, establecen un desfase de sólo 893.000 euros. El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, comparecerá esta semana ante la Comisión de Trabajo y Asuntos Sociales del Congreso de los Diputados para explicar las graves irregularidades detectadas en la gestión de la mutua. Así lo acordaron ayer por unanimidad los grupos parlamentarios de la Cámara Baja en la reunión de la Diputación Permanente, donde IUICV y el Grupo Mixto habían solicitado la comparecencia de Granados para dar cuenta del presunto fraude, que afecta a un gran número de ciudadanos y trabajadores de la empresa. La Comunidad Valenciana acoge ya 420 multinacionales frente al éxodo en Cataluña Estabilidad política, apuesta por el suelo industrial y rebajas fiscales propician una inversión extranjera de 8.500 millones A. CAPARRÓS VALENCIA. La estabilidad institucional es la primera de las razones que esgrime el Gobierno central cuando recomienda a los inversores extranjeros que abran nuevas vías de negocio en la Comunidad. En cambio, la sociedad estatal Interes Invest in Spain, creada en 2005 por el Ejecutivo de Zapatero, elude este factor cuando se refiere a Cataluña. Los debates identitarios, las trabas medioambientales y las exigencias lingüísticas son algunos de los argumentos que emplean empresarios catalanes o multinacionales instaladas en su territorio para justificar los procesos de deslocalización que, como un goteo, se han sucedido en los últimos años bajo la égida del tripartito. Los casos de Braun, Mercedes Benz, Samsung o Panasonic representan algunos ejemplos de esta sangría que situó a Cataluña como la autonomía que mayor número de despidos concentró el pasado año por causa de la temida deslocalización industrial. La situación en la Comunidad Valenciana se sitúa en el polo opuesto. Las condiciones que ofrece la región han permitido que los niveles de inversión extranjera hayan batido récords históricos. VCI, la agencia de captación de inversiones dependiente de la Generalitat valenciana, ha elaborado un informe que cifra en 8.500 millones de euros el monto total de las inversiones acumuladas en la actualidad. Al margen del marco político de estabilidad en contraposición con las fórmulas de gobierno basadas en la macedonia de siglas, el Gobierno valenciano ha incentivado las inversiones a través de la puesta en el mercado de suelo industrial o de rebajas en la presión fiscal, que han sido criticadas en los últimos meses por el Ejecutivo catalán. La apuesta de Ford Europa por la planta de Almussafes, certificada el pasado miércoles por su presidente, John Flemming, constituye la última prueba de la confianza de las grandes compañías internacionales a la hora de desarrollar proyectos en la región. La firma del óvalo destinará 425 millones de euros los próximos cinco años para modernizar su factoría valenciana. El jefe del Gobierno valenciano, Francisco Camps, puso a la firma automovilística como ejemplo para otras inversiones en la Comunidad. En este sentido, empresas como Cemex, UBE Chemical o British Petroleum han situado a la región como foco prioritario de su actividad en los últimos años. Próximamente, a ellas se unirán empresas del sector automovilístico como Hyunday o Toyota, a través de sus plataformas logísticas. Así, el número de multinacionales que operan en estos momentos en la Comunidad Valenciana se eleva a 420, según los datos aportados por VCI tras la última revisión estadística. El ejemplo de Ford Europa Marco político estable Solvencia incuestionable Primera manifestación en Defensa de las Tierras del Sénia contra del proyecto de una planta y almacén de gas en Vinaroz (Castellón) EFE Cinco mil tarraconenses se manifiestan contra un almacén de gas en Castellón ABC BARCELONA. Unas 5.000 personas se manifestaron ayer en Alcanar (Tarragona) contra el proyecto de construcción de un almacén de gas en el municipio colindante de Vinaroz (Castellón) Los manifestantes, en su mayoría vecinos de Alcanar, recorrieron los 1,5 kilómetros que separan el centro de la localidad de los terrenos de Vinaroz donde la empresa Escal GSL prevé construir la planta. En un punto de estos terrenos, y con la silueta del núcleo urbano de Alcanar al fondo, la Plataforma en Defensa de las Tierras del Sènia leyó un manifiesto en el que se enumeraron las razones por las que se opone al almacén de gas, informa Efe. Estamos aquí para protestar por el irreversible impacto que causará en el nivel de vida de la gente del territorio el proyecto Castor (referido al almacén de gas) empezaba el manifiesto. El documento advertía también de los posibles peli- gros que conllevará la creación de la planta a la población de Alcanar. Aducen también que no se garantiza la seguridad en caso de fuga de gas, explosión o avería y protestan por el impacto visual de la planta y los daños que puede ocasionar a la agricultura, la pesca o el incipiente turismo rural. Entre los manifestantes figuraban Alberto Fernández Díaz, del PP; Lluisa Lizarraga, del PSC; Marta Cid, de ERC y Daniel Pi, de ICV