Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 OPINIÓN LUNES 3 s 9 s 2007 ABC REVISTA DE PRENSA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid Por fax: 913 203 356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Katia Ballano Göring EpC y los hijos de los ministros Medidas urgentes para paliar los incendios Leo en la prensa que la ministra Narbona, en su visita a la provincia de Castellón, con motivo del incendio que ha asolado la comarca del l Alcalaten, ha prometido las mismas ayudas que en Canarias, es decir dinero. Nada más que dinero para paliar la catástrofe medioambiental. Pienso que ya es hora de que en España despertemos los ciudadanos y demandemos un organismo estatal con eficacia, que se encargue de cuidar, vigilar y recuperar las zonas forestales de este país. No sólo es que no exista, es que, ni a medio ni a largo plazo, se prevé crearlo. A lo único que hemos llegado es a la creación de una unidad de intervención rápida (la UME) en incendios dependiente del Ejército. Pero esto, con ser una medida eficaz, y más proviniendo de la izquierda gobernante que anteriormente se oponía a la utilización del Ejército en los incendios forestales, no es suficiente. Es necesario y urgente la creación de un organismo estatal que se encargue del cuidado y recuperación de las zonas forestales de España. Es necesario que despertemos en este país; que el monte no sólo se vigila en verano, por temor a los incendios; son necesarios trabajos de acondicionamiento, regeneración, reforestación y cuidado de todas estas zonas forestales y rurales. El dinero, creo, que no es la solución. Es una solución pobre y a medias, que no acaba con ninguno de los problemas existentes y que sólo sirve como remedio paliativo. No comprendo esta forma de proceder de nuestros gobernantes, en especial de quienes ahora nos gobiernan. Su elección del error, selectiva y permanente, nos coloca a los ciudadanos en la indefensión más absoluta. No lo entiendo. Ricardo Pérez. Castellón HIDRAS Y ROPA DE CHARRO as detenciones de los cuatro miembros de ETA en Cahors seguían captando ayer la atención de algunos medios, entre otrosladeLaNación, quedestacaba el hecho de que la banda ubique sus comandos en lugares cada vez más apartados de su santuario A juiciodelos investigadores- -reseñaba el diario- el dato más novedoso es que la banda está cada vez más lejos de su geografía habitual, lo que podría complicar sus desplazamientos Se hacía eco, además, de que por los descabezamientos que se están produciendo a raíz de las últimas detenciones, la banda debe apelar a jefes cada vez más jóvenes y con menos experiencia La Nación le ponía puntoy finala la información comentando que la historia también dice que ETA es como una hidra: le cortan la cabeza y, enseguida, lesaleotra. Elconsuelopolicial es que esa nueva cabeza será, muy posiblemente, menos experimentada que la anterior A las detenciones del sábado debemos añadir ahora una nueva peripecia- -más encaminada a hacer ruido que a herir personas- -de ETA que hizo estallar un artefacto de escasísima potencia en la localidad de Fuenmayor, en la región de La Rioja, sin que se produjeran daños según recogía ayer el diario mexicano, El Universalonline, en formadebreve teletipo. También en Copenhague se escuchó una explosión durante la manifestación contra el desalojo efectuado el pasado mes de marzo de la casa de juventud ocupada Ungdomshuset que degeneró en una auténtica batalla campal. Según señalaba el Hamburguer Abendblatt, una bomba incendiaria estalló en un coche de policía por lo que las fuerzas de seguridad recurrieron agaseslacrimógenos ydetuvieron a 63 manifestantes No es la primera vez que se producen este tipo de incidentes en protesta del cierre de Ungdomshuset. El diario explicaba que inmediatamente después del desahucio hubo varias noches seguidas de disturbios con numerosas detenciones y heridos Por otro lado, México celebró con Plácido Domingoel 50 aniversario de su carrera con un concierto en Guadalajara, según informaba ayer El Universal. Vestido de charro, interpretó arias de Fausto y Otelo acompañado de la soprano argentina Virginia Tola L A unos días de que en las comunidades más afortunadas comience a implantarse la EpC, parece obligado comparar a los hijos de los altos cargos con los del resto de los españoles. Mi padre me contó que, durante la República, los hijos de los ministros se educaban en colegios religiosos. Hoy, al parecer, la mayoría los matriculan en colegios extranjeros, ubicados dentro o fuera de España que, en todo caso, están exentos de la EpC. Si hubiera de dar un consejo a los padres, les diría lo de un autor contemporáneo: Que vuestros hijos vean- -lo ven todo desde niños, y lo juzgan- -que procuráis vivir de acuerdo con vuestra fe, que Dios no está sólo en vuestros labios, que está en vuestras obras; que os esforzáis por ser sinceros y leales, que os queréis y que los queréis de veras Supongo que los señores ministros, consecuentes con sus ideas, utilizarán el tiempo libre que les dejan sus muchas ocupaciones para, en sus entrañables tertulias familiares, completar la formación de sus hijos con la EpC. Si así lo hacen me parece perfecto, pues están cumpliendo su obligación usando el derecho que les asiste y consagra la Constitución. Lo que pedimos mi esposo y yo, y muchos millones- -incluida la mayoría silenciosa- es tener libre acceso a ese mismo derecho, con independencia del colegio donde se eduquen nuestros hijos. Queden con Dios. Amparo Boix Valencia Hay equipos que han llegado a pagar hasta cuarenta millones de euros por futbolista. Nada tengo en contra de este deporte, pero ¿no nos parecen escandalosas estas cantidades, mientras tres cuartas partes del mundo necesita comer para sobrevivir, necesita un empleo, necesita vivienda, necesita justicia? ¿No es algo verdaderamente escandaloso que en Occidente sigamos despilfarrando estas cifras, y nos olvidemos de que estas personas mueren a diario de necesidad? Josefina Galán Málaga Alquilar es cosa de pobres Comienza el curso escolar y con él, la inevitable compra de los libros de texto. Excelente papel, por supuesto más caro y más pesado; multitud de gráfi- Necesidad y despilfarro Acabo de saber que el sábado fue interceptado en Tenerife un cayuco con 57 inmigrantes a bordo, entre ellos al menos una docena de menores, después de que sus ocupantes alertaran desde alta mar a los servicios de emergencias. En esta ocasión han llegado con vida. Estas personas se juegan la vida porque tienen necesidad de todo, exponen sus vidas en busca de algo para comer. No es un problema que se pueda resolver a corto plazo, pero solución tiene, como todo en esta vida cuando ponemos los medios necesarios. Por otra parte, ya ha comenzado en España y en otros países, con todo el esplendor, la temporada futbolística. cos, dibujos y fotografías de alegre colorido, muchos completamente prescindibles; más de doscientas páginas, más de medio kilo de peso y alrededor de los treinta euros. Me sorprende que el Ministerio de Sanidad, tan proclive a vigilar la salud de los españoles en los últimos tiempos, no se haya sacado de la manga una ley para limitar el tamaño y el peso de los manuales escolares con el fin de aliviar las espaldas de nuestros escolares. Claro que, hablando de alivio, tampoco vendría nada mal para las economías familiares la práctica de muchos colegios extranjeros que ofrecen la posibilidad de alquilar todos los libros del curso por un módico precio, sea cual sea la situación económica de las familias. Debe ser que vivimos en una sociedad opulenta, donde la educación es un negocio y en la que es necesario educar a los niños en la idea de que alquilar es cosa de pobres. Maite González Correo electrónico Una noche de estas... Me acuesto, como siempre, escuchando la radio. Oigo una voz crispada, que parece pertenecer a César Antonio Molina, ministro de Cultura, cargando contra la gestión de Rosa Regàs en la Biblioteca Nacional. ¡Vaya espectáculo están dando! pienso para mí. Pasa a hablar de la gestión del Museo del Prado como un paradigma de bien hacer. Y de pronto, el bombazo. Escucho: Preveyendo (sic) el futuro Me duelen los oídos. ¡No puede ser! vuelvo a pensar para mí. ¿Eso lo ha dicho el ministro de Cultura del Gobierno de España? ¿No sabe que el gerundio del verbo prever es previendo? ¿Y ese señor estaba antes en el Cervantes? ¿Y es escritor? ¿En español? En los días siguientes miro a ver en los periódicos si algún columnista se ha hecho eco de semejante dislate. La emisora de radio vuelve a emitir la cuña radiofónica, pero omitiendo lo del preveyendo (hasta el escribirlo duele) ¿Me lo imaginé? Yo creo que no. He pedido la grabación. Ya sé que cualquiera puede cometer un lapsus pero, ¡hombre! que el ministro de Cultura del Gobierno de España diga eso me parece demasiado. Una disculpa al menos, ¿no? Porque dimitir ya sabemos que en este país no dimite casi nadie. Juan Carlos Martínez Madrid